¿Cómo interpretamos la apuesta de Buffett hacia Apple?

El gigante tecnológico no ha mostrado su mejor cara durante los últimos meses, de modo que la apuesta del “Oráculo de Omaha” abre espacio a las dudas del mercado.

Warren Buffett reforzó su apuesta por Apple al elevar su participación hasta un total de 15.227 millones de acciones, lo que representa un incremento de 55,2% respecto a los títulos que su compañía Berkshire Hathaway mantenía en cartera desde el pasado mes de marzo.

¿Conviene preguntarnos entonces cuál es el atractivo en los papeles de Apple?

APPLE

Fuente: Google Finanzas

Lo cierto es que las megas compañías tampoco son un puerto seguro cuando se trata de acciones. Incluso los grandes pueden perder dinero. Es el caso de Apple Inc, que ha sufrido un declive de 9,8% durante el último año y hay posibilidades de que no consiga alivio hasta 2017.

Tal vez por eso famosos inversores como George Soros o Carl Icahn cerraron sus posiciones en torno a Apple, que la abandonaron en el primer trimestre del año.

La inversión en Apple: teorías

¿A qué obedece este movimiento contrario a los designios del mercado?

Se dice que la decisión de ampliar la participación en Apple fue tomada por Todd Combs y Ted Weschler, dos de los administradores del portafolio de Berkshire Hathaway, algo que aclaró Buffett en mayo pasado.

Combs y Weschler son antiguos gestores de fondos que se incorporaron en 2012 al equipo inversor del conglomerado. Cada uno gestiona carteras valoradas en 9.000 millones de dólares, aunque podrían asumir la gestión de todo el vehículo inversor cuando Buffett decida retirarse.

Otra posibilidad es que en Berkshire Hathaway se están amarrando a una tendencia: los últimos 2 años, las acciones de Apple cayeron días previos a su evento de hardware –siempre celebrado en septiembre- durante el cual lanzaron su respectivo iPhone.

Apple en la temporada de balances

Durante la temporada de balances, superó las expectativas de los analistas al vender más iPhones de los que se pensaba, aplacando temores a que la demanda por el producto más importante de la compañía tocara techo.

En consecuencia, las acciones de Apple subieron 7%, hasta 103,57 dólares, en operaciones después de hora tras conocerse los resultados.

La compañía más valiosa del mundo entre las que cotizan en bolsa vendió 40,4 millones de iPhone, 15% menos que el año pasado, pero más que lo pronosticado por analistas: 40,2 millones, especialmente por una tendencia a conservar los teléfonos por mayor tiempo.

Pero aun así sería difícil pensar que Buffett mostrara repentino interés en Apple. Si nos trasladamos a 2012, el Oráculo de Omaha, dijo que estaba de acuerdo en invertir en empresas más antiguas como IBM, debido a que se sentía incómodo con los gigantes tecnológicos que crecían de forma tan acelerado como Apple o Google.

¿Cambió algo en su forma de pensar? No, de hecho, fue Apple la que cambió.

¡Te enseñamos a invertir en tecnológicas de altura como Microsoft o Apple!

Los cambios detrás de Apple

  1. Excluida de los estándares

Según los estándares de Wall Street, Apple ya no es parte de los gigantes tecnológicos de crecimiento acelerado al que Buffett criticaba.

Durante los próximos 5 años, se pronostica que las ganancias de la compañía crecerán un modesto 8,7% al año, una baja tasa respecto al alza de 30% que Apple ha disfrutado en los últimos años.

Para que puedas entenderlo, incluso General Electric está en camino de crecer más rápidamente en los próximos 5 años, con una previsión de crecimiento del 10,5%.

  1. Una ganga

Los inversores, en promedio, persiguen a estas compañías de rápido crecimiento, pero la verdad es que las operaciones de bolsa de Apple en relación precio/beneficios es de alrededor de 12 veces, cuando las acciones tecnológicas se multiplican por 20.

Esto es sinónimo de que Apple es relativamente barato y debe atraer a los cazadores de gangas como Buffett.

  1. Otro modelo de negocios

Los usuarios de PC no necesitan comprar a Microsoft nuevos modelos cada tanto. Sin embargo, muchos compran actualizaciones periódicas para que sus dispositivos continúen funcionando.

Esto es lo que ocurre ahora con Apple. Su modelo de negocios no están diferente al de las afeitadoras de Gillette´s, que cada cierto tiempo deben reemplazar sus hojillas, sosteniendo un ciclo.

En ese sentido, iTunes es la afeitadora. Los usuarios pasan años comprando música, videos y otros servicios, de modo que con esa inversión, no sería recomendable de un día a otro pasarse a la competencia. Ahí es cuando aparecen nuevos dispositivos para reemplazar el anterior, tal cual una hojilla.

  1. Nadie más apuesta a Apple

Buffett siempre ha tenido una filosofía clara: “ser temeroso cuando otros son codicioso y codicioso cuando otros son temerosos”.

Así tendría sentido la afirmación de Buffett hace 4 años cuando evitaba acciones de explosivo crecimiento como Apple.

Además, la empresa ha empezado a desacelerar su crecimiento, alejando inversores que apostaban al gigante tecnológico.

¿Querés saber cómo invertir en Apple? Te lo contamos en el siguiente Informe Especial elaborado gratuitamente para vos.

Deja tu respuesta