Una inversión para ganar sin correr riesgos

En el amplio universo de opciones financieras que te ofrece Wall Street existe una con gran potencial de ganancias y al mismo tiempo es sumamente segura. Conocé todos los detalles de esta oportunidad a continuación.

El reinado de las bajas tasas de interés a nivel internacional ha generado un impacto negativo sobre algunos sectores productivos y por ende, sobre los papeles vinculados a los mismos. Entre los más afectados se encuentra el rubro financiero.

Durante más de 8 años, las entidades bancarias de los Estados Unidos sufrieron el efecto de mantener los tipos en mínimos históricos y apenas a finales de 2015, esta situación comenzó a cambiar con la suba de 0,25 puntos básicos ejecutada por la Reserva Federal del país. A pesar de que luego de 8 meses las medidas en este sentido no se han repetido, existen esperanzas de revertir este comportamiento ahora que los datos de la economía estadounidense muestran solidez.

Las recientes cifras de empleo publicadas no solo validan el escenario de una suba para final de año, sino que además generan confianza para que también se de un incremento en septiembre. Actualmente, las encuestas arrojan 50% de probabilidades de que esto suceda. Ahora bien, ¿qué tiene que ver toda esta historia con tus inversiones?

A continuación te lo explicamos…

Es momento de invertir en la banca

En función de lo que ya te contamos, las expectativas del mercado están puestas sobre la publicación de las próximas actas de la entidad el 17 de agosto, así como el discurso de Janet Yellen en Jackson Hole el próximo 26 de este mes, ya que serán clave para esclarecer el escenario de política monetaria en los Estados Unidos.

En esa línea, el sector financiero es uno de los que más aplaude este comportamiento, ya que los bancos del país vieron mermar sus ganancias durante el reinado de los bajos tipos. Si bien una suba en las tasas de interés, también influye significativamente sobre otros activos , en este caso nos vamos a enfocar en el potencial de inversión de la banca estadounidense. 

De acuerdo con datos del medio financiero de Estrategia de Inversión, el segmento se encuentra atrasado en términos de valoración con respecto al mercado estadounidense en general, ya que mientras elos índices bursátiles Dow Jones,  S&P500 y Nasdaq100 cotizan en máximos históricos, los activos financieros apenas están recuperándose de todo el bear market vivido en 2008.

Una inversión para ganar sin riesgos en el mediano plazo

Ya quedó claro por qué el sector de entidades financieras podría recibir un impulso en los próximos meses y que además es atractivo porque cotiza en descuento. Sólo falta identificar cuál es la mejor estrategia para apostar al mismo y a continuación te la explicamos.

Existeun Fondo cotizado en Bolsa o ETFs ideal para invertir en este segmento. Se trata del Financial Select Sector SPDR Fund (XLF). Este instrumento refleja el comportamiento de las compañías financieras estadounidenses y la semana pasada logró romper la tendencia bajista que venía registrando en los últimos meses, por lo que puede que su etapa de “corrección” haya culminado y en consecuencia podría sostener una buena racha en el mediano plazo. 

Según los expertos, se espera que este instrumento llegue a cotizarse en torno a los 29 dólares, lo que implica un incremento importante frente a los 24 dólares actuales. Al mismo tiempo, los analistas manifiestan que solo con caídas por debajo de los 22,40 dólares, pasarán a alertar sobre un ajuste más profundo con posibilidades de regresar a los 21,50.

Pero si más allá de este tipo de opciones, preferís enfocarte en acciones particulares., te presentamos las que gozan de mejores recomendaciones en Wall Street. Con ello. hacemos referencia a Citigroup y JPMorgan.

La primera de ellas registró un repunte que superó el 4% ante el buen dato de empleo que ya mencionamos. Estas ganancias se suman a las que registra en el mercado de renta variable desde que marcó su mínimo de los últimos meses en junio. Casi un 80% de los expertos recomienda tomar posiciones en esta empresa. 

En esa misma línea, figura JP Morgan, que mantiene su recomendación de compra desde hace casi 7 años. Desde enero de 2015, los papeles de esta firma consiguen una rentabilidad superior al 12%. Impulsada por el dato de empleo, la cotización de las acciones de la entidad se apuntaron el viernes la mayor suba desde junio en torno a un 2,7%, lo que ha llevado a JP Morgan a superar la barrera de los 66 dólares, superando con ello sus máximos de 2015.

Con este repunte, la entidad financiera borró las cifras negativas que acumulaba en su balance anual y actualmente avanza casi medio punto porcentual en lo que va de ejercicio. Los expertos estiman que esta escalada continúe de cara a los próximos meses. YEl precio objetivo establecido para JP Morgan es de 70,5 dólares, lo que se traduce en un potencial del 6%. 

Como podés ver, la posible suba en las tasas de interés por parte de la Fed antes de cierre de año suma un gran potencial de ganancias a ciertos activos financieros. Si querés conocer qué otro instrumento de inversión está sujeto al paradero de los tipos de interés en los próximos meses, ingresá a este Informe Especial totalmente gratuito, que Inversor Global preparó exclusivamente para vos.

Deja tu respuesta