¿Te conviene invertir en riesgo?

Los mercados emergentes están emitiendo una gran cantidad de deuda tanto soberana como corporativa. Si bien se trata de alternativas que implican un alto nivel de volatilidad, tal vez convenga prestar atención a ciertos bonos con gran potencial a futuro.

Invertir en riesgo es una característica de los ahorristas con alto nivel de tolerancia a la volatilidad financiera. Sin embargo, el resto de los inversores pueden imitar las conductas de este grupo en ciertos casos por lo prometedoras que algunas oportunidades pueden ser.

En lo que va de 2016, los mercados emergentes han emitido una gran cantidad de deuda, tanto soberana como corporativa y, en un contexto internacional en el que dominan las tasas de interés negativas, estos títulos con rendimientos superiores al 5% se presentan como alternativas muy atractivas. Si bien las tasas vinculadas a estos papeles implican un alto grado de riesgo, vale la pena posicionarse en los mismos manteniendo la cautela y obviamente, realizando un análisis previo exhaustivo de cada una de las opciones.

Dicho esto, podemos entrar en materia sobre las oportunidades de invertir en riesgo que se presentan en el mercado hoy para vos.

Invertir en riesgo emergente

Hablemos del vecino país Brasil. En el marco de una fuerte crisis económica y política, el Senado brasileño suspendió de su cargo presidencial a Dilma Rouseseff hace ya tres meses, dejando en el poder temporalmente al vicepresidente Michel Temer. El déficit presupuestario del vecino alcanza un 10,5%, por lo que es lógico que el Gobierno saliera a emitir deuda en los mercados internacionales y así sanear hasta cierto punto sus cuentas.

Recientemente, Brasil colocó un bono soberano a 30 años. La propuesta de 1.500 millones de dólares ofrece una tasa de 5,87% y fue bien recibido por los inversores, cuyas esperanzas en el gigante del sur han sido renovadas luego de los cambios políticas vividos este año.

Este título que vence el 21 de febrero de 2047 recibió una calificación de Ba2/BB/BB y aunque el panorama no es precisamente alentador, la demanda del mismo fue muy superior a su oferta y se ubicó en 6.000 millones de dólares. Sin duda, hay apetito por el riesgo en el mercado y al tratarse de un bono a largo plazo, el riesgo que implica se ve diluido ya que Brasil está dando pasos en la dirección correcta para mejorar su situación.

Esto se evidencia en los resultados arrojados por sus indicadores macroeconónimcos, además de la transición política que está teniendo lugar hoy. No obstante, los inversores interesados en obtener un rendimiento destacado como este en el mercado de renta fija, deben ser cautelosos y tener presente que tal como lo señaló Bloomberg, Brasil acumulado una carga de deuda de 665 millones  de dólares, lo que representa el 8% del total de los compromisos externos de los mercados emergentes.

Al igual que el vecino país, en casa contamos con una gran variedad de títulos que ofrecen tasas de interés muy atractivas e incluso superiores a la rentabilidad brasileña. Las opciones locales son atractivas tanto en el segmento público como en el corporativo, sin embargo, capaz te convenga echar un vistazo a las emisiones empresariales más recientes, ya que cuentan con proyecciones muy positivas.

Invertir en riesgo local

En otras ocasiones hemos hablas sobre la posibilidad con la que cuentan las empresas de salir a buscar financiamiento externo por medio de activos, también conocidos como Obligaciones Negociables (ON).

En el marco del entusiasmo financiero que se vive por la Argentina, algunas compañías locales emitieron deuda por un total de 1.350 millones de dólares hace poco, como es el caso de Petrobras Argentina, Clisa, el Grupo Financiero Galicia y Arcor.

Petrobras Argentina, que está en plena transición para ser parte del holding Pampa, colocó un bono a 7 años por 500 millones de dólares, con una tasa de retornos de 7,5%. La propuesta de la petrolera contó con una sobredemanda que llegó a ubicarse en 2.000 millones de dólares, lo que le permitió acordar una tasa de endeudamiento razonable.

El precio en el que cotizan los papeles es de 99,32 dólares y con capital recaudado, Petrobras empleará 300 millones para repagar compromisos con vencimiento en 2017 y el dinero restante se destinará a nuevos proyectos.

La empresa Clisa, también colocó un bono que logró captar 200 millones de dólares, vence en 7 años y ofrece una ta de 9,75%.

Por su parte, el Grupo Galicia, lanzó un título a 10 años por 250 millones de dólares, a una tasa de 8,25%. Esta entidad financiera recibió ofertar de 1.300 millones de dólares, cifra que quintuplica el monto colocado.

La emisión de Arcor alcanzó los 350 millones de dólares. Lo relevante de la misma fue el interés que generó entre los inversores interesados, debido a que la demanda acumuló 1.700 millones de dólares, es decir, 4 veces la cantidad colocada. En esa línea, la tasa de financiamiento lograda por la empresa fue de 6% anual para una ON a 7 años.

En lo que a tasas de interés se refiere, destaca la colocación de la compañía energética Albanesi, cuyo bono también vence en 7 años y presenta un rendimiento de 9,75% anual, la tasa corporativa más alta desde que la Argentina salió del default en abril.

Esto se debió al riesgo que implica invertir en una energética en un contexto en que abunda la incertidumbre por las regulaciones y el ajuste de tarifas en los servicios eléctricos. Además, la firma en cuestión es altamente dependiente de su vínculo con el sector público por lo que está expuesta a los riesgos que afectan al país en sí más allá de la actividad a la que pertenece.

A pesar de la incertidumbre en torno a la colocación, con los 250 millones de dólares recaudados la compañía planea repagar deuda por 120 millones  de dólares de sus subsidiarias Generación Mediterránea y Central Térmica Roca, al tiempo que continuará con su estrategia de expansió.

Como podés ver, se trata de rendimientos muy atractivos en un contexto en el que las tasas de interés de la renta fija no son para nada altas. Si te atrevés a apostar por el riesgo, podés considerar las alternativas mencionadas. No obstante, debés ser cauteloso y considerar que la deuda externa de las economías en desarrollo se ha triplicado en los últimos 10 años, con volúmenes que crecen más rápido que el PBI de estos países y que sus reservas en moneda extranjera.

Si querés conocer en detalle los aspectos clave que debés analizar antes de invertir en activos de riesgo como estos, ingresá a este Informe Especial, totalmente gratuito que Inversor Global preparó exclusivamente para vos.

Deja tu respuesta