Todavía podés sacar provecho de estas inversiones

Los precios de los bonos y acciones en general, se encuentran en niveles récord. Muchos recomiendan esperar una corrección antes de comprar nuevamente pero tal vez convenga invertir aunque parezca caro. A continuación te contamos por qué. 

Seguramente, en los últimos días te cruzaste con algún artículo financiero en el que se hacía referencia al alto precio de los bonos y acciones en general. Sobretodo en Wall Street. Las opiniones sobre la saturación de este mercado y lo caras que son hoy los activos que cotizan en él abundan.

A ello se suman las incesantes especulaciones sobre los pasos que va a dar la Reserva Federal (Fed) para aumentar o no las tasas de interés. No obstante, es importante que los inversores dejen estos constantes rumores de lado y sigan una estrategia que no dependa de los acontecimientos en ese sentido y de esa manera, aprovechar las oportunidad que aunque no parezca, el mercado aún ofrece.

Pensálo así, los ahorristas que entraron en pánico el año pasado creyendo que la Fed cambiaría su política monetaria radicalmente y el precio de las acciones y bonos se hundirían, se perdieron el fascinante recorrido alcista de estos activos en lo que va de 2016. Recordá que a pesar de que la máxima entidad monetaria de los Estados Unidos subió los tipos de interés en diciembre, los instrumentos financieros en general siguen cotizando cerca de sus máximos históricos.

Apegarse a la estrategia de inversión definida en principio a pesar de la volatilidad es siempre la manera más sabia de afrontar el mercado.

//

El magnífico recorrido de los bonos y acciones

El buen rendimiento de los activos en la plaza financiera no implica ausencia de volatilidad. En los últimos dos años, el rendimiento de los instrumentos de inversión en Wall Street ha sido de un impresionante 31%, incluyendo dividendos reinvertidos.

En ese sentido, destaca el comportamiento de las empresas pertenecientes al sector de Servicios domésticos. De las 28 acciones que conformar al segmento en el índice S&P 500, 25 ofrecen una tasa de dividendos superior al 2,5% y 18 pagan un beneficio que supera el 3%. Claro está, que ante una suba de tasas de interés la reacción de los bonos y acciones será a la baja y a la suba si sucede lo contrario.

Teniendo presente que desde el mes de diciembre de 2015 no hubo suba de tasas, los activos en general han podido mantener una tendencia alcista como ya mencionamos y en el merco de una economía que muestra señales mixtas en los Estados Unidos, al tiempo que está latente la turbulencia geopolítica en el globo, la Fed se ha mantenido al margen de tomar nuevas decisiones en función de la política monetaria.

Aún cuando se produjera un alza en las tasas, ésta no sería de gran magnitud a causa del contexto, por lo que los inversores no deben preocuparse por una eventual caída significativa en los precios de los activos, al menos no debido a este factor.

//

¿Qué pasa si compras bonos y acciones ahora?

El precio de las acciones en general es alto, ya que el S&P 500 cotiza hoy a 18,6 veces sus ganancias, una valoración que no alcanzaba desde marzo de 2004. Por su parte, los bonos también han subido notablemente, lo que ha empujado a la baja sus rendimientos. El bono del Tesoro de los Estados Unidos rinde menos de 1,6%, cifra menor a la tasa presentada el año pasado en torno al 2,27%. Sin embargo, la clave para seguir invirtiendo está en la diversificación.

Como hemos comentado en otras oportunidades, la mejor manera de diversificar es a través de fondos indexados o ETFs, debido a que estos replican el comportamiento de varios activos con características en común al mismo tiempo y como operación financiera implican un menor costo. El valor agregado de estos instrumentos es que son fáciles de vender en el mercado si en algún momento sentís que es necesario deshacerte de ellos antes de lo previsto.

//

Las posibles opciones

En vista de que actualmente muchas acciones ofrecen una tasa de dividendos más alta que los bonos, tu estrategia de diversificación internacional debe ir enfocada en ambas clases de activos. En esa línea, existen algunos ETFs de renta fija de los Estados Unidos a los que te conviene prestar atención. A continuación te los presentamos:

Fondos vinculados a bonosTicker tasa a 30 días – (julio)
Vanguard Long-Term Tax ExemptVWLTX, -0.08%1.64%
Fidelity Tax Free BondFTABX, -0.08%1.56%
Vanguard Intermediate Tax ExemptVWITX, +0.00%1.21%
Fidelity New York Municipal IncomeFTFMX, -0.07%1.21%
Dreyfus New York Tax Exempt Bond FundDRNYX, -0.07%1.03%
Principal California Municipal ASRCMX, -0.09%1.99%
Columbia California Tax-Exempt ZCCAZX, +0.00%1.53%
Vanguard Massachusetts Tax-ExemptVMATX, -0.09%1.44%
Deutsche Massachusetts Tax-Free SSCMAX, -0.07%1.00%
Fuente: Morningstar

 

Antes de tomar cualquier decisión de inversión en función de lo dicho, es importante que discutas tus elecciones con algún especialista o broker. Solicitá reportes detallados y realizá vos mismo una investigación exhaustiva sobre las posibles opciones que te gustaría abordar, bien sea de renta variable o fija, debido a que es fundamental analizar la viabilidad de tu estrategia en el contexto actual y en función de tus objetivos financieros y tu perfil de tolerancia al riesgo.

Recordá que para invertir en el exterior lo único que necesitás es abrir una cuenta con un broker online.

//

Deja tu respuesta