¿Puede Wall Street continuar su racha alcista?

La Bolsa estadounidense luce atractiva, especialmente si tenemos en cuenta que hay escasas alternativas, tanto en mercados de renta fija como variable.

La Bolsa americana vive momentos históricos. Tardaron 16 años para que los 3 índices más importantes batieran récords conjuntamente, pero por ¿cuánto más es sostenible ese camino alcista de Wall Street?

No siempre fue así. Hasta el 11 de febrero, día en que tocó mínimos, el Dow Jones se desplomaba 10,1%;  el Nasdaq en 14,8% y el S&P 500 en 10,5%. El derrumbe del dólar se sumaba a la crisis del sector petrolero y la inestabilidad de China. Nadie imaginaba su recuperación durante 2016.

Desde aquel mínimo en febrero, Wall Street ha inspirado a los tres índices más importantes que, al unísono han superado todos sus récords.

El Dow Jones ha volado 18,3% en 6 meses.

DOW JONES

Fuente: Google Finanzas

El Nasdaq ha subido 22% en lo que va de año.

NASDAQ

Fuente: Google Finanzas

El S&P 500 ha crecido 19,5% durante 2016.

SP500

Fuente: Google Finanzas

Con los tres índices en lo más alto de su carrera, en cimas nunca antes vistas, la pregunta es si se encuentra al inicio de su trayectoria o si ya lo dieron todo y viene una corrección en camino.

El escenario de fondo en Wall Street

La economía estadounidense no da señales de estar a las puertas de una recesión. El PBI en la primera mitad del año fue débil, pero en la segunda se ve mejor. El empleo crece y el consumidor gasta con voracidad.

Luego está el shock petrolero que ya se ha absorbido y la economía ha resistido su embate. Además, las cotizaciones del crudo se han recuperado luego de los mínimos del ciclo actual que tocaron a principios de año.

En tercer lugar, la economía de China, pese a que sigue su desaceleración, se ha logrado estabilizar. El Brexit, tras el descalabro inicial, se empieza a digerir y los mercados se han sobrepuesto de manera veloz.

¿Conviene invertir en Wall Street?

En ese contexto, la economía estadounidense es la que mejor luce y su bolsa aún es atractiva. Más si tenemos en cuenta que las alternativas son escasas, tanto en otras bolsas como en el mercado de bonos.

Las tasas pagan muy poco para el riesgo en que se incurre, un alza que tasas supondrá fuertes pérdidas de capital, y además remunera al inversor menos de lo que pagan al compañías en dividendos.

En consecuencia, los capitales están acudiendo a acciones seguras, aburridas, pero cuyos dividendos son más jugosos que lo que paga un bono. Estos papeles serían algunos como Johson & Johnson, Merk o Cisco.

Pero si todo pinta bien, ¿por qué Wall Street tendría poco margen para nuevos récords? Por dos razones: uno, la bolsa está cara y, en segundo lugar, la FED es consciente de esto que es difícil de justificar, por lo que tratará de limitar  las futuras ganancias bursátiles bajo el argumento de evitar futuros estallidos y preservar la estabilidad financiera futura.

De todos modos, hay una inversión que es mucho más prometedora que todas las demás.

Ahora vamos a la parte más técnica del asunto…

Sobre-compra de acciones

Lo cierto es que estos movimientos han colocado a las acciones en niveles de sobre demanda en el corto plazo, lo que se verifica también en índices que muestran una cierta complacencia en la plaza bursátil neoyorquina.

En Wall Street existen índices que miden el nivel de confianza con el que opera el mercado bursátil y que determinan el consenso alcista en Estados Unidos.

Se llama “bullish consensus”. Cuando muestra niveles superiores al 70% implica que ese porcentaje de los participantes se muestran confiados de que la bolsa seguirá subiendo. En cambio, cuando es inferior al 30% quiere decir que un tercio de los profesionales del mercado están en una racha alcista.

Cuando el bullish consensus marca niveles elevados, en realidad se trata de un dato que no debe entenderse como un argumento para incrementar la confianza en nuestro portafolio, sino más bien para ser cautos.

¿Viene un ajuste en Wall Street?

Esto significa que si el 70% de los participantes está confiado de que el mercado seguirá subiendo, estamos dentro de un escenario en el que se acerca un ajuste importante. La suba de acciones hace trepar este indicador y termina por agotarse cuando se satura.

En el sentido opuesto, cuando el indicador marca un nivel menor al 30% de confianza alcista es porque probablemente el mercado se encuentra dentro de un ajuste profundo y estemos próximos a ver una recuperación en las próximas semanas, por lo que se debería incrementar la expectativa de piso.

Este indicador permite al inversor conocer en qué fase del avance o del ajuste se encuentran los índices bursátiles en Estados Unidos y dan una información adicional para el manejo del riesgo en sus portafolios de inversión.

Si bien es cierto que el nivel de complacencia de estos índices son elevados, esto no supone aún una señal para salir a vender nuestras posiciones o apostar a una baja abrupta.

Pero sí queremos tener en cuenta que el bullish consensus tiende a ser una guía sobre cuál puede ser el próximo movimiento del mercado, al menos en el mediano plazo, Justamente, el hecho de que estos índices se mantengan en niveles elevados, acerca las chances de podr ver un recorte y evaluar si la tendencia alcista logra sostenerse.

De todos modos, si querés apostar a Wall Street, te presentamos la inversión más prometedora de la bolsa norteamericana en el siguiente Informe Especial elaborado de forma totalmente gratuita por el equipo de Inversor Global.

Deja tu respuesta