Las potencias mundiales se cubren con oro, ¿sabés por qué?

Tanto China como Rusia tienen años comprando el metal precioso para desplazar a Estados Unidos como potencia monetaria, un ritmo que han imitado los emergentes.

En épocas de crisis financieras mundiales el oro es el preferido de los bancos centrales e inversores como activos refugio cuando el papel moneda lo pierda. Los dos países que más se han entusiasmado en los últimos años por este metal han sido China y Rusia, ¿es que acaso presagian algo que el resto del mundo no puede ver?

El precio del oro se sitúa hoy a 1.365 dólares por onza, un crecimiento de 7% versus el mismo período del año pasado cuando rondaba los 1.278 dólares.

//

¿Por qué sube el oro?

La suba en los precios del oro se asocia al crecimiento ralentizado del PBI de Estados Unidos. De este modo, la compra por parte de varios bancos centrales ha podido contribuir a la suba en los precios del oro.

Mientras todos los ojos están puestos en el precio del petróleo y en la tasa de cambio rublo/dólar, el Banco Central de Rusia ha estado comprando silenciosamente altas cantidades de oro durante el último año.

oro

¿Quién compra oro?

De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), desde 2005 Rusia ha triplicado sus reservas de oro. Solo en 2014 le correspondió aproximadamente un tercio de todas las adquisiciones del metal por parte de los bancos centrales del mundo.

Como resultado, a inicios de 2015, Rusia se situaba como el quinto mayor estado poseedor de oro, unas 1.187,5 toneladas.

Ese mismo rating ubica a China justo debajo de Rusia, con 1.054,1 toneladas. Sin embargo, es probable que la cifra sea mucho más elevada, ya que desde hace años Pekín mantene sus compras en secreto.

Países como Kazajistán, Kirguistán, Bielorrusia, Serbia y Grecia son activos compradores de oro, mientras que Alemania y los Países Bajos han repatriado sus reservas guardadas en el extranjero.

//

¿Por qué el banco central compra oro?

La demanda del metal no deja de crecer porque es un instrumento para contener la inflación. Además, forma parte de una estrategia diseñada a romper el monopolio del dólar.

Una Rusia que parece estar en una guerra de divisas contra Estados Unidos puede crear una alianza con China para instaurar un sistema financiero internacional que no se base en el dólar, opina el experto Louis Cammarsano en un artículo en el portal Active Rain.

De hecho, considera que el hecho de que Rusia y China compren oro de la forma en que lo hacen significa un cambio clave de moneda mundial ya está en marcha. Por ejemplo, el país asiático podría, en su momento, convertir al yuan en una divisa internacional respaldada por el oro, lo que haría palidecer al dólar en el mercado global.

Lo cierto es que los motivos son muchos. En el caso de Rusia es el malestar por la excesiva dependencia en el dólar, muy agudo en vista de las sanciones lideradas por Norteamérica sobre la invasión de Crimea.

El mayor tenedor de oro

El mayor tenedor oficial de oro en el mundo es Estados Unidos con 8.134 toneladas, más de cuatro veces las de China (1.808 toneladas), cinco veces las de Rusia 1.499 toneladas –seguido de Alemania, con 3.380 toneladas, el propio FMI con 2.814 toneladas, Italia con 2.452 toneladas y Francia con 2.436 toneladas.

Si China busca ser un desafío a largo plazo para la dominación monetaria estadounidense, Pekín buscará cerrar la brecha con los titulares más grandes mediante un mayor control en su producción local o disponiendo alguna forma de compra de oro a gran escala.

//

¡Adiós a la deuda de Estados Unidos!

Una prueba adicional de que el objetivo chino/ruso es desplazar a Estados Unidos es que paralelo a la compra de oro, estos bancos centrales han vendido sus tenencias de deuda del Tesoro estadounidense.

Por ejemplo, en diciembre de 2015, Rusia mantenía 92.000 millones de dólares en bonos del Tesoro de Estados Unidos, contra 132.000 millones en enero de 2014.

¿Cómo le va al oro?

El oro vive un buen momento, especialmente tras el Brexit que sembró incertidumbre en los mercados mundiales, pero independientemente de esta clase de sucesos, durante el primer trimestre selló su mejor avance en 30 años, debido a que la demanda global del metal precioso marcó un récord.

De acuerdo con el Consejo Mundial del Oro, se tiene previsto que la incertidumbre del mercado y las políticas monetarias no convencionales seguirán empujando la inversión y la demanda de oro por parte de los bancos centrales, lo cual se combina con la recuperación esperada en India, uno de los mayores consumidores de oro del mundo.

Lo que es cierto es que la compra de oro por parte de los bancos centrales ha representado 13% de la demanda global del metal, dado que no son solo China y Rusia, sino que los mercados emergentes han copiado estos movimientos y lo hacen para fortalecer la credibilidad de sus divisas en un contexto de volatilidad.

Deja tu respuesta