¿Una segunda oportunidad para las Lebacs?

Para sorpresa del mercado, el Banco Central no recortó las tasas de estos instrumentos esta semana, lo que es percibido entre los analistas como una señal de alerta con respecto al comportamiento de la inflación. Enterate de los detalles sobre la decisión de la entidad a continuación.

Desde el mes de mayo, el Banco Central (BCRA) viene ajustando a la baja las tasas de interés aplicables a las Letras que emite y que hasta cierre de abril se situaban en un impresionante 38% anual a 35 días, lo que las hizo muy populares entre los inversores. Esto se debió a que la inflación parecía estar desacelerándose como se esperaba desde el Gobierno. 

Las medidas de recorte, las han llevado a ubicarse en 30,25% en el caso del retorno más alto y a pesar de que esta semana se esperaba una nueva reducción de al menos 50 puntos básicos, la máxima autoridad monetaria de la Argentina sorprendió y mantuvo los tipos de interés sin cambios.

Ahora bien, ¿esto significa que las Lebacs están teniendo una segunda oportunidad como activo financiero? o ¿se trata de un asunto más serio que atañe directamente a la economía?

Continúa la batalla contra la inflación

Los analistas financieros esperaban que el Central redujera las tasas para mantener la tendencia descendente que ha implementado en este sentido en los últimos dos meses. Sin embargo, como mencionamos anteriormente, esto no ocurrió y las tasas continúan en torno al 30,25% para la Lebac a 35 días. 

De esa manera, las tasas continúan en 30,25%, 29,4%, 28,65%, 28,25%, 27,8%, 27,2% y 26,95% para los plazos de 35, 63, 98, 119, 147, 203 y 252 días, respectivamente.

Como lo ha explicado la entidad en numerosas ocasiones, el recorte de los tipos de interés está vinculado al descenso de la inflación. En esa línea, a medida que el avance de precios se desacelere, con miras a alcanzar un promedio de 1,5% mensual para el último trimestre del año, también lo harán las tasas. Al no producirse un nuevo ajuste esta semana, los expertos han comenzado a llegar a la conclusión más obvia.

Aún cuando a la fecha no se han publicado cifras oficiales de inflación para el mes de junio, algunas consultoras han dado a conocer sus estimaciones preliminares y si bien se registra un descenso con respecto al mes de mayo, el mismo no es lo suficientemente significativo como para justificar una nueva baja en las tasas de las Letras emitidas esta semana.

Según el IPC del Congreso, la inflación de junio fue de 2,9%, cifra que supera las expectativas del mercado. En esa línea, el BCRA optó por la cautela y no tocó los tipos de interés. De acuerdo con la propia entidad, el escenario no es el mejor, aunque mantienen la confianza y aseguran que “las estimaciones del mes pasado muestran signos mixtos en la inflación subyacente. No obstante, los indicadores de alta frecuencia sugieren que el proceso de desinflación continúa”.

¿Qué se espera de la inflación?

Desde Latin Focus se elevaron las previsiones de inflación para este 2016 de 35,6%, a 38,4%. Esto no representa únicamente un alza de casi tres puntos en las proyecciones con respecto a lo estimado hace apenas un mes, sino que no se espera que la tendencia pierda fuerza. Se trata del pronóstico más alto establecido hasta ahora para este año.

Con respecto a la decisión del BCRA, de acuerdo con información de El Cronista, el economista de Econviews Eric Ritondale, explicó que “la decisión del organismo no fue una novedad. En concreto no teníamos ningún dato de junio que dijera que la inflación había bajado, solo eran expectativas del REM que decían que para fin de año la inflación mensual podía rondar el 1,5%”. 


El experto indicó que todas las medidas que el Central podía haber tomado para hacer un recorte de tasas en función de las expectativas ya había sido llevado a cabo, por lo que ahora sólo queda esperar a que la inflación núcleo descienda. Esto en caso de que el organismo se vea en la necesidad de subir las tasas de interés nuevamente. 

En este escenario, muchos ahorristas se preguntan si conviene seguir apostando por las Lebacs como alternativa de inversión en pesos. La puesta en común de los expertos es siempre mantener una porción de la cartera en este instrumento, cuyo rendimiento continúa superando, al menos por el momento, al plazo fijo. Una opción segura es posicionarse en las letras más largas y asegurar con ello un interés atractivo en el tiempo.

Paraconocer otras alternativas que cuentan con gran potencial de ganancias para lo que queda de 2016 y que te permitirán diversificar tus ahorros más allá de las Lebac, ingresá a este Informe Especial, totalmente gratuito que Inversor Global preparó exclusivamente para vos.

Deja tu respuesta