Una inversión que brilló y se oxidó durante 2016

Si bien el hierro ha experimentado el mejor rally entre las materias primas durante este año, los analistas sostienen que perderá todo su brillo en el último trimestre.

El hierro es una de las inversiones más sólidas del 2016. Su cotización en los mercados ha experimentado un rally de 37,1% desde inicios de año por el aumento de la demanda china. ¿Nos conviene entonces invertir o ha terminado el ciclo alcista?

Lo analizamos a continuación…

La suba experimentada después de un 2015 desastroso para el hierro, nos traslada a China. Las autoridades del país asiático tienen toda la intención de que su economía continúe creciendo, impulsando las perspectivas sobre el consumo de acero.

Dado que el hierro es el principal componente del acero, su precio solo tuvo un camino: subir. Todo inversor asoció entonces a cualquier programa chino con una mayor inversión en infraestructura y, por ende, mayores compras.

Lo que persigue el Gobierno, es que el consumo sea el mayor impulsor del crecimiento, el cual iría a comprar vehículos y bienes raíces, que impulsarían la demanda del hierro.

Las formas de invertir en hierro

Básicamente, para invertir en hierro, tendrías que ver a las mineras internacionales con grandes yacimientos. Vale, la empresa brasilera es una de las que ha experimentado la mayor racha alcista.

VALE

Fuente: Yahoo Finanzas

Luego está la australiana Fortescue (FSUMF), otra de las mayores productoras de mineral de hierro en el mundo.

Fortescue

Fuente: Yahoo Finanzas

Otro de los grandes competidores es BHP Billiton (BHP), que tradicionalmente es uno de los modos más simples de los inversores para entrar al mundo del hierro.

IINVERTIR EN HIERRO

Fuente: Yahoo Finanzas

No solo se trata de compañías que han tenido un enorme éxito entre los consumidores durante los últimos años, además, las 3 empresas han generado ganancias extraordinarias para sus inversores a largo plazo.

¿Entonces es momento de invertir? Todo parece indicar que no.

El fin de la racha

El precio del hierro podría haber tocado su máximo, ya que ha acumulado un incremento de su nivel de precios del 50,8% desde la primera semana de diciembre, según Citigroup.

Es posible entonces que los precios empiecen a desinflarse pronto por el aumento de la oferta y la caída de la demanda de acero, sumándose a un coro de analistas que anticipan el fin del alza inesperada de esta materia prima.

¿Qué sucederá? Según analistas del banco dirigido por Ed Morse, el mineral alcanzará una media de 51 dólares por tonelada en el último trimestre del año y de 45 dólares en 2017.

De acuerdo con Citigroup, hasta hoy, el mineral de hierro y el carbón son las materias primas estrellas de 2016, pero advirtió que se debilitarán ante el reequilibrio de este sector. “No esperen que esta fortaleza dure. Estructuralmente continúa habiendo en el mundo un exceso de oferta de un material de bajo coste relativo”.

A su análisis se le suman Morgan Stanley y UBS que advierten la posibilidad de caída a medida que avanza 2016. Aunque la fortaleza del mineral de hiero persista hasta octubre, la debilidad de la demanda junto con un aumento de la producción podrían afectar los precios a partir de ese mes.

El mineral de hierro podría enfrentarse a dificultades serias para finales de 2016 y principios de 2017, según los analistas, debido a los equilibrios entre la oferta y demanda apuntan a precios más bajos ante el deterioro de la demanda de China y la producción de nuevos proyectos de Vale y Roy Hill.

Los pronósticos de las mineras

Las expectativas de las compañías mineras son variadas. Andrew Mackenzie de BHP Billiton decía la semana pasada que existe un riesgo de mayor caída en los precios ante el aumento de la producción de compañías de bajo coste.

Fortescue Metals, la australiana, comentaba esta semana que el incremento del gasto chino en infraestructura probablemente continúe creciendo, de modo que apuntale la demanda de acero y los precios del mineral de hierro.

Desde Morningstar también señalaban que las mineras están sobrevaloradas en su conjunto, siendo aquellas más apalancadas las que cuentan con un potencial de caída de más del 50% como Anglo American, CSN, Fortescue, Teck Resources, Vale y ArcelorMittal.

Los futuros de acero de refuerzo en China han ganado 46% en 2016, tras cinco años de caídas anuales, por el aumento de la demanda impulsada por las medidas de estímulo del Gobierno y el repunte del sector inmobiliario en un momento de escasas existencias.

Citigroup, por su parte, señaló que la producción de acero en China aumentó a principios de este año, pero que es probable que las condiciones se debiliten. “Nuestra advertencia bajista sobre el hierro deriva principalmente de un pronóstico pesimista sobre el acero”.

Deja tu respuesta