Cómo ganar en un mercado en el que todos pierden

En los mercados internacionales la renta fija soberana ha perdido atractivo debido al dominio de las tasas de interés negativa. Sin embargo, existen estrategias para sobrevivir a la tendencia y obtener atractivas ganancias. Conocé los detalles a continuación. 

Los inversores con posiciones en el mercado internacional están familiarizados con el dominio de las tasas de interés negativas o cercanas a cero en Europa y los Estados Unidos. Esta condición, que más que una etapa parece una tendencia estructural ha provocado que los bonos soberanos pierdan atractivo como instrumentos de inversión seguros y en consecuencia, aquellos ahorristas que quieran retornos significativos, están en la obligación de asumir riesgos.

Por si fuera poco, la caída en los tipos de interés se está agudizando y como prueba de ello, en días recientes el Banco de Inglaterra redujo hasta el 0,25% el precio del dinero en el país, por primera vez en más de siete años. No queda duda de que una estrategia de inversión enfocada en obtener ganancias reales debe basarse en comprar riesgo y volatilidad

El cambio en la dinámica ha sido tan brusco que puede observarse en un simple ejemplo. Hace unos años, un inversor conservador estaba satisfecho con un retorno anual fijo de 4%, lo que hoy, en un contexto de bajas tasas de interés es una utopía, puesto que la rentabilidad máxima que este tipo de ahorrista puede conseguir hoy en el segmento es de 0,5%.

Pero no todo está perdido. Seguramente te has planteado un sinfín de preguntas financieras que podemos ayudarte a responder. Al mismo tiempo, te presentamos una serie de estrategias para ganar en un mercado en el que todos pierden o bien, ganan muy poco.

Estrategias para invertir con éxito en el mercado actual

1. Estrategia de rentas

Se trata de una modalidad de inversión muy antigua pero que aún hoy sigue funcionado. Existen varias maneras de ponerlas en práctica, como las que te mostramos a continuación. 

– Comprar títulos de deuda para mantenerlos hasta su vencimiento cobrando cupones. La clave  en este caso es acudir al mejor emisor del mercado y por ende, el más seguro. En esa línea, también se puede jugar con la curva de tipos, tanto en lo que al plazo del bono se refiere, como en la calidad del emisor. Es decir, se pueden calificar como muy solvente, suficientemente solvente o arriesgado.

– Comprar acciones de alta rentabilidad que ofrecen dividendos. Se trata de activos de grandes empresas, cuya solvencia está garantizada y que, más allá de su posible variación en Bolsa, no generen dudas sobre su viabilidad a futuro.

Las estrategias mencionadas se pueden llevar a cabo por medio de fondos de inversión, lo que facilita el trabajo para el inversor.


2. Estrategia de retorno absoluto

De acuerdo con información de Estrategia de Inversión, el retorno absoluto real, solo se puede lograrse invirtiendo en hedge funds. El problema en este caso es que para invertir en ellos se necesita contar con un capital importante. No obstante. existen entidades que funcionan de manera similar a estos y permiten entrar con sumas de dinero más modestas, como los “fondos de inversión de retorno absoluto”.

Un fondo con estas características utiliza tanto estrategias de inversión tradicionales que consisten en establecer posiciones largas, al tiempo que también se valen de estrategias complejas a partir de posiciones cortas o o de venta. Estos no deberían depender directamente del mercado, o guiarse por un índice de referencia, por lo que pueden estar abiertos a toda clase de activos y normalmente tienenr un objetivo de rentabilidad muy claro y una limitación al riesgo máximo que se va a asumir.


3. Estrategias multiactivos

La palabra multiactivos hace referencia a los fondos mixtos tradicionales. Los mismos, combinan posiciones tanto en bonos como en acciones en distintas proporciones. Suelen valerse de lo que se conoce como tactical allocation, que hace referencia a la estrategia de un fondo mixto que goza de liquidez, cuenta con bonos y papeles de renta variable y puede ajustarse en función de las perspectivas del mercado.

Se trata de la estrategia que más se adapta a lo que buscan los inversores actualmente. Estos pueden ser de diversos tipos, como defensivos (con más posiciones en instrumentos de renta fija y bonos en general), agresivos (sobreponderan al mercado accionario) y flexibles (el individuo modifica la cartera a su discreción, es decir, a partir de sus consideraciones sobre las perspectivas de la renta variable y la fija).


4. Estrategias ‘smart beta’

Esta técnica está ligada a los famosos fondos cotizados en Bolsa o ETFs. Estos fondos replican a un índice particular, por lo que el gestor en principio no necesita hacer nada, sino esperar. Sin embargo, la estrategia smart beta modifica la ponderación del conglomerado bursátil en cuestión,  en función de criterios numéricos y de análisis fundamental.

Es decir, mejora los criterios de ponderación de los índices para obtener una relación rentabilidad-riesgo más óptima, que la que ofrece el propio índice.

Si te estás iniciando en el mundo de las finanzas, es posible que tengas muchas interrogantes que van más allá de las estrategias que acabamos de explicarte. Si querés obtener las respuestas a todas estas preguntas sobre plata, ingresá a este Informe Especial, totalmente gratuito que Inversor Global preparó exclusivamente para vos.

Deja tu respuesta