Tus inversiones superarán todos los récords con este mercado

Durante 2016, Brasil ha liderado el podio de ganancias al anotarse un alza de 69% en la bolsa local, la que otorga mayor rentabilidad en el mundo de hoy.

Los ojos del mundo están fijos en Río de Janeiro. Los Juegos Olímpicos son una excusa para dar seguimiento al impeachment de Dilma Rousseff o a lo que se ha convertido en el mercado de valores con mejor desempeño en el mundo: el Bovespa.

A diferencia de los Juegos Olímpicos que acapara la atención de toda clase de espectadores en el mundo, los mercados financieros de Brasil lo siguen los inversores más ansiosos por ganancias exorbitantes.

Por el lado de las acciones, casualmente quienes ocupan el podio de las mejores performance hasta hoy son mercados emergentes. El país local de los Juegos Olímpicos, Brasil lidera el podio con una suba en dólares del orden de 69%, seguido por el índice bursátil de Perú –el mejor del primer semestre-, con un alza del 62% en dólares y luego por Rusia con un crecimiento del 27%.

Según datos de Bloomberg, el índice 25/50 MSCI de Brasil ha aumentado más del 50% en 2016, mientras que el Índice de Baja Capitalización MSCI de Brasil ha aumentado más del 60%.

MSCI

Fuente: Google Finanzas

En ese top, el primer mercado desarrollado que aparece es Canadá con un avance del 21% y recién más abajo aparece Argentina con un alza de 15% en dólares.

La lista también está compuesta por Tailandia con una suba superior al 20%, Sudáfrica y Corea del Sur se anotan un avance del 14%. Estados Unidos, que contiene el mercado bursátil más conocido del mundo, tiene subas de 6,5% en promedio tanto para el Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq en lo que va de 2016.

Ese 6,5%  sucede en un contexto en que Wall Street quebró un récord histórico al ubicarse en máximos nunca vistos en los 3 índices y tal logro tiene méritos en sus inversiones.

Pero volvamos al mercado reinante en el mundo, ¿será posible que continúe este repunte?

//

Buenas noticias para invertir en Brasil

Después de que el país estuviera sumido dos años en una profunda recesión, Brasil parece haber encontrado un piso. La producción industrial empezó a mejorar y los índices de confiabilidad en el Gobierno muestran mejores números de los que tenía Dilma Rousseff.

Bovespa

Fuente: Google Finanzas

Las mejores en la tendencia de la inflación también son alentadoras. Los precios han comenzado a relajarse desde inicios de año debido al enfoque del Banco Central que ha sembrado buenas expectativas para 2017.

¿Qué nos dicen entonces los números? Las acciones brasileñas ascienden mientras que la percepción del riesgo desciende.

También hay malas noticias

Si bien hay números que están mejorando, el país aún camina en una delgada línea. Los desequilibrios, tales como cuentas fiscales débiles, altos niveles de deuda o desempleo, no han sido abordados, especialmente por las reformas necesarias son bastante completas y el público no las recibe de buen agrado.

Lo interesante en el panorama es el voto final pendiente para la destitución de la presidenta Dilma Rousseff, que se llevará a cabo a fines de este mes y sería el impulso necesario para acelerar las reformas, tales como el recorte del gasto fiscal y la renovación del sistema de pensión.

El problema es que debido al marcado aumento en los mercados durante 2016, todo parece indicar que los inversores apuestan al escenario más optimista. Si este llegara a desplomarse, es probable que corrijan su rumbo, posiblemente de forma brusca.

//

¿Cómo le va a las monedas?

La oportunidad de ganancias no es únicamente para el mercado accionario sino también para las monedas. El real se ha apreciado 23% durante 2016. De segundo lugar en el podio se encuentra la moneda japonesa, el Yen, que ha logrado una recuperación del 20% y luego está el Rand Sudafricano con un avance del 15% y el rublo ruso con un alza del 13%.

El peso argentino, por su parte, se encuentra entre los peores de la competencia con una devaluación de la moneda del 12% seguido por la libra esterlina con una caída del 11% luego del Brexit.

//

Detrás del fenómeno

Si analizamos el podio de acciones y monedas, los emergentes son los grandes protagonistas en el escenario bursátil.

La gran negatividad de los últimos años sobre los emergentes son un factor psicológico que acerca las posibilidades de ver nuevos avances en el mediano plazo.

El apetito por riesgo global y las tasas en mínimos históricos son argumentos que potencian la continuidad en la suba de los emergentes. La estabilidad en el precio del petróleo y de las materias primas también contribuyen a ese ciclo alcista del dólar.

Hay un dicho en la bolsa que reza: “septiembre suele ser el mes más difícil para la bolsa”. Lo cierto es que este año también lo han sido todos los demás. Otros factores que serán clave en las próximas semanas es que de a poco las elecciones norteamericanas y las decisiones de la FED comenzaran a ponderar más en las noticias bursátiles y financieras como serán determinantes para definir si el podio actual se mantendrá durante el resto del año.

Deja tu respuesta