Y ahora, ¿cuántos dólares puedo comprar por mes?

Si tiene dudas sobre la modalidad y la cantidad de moneda extranjera que puede adquirir, ahora que se hicieron modificaciones en el sistema, en este artículo de Inversor Global respondemos todas las preguntas.

¿Sólo 500?, ¿más de 500?, ¿cuántos dólares se pueden comprar por mes?

Varios interrogantes saltan cuando del dólar se trata. Y los más frecuentes tienen que ver con la adquisición de estos por parte de los individuos. En diciembre pasado, el cepo cambiario y las autorizaciones en la AFIP para poder comprar divisa extranjera pasaron a la historia, sin embargo, la cantidad de verdes que un ciudadano podía adquirir estaba regulada.

Si bien ahora también se encuentra regulada, aparentemente el Banco Central anunció el fin del tope de cinco millones por mes para la compra de la moneda norteamericana.

¿Las razones? Mejorar la entrada de capitales y la producción nacional.

¿Cuál es el tope de dólares que se puede adquirir?

Como dijimos más arriba, el tope, en el pasado, era de cinco millones de dólares por mes. Pero ojo: esa cantidad era lo que se podía comprar a través del sistema de homebanking. Si la persona deseaba comprar directamente el efectivo, el máximo permitido por el ente regulador era de 500 dólares al mes.

En las próximas semanas, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) removerá esta última limitación normativa que quedaba en pie para la compra de dólares, aquella que permitía a una empresa o particular adquirir en la plaza cambiaria local hasta un máximo de 5 millones por mes.

La medida, que se implementará progresivamente en lo sucesivo, persigue una flexibilización en los montos operativos que deje de entorpercer los plazos de las operaciones de comercio exterior, básicamente, los de importación.

El porqué de la medida

La decisión se ultimó tras la presentación del informe de invierno sobre política monetaria, acto en que el organismo reconoció que la economía transita una recesión, aunque- según Sturzenegger- “mucho más leve que las tres que se registraron desde 2008 a la fecha”.

“Al caer el cupo, junto a él caen un conjunto de normas que son las que hoy obstaculizan las operaciones y traban el ingreso de fondos”, explicó hoy el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger , a una corresponsal de una agencia extranjera que lo había consultado sobre las restriciones cambiarias que se mantienen aún en pie, siete meses después del final del cepo.

Asimismo, el titular del BCRA insistió en que la inflación núcleo seguirá en descenso y anunció que el proceso de ajuste a la baja en las tasas de interés se hará “a menor velocidad” de aquí en más. “Las mediciones de alta frecuencia que seguimos la ubican en el 0,77% para julio”, apuntó.

Desde el Gobierno trascendió que la decisión del Presidente Mauricio Macri es acabar de forma definitiva con cualquier cupo que tire para atrás el crecimiento económico. En ese sentido, remarcaron las medidas que se están tomando para levantar a la Argentina, tras el paso arrasador del kirchnerismo por el poder.

Las autoridades del Palacio de Hacienda declararon que con esta acción se fomenta la industria, ya que por ejemplo una fábrica que necesita elementos importados para producir, antes debía hacer innumerable cantidad de diligencias bancarias para poder pagar y traer los mismos del país de origen, algo que ahora mejorará y hará más dinámica la producción.

Es por eso que afirman que “con la remoción de este límite que se había impuesto, cuando la Argentina salió del cepo cambiario que había impuesto Guillermo Moreno, cae también toda la burocracia y tramiterío que deben hacer los inversores ante los diferentes organismos gubernamentales para poder llevar adelante acciones que agilicen la economía”.

La flexibilización pasada

A comienzos de mayo, en lo que trató de ser un intento por estimular la demanda de divisas ante la sobreoferta de dólares que trae consigo la cosecha gruesa, la entidad bancaria ya había decidido elevar el límite mensual para comprar divisas para atesoramiento de los 2 millones de dólares por mes vigentes hasta entonces (como también regía en los años previos al cepo) hasta los 5 millones de dólares.

En cambio, la decisión ahora es terminar con los cupos, en especial, por las trabas que generan en la operatoria de comercio exterior, aunque también podría facilitar el ingreso de inversión extranjera directa al país.

“Hoy, por ejemplo, un importador que tiene equipos o mercadería para ingresar al país por 40 millones, al superar ese monto largamente el límite vigente para atesoramiento lo obliga al banco a pedirle al importador toda la documentación para asegurar que es una compra con ese destino. Si removemos ese límite cae toda esa burocracia paralela”, explicaron desde la entidad.


Deja tu respuesta