¿Cómo afecta el plan económico de Donald Trump a Wall Street?

Un programa financiero sin sorpresas y un equipo  conocedor de las inversiones,  ¿son sinónimos de confianza para la Bolsa estadounidense?

¿Cuál es el programa económico de Donald Trump y cómo afectará a tus inversiones en Wall Street? Su iniciativa que busca “empoderar a los estadounidenses liberando las herramientas para que todos ganen  económicamente” no dice mucho, así que vamos a lo específico.

Estos son los puntos más relevantes de un proyecto al que le faltó un punto clave: ¿cómo será financiado?

//

El plan Trump

  • Bajar el Impuesto Federal Sobre la Renta, aplicación en una reducción de la tasa máxima del 39,6% al 33%.
  • Permitir una deducción fiscal completa del costo medio del cuidado de los menores de edad
  • Una baja del impuesto de sociedades del 35% al 15%, y tasa del 10% para la repatriación de los beneficios generados en el extranjero
  • Moratoria de las nuevas reglamentaciones económicas y eliminar aquellas que no son necesarias, ni mejoran la seguridad y destruyen empleos.
  • Retiraría a Estados Unido del Acuerdo Transpacífico (TPP) firmado en 2015 por Barack Obama junto a otros 11 países
  • Renegociaría el Tratado de Libre Comercio con México y Canadá
  • Introduciría nuevas medidas de protección contra la manipulación monetaria
  • Aplicaría sanciones aduaneras contra país que hagan trampas al subvencionar productos.
  • Demandará a China por el robo de propiedad intelectual y el dumping comercial
  • Anulará el plan climático de Barack Obama y del acuerdo de París.

En resumen, bajas de impuestos, eliminación de regulaciones, fomento al sector energético y denuncia contra acuerdos de libre comercio, elementos clásicos de la ortodoxia del partido Republicano. En otras palabras, no hubo grandes sorpresas.

//

El equipo de Donald Trump

Lo cierto es que Trump se ha rodeado de millonarios profesionales de Wall Street para desmontar la imagen de que el mercado de valores le teme a su candidatura.

Lo componen Streven Feinberg, del fondo de inversión Cerberus, y John Paulson, el tiburón de Wall Street, que se enriqueció al apostar por el derrumbe del mercado hipotecario. También aparece el petrolero Harold Hamm, mejor conocido como el rey del fracking.

También se encuentra entre sus principales donantes el banquero Andy Beal y el financiero Steven Mnuchin, ex ejecutivo de Goldman Sachs.

El efecto Trump en Wall Stret

Un programa económico sin sorpresas y un equipo económico conocedor del mercado  ¿son sinónimos de confianza para Wall Street? A primera vista, Donald Trump es todo lo que le gusta al mundo bursátil estadounidense: un millonario cuyo imperio inmobiliario ha aportado grandes negocios a los bancos y cuyas torres de lujo albergan a ricos y famosos.

Pero la lista de temores es amplia…

Un presidente Donald Trump lanzaría una guerra comercial con China; aumentaría impuestos a los ricos e interferiría en la política monetaria que lleva la Reserva Federal. Sembraría entonces la incertidumbre en los mercados.

De hecho, las empresas están desconcertadas por los comentarios improvisados de Trump sobre asuntos cruciales de negocios casi a diario desde que lanzó su campaña. Por un lado, denuncia los altos salarios de los jefes ejecutivos, la codicia de los banqueros y las ventajas tributarias de los administradores de fondos de Wall Street.

//

Por mal que caiga, Trump ha amenazado a la enorme cantidad de inmigrantes indocumentados, que permiten a las empresas estadounidenses contar con una gran oferta de trabajadores con bajos salarios.

Incluso ha despotricado contra titanes de empresas estadounidenses como Ford y Apple, porque fabrican fuera del país.

Desde el punto de vista de Buffett

Uno de sus opositores ha sido el legendario inversor, Warren Buffett, quien planteó un encuentro antes de las elecciones de noviembre para hacer públicas sus declaraciones de impuestos.

De hecho, Buffett manifestó que a la hora de invertir confía en un mono para hacer una mejor selección que Trump. Su crítica se produjo en un momento en que señalaba que el multimillonario lanzó su compañía en el mercado de valores, perdiendo casi todo su valor en unos pocos años.

Trump Hotels & Casino Resorts recaudó 140 millones en su oferta pública inicial en 1995. Fue incluido en la Bolsa de Nueva York bajo las iniciales de Trum (DJT). Poseía y operaba Trump plaza y varios otros casinos.

La compañía perdía constantemente dinero. Estuvo en números rojos durante cuatro de los cinco años antes de su salida a Bolsa hasta 2004 cuando se declaró en quiebra.

Buffett es uno de varios millonarios estadounidenses que respaldan la candidatura de Hillary Clinton a la Casa Blanca, incluyendo al magnate y exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg y a Mark Cuban propietario de los Dallas Mavericks.

Deja tu respuesta