2 inversiones en verde para pensar en el largo plazo

El mercado espera que las tasas de las Lebacs continúen en descenso, de modo que los inversores toman otro camino para lograr buenos retornos con el dólar.

La promesa del segundo semestre llegó con retraso. Finalmente, el Banco Central ha confirmado que la inflación desacelera su vertiginoso ritmo y las tasas de interés del corto plazo también han sostenido su caminata en descenso, lo que ha llevado a que los inversores piensen nuevas estrategias para multiplicar los ahorros.

Como las tasas de las Letras del Banco Central (Lebac) probablemente sigan su camino en descenso durante las próximas semanas a una zona entre 25% y 28%, el gran protagonista en escena es el dólar, que podría superar los 16 pesos para fines de 2016.

¿Cuál es la inversión que se roba todas las miradas de los inversores?

Los bonos en moneda estadounidense son las grandes estrellas del mercado, especialmente los títulos del tramo medio de la curva que ofrecen retornos por encima del 4% anual.

Se trata de una inversión que no para de ser rentable con la entrada en escena del blanqueo de capitales, que no solo llegó para salvar el año fiscal, sino para apuntalar las cotizaciones de bonos y acciones locales.

¿Cuáles son los bonos en dólares más destacados?

El Discount en dólares, tanto en su versión con legislación local como en su alternativa con ley de Nueva York (DICA y DICY, respectivamente) es uno de los que tiene más potencial. Hoy tiene un rendimiento de 6,75%.

Luego está el Bonar 2024, un instrumento que se vería beneficiado con el blanqueo, al igual que el Bonar 2020 y el Bonar 2019, con tasas que oscilan entre 4,3% y 5,5%.

También hay emisiones provinciales para quienes las prefieran: el título de Buenos Aires con vencimiento en 2021 (BP21) y su par de Mendoza que vence en 2024.

¿Por qué son tan atractivos?

Se trata de opciones en dólares. Si hay ingreso de capitales, en algún momento se volverá a hablar de un atraso cambiario y el Banco Central, difícilmente, pueda mantener quieta la divisa por seis meses.

Lo cierto es que algunas de las inversiones en pesos pierden ese encanto que tenían a principios de año…

Una inversión vinculada al dólar

Luego están los bonos dollar-linked, una alternativa para quienes apuestan al recalentamiento del dólar, aunque esta inversión en particular requiere estar muy atento a los vaivenes del mercado.

Los títulos dollar-linked son aquellos emitidos por el Estado que pueden ser adquiridos o vendidos en pesos pero siguen como parámetro la cotización del dólar al momento de la operación. ¿Sabés cómo ganar con estas opciones?

Dentro del universo de la renta fija, está el Chubut 2019, con vencimiento en octubre y rendimientos de 12,5% al año, cuyos intereses se pagan trimestralmente y están atados a una tasa fija de 4%.

Si buscás un retorno más rápido en tu inversión en la amplia gama de los dollar-linked, se encuentra el Mendoza 2018, que ofrece una Tasa de Rentabilidad Interna (TIR) de 11,7%.

El Bonad 2017 alberga grandes expectativas durante los próximos meses, especialmente porque a principio de año su cotización caía.

Evitando el dólar

Si querés evitar toda opción relacionada al dólar y preferís inversiones en pesos, tenés que enfocarte en el largo plazo.

Los grandes inversores del mercado han salido de la parte corta de la curva de las Lebacs y se posicionan en la parte larga. Te explicamos por qué…

Al ver que las tasas empiezan a recortarse con más frecuencia –hoy es 29,25%-, los inversores empiezan a refugiarse en el largo plazo, con una tasa fija del 26% o 27% en 8 meses, que es un rendimiento interesante si crees en la promesa del Gobierno referente a que la inflación será mucho menor en el año 2017.

Según datos del Mercado Abierto Electrónico (MAE), mientras que en enero de este año el monto negociado en Lebacs era del 61%, en julio fue de 80%

Dos semanas atrás, las ofertas por las Lebacs a 252 días alcanzaron apenas el 1,73% del total, mientras que la pasada las propuestas por esas mismas letras representaron el 6,34% de la demanda total.

Lo cierto es que pese a la sostenida desaceleración de la inflación que muestran los datos del INDEC y las consultoras privadas, aún se recomiendan bonos que ajustan por CER de largo plazo, como es el Discount en pesos.

¿Y el Merval?

El Merval tuvo una de sus peores noticias la semana pasada cuando la Corte Suprema avaló el freno tarifario y las acciones energéticas vieron como el desempeño alcanzado en los últimos meses se desplomaba.

Tras tocar un piso, lo lógico es que el Merval empiece a encaminarse hacia su recuperación, de modo que el mercado continuará con su estado de ánimo optimista de ahora en adelante.

El mercado ha entendido que tarde o temprano las tarifas deberán ajustarse dada la insostenibilidad del sistema energético nacional y que incluso esta situación puede forzar al Gobierno a emprender nuevas reformas económicas, mucho más ortodoxas fiscalmente, para así sanear las cuentas públicas y frenar el crecimiento del déficit.

¿Cuáles serían las alternativas más beneficiadas en un escenario así?

Las acciones. Recordá que con la llegada del cuarto trimestre podríamos ver cómo el Merval suma 5 nombres a su índice pasando a tener 20 acciones. Las expectativas se vuelven cada día más positivas una vez que el BCRA refuerce el recorte de las tasas de interés.

De momento, se espera que en el corto plazo, la tasa de interés de las Lebacs perfore el piso del 29% en una de sus acostumbradas subastas semanales. Por eso, debés tener cuidado donde pisas. Para mayores pistas, te presentamos una inversión en pesos que es preferible evitar en el corto plazo si querés buenos rendimientos.

Deja tu respuesta