¿Sabés qué es el Índice iPhone?

Tal vez escuchaste hablar del “Índice Big Mac” y sabés que significa, aunque tal vez no. Por eso, en este artículo de Inversor Global repasamos ambos términos y te explicamos para qué sirve cada uno.

El Índice Big Mac, publicado por la revista The Economist y elaborado a partir de una investigación no científica, permite comparar el poder adquisitivo de distintos países donde se vende la hamburguesa de Mcdonald’s. Sin embargo, ahora, analistas del banco Nomura dicen que sería mejor reemplazarlo por el Índice iPhone.

¿Por qué?

El Índice Big Mac en la Argentina

El indicador basa su sistema en la teoría de la paridad del poder adquisitivo, que sostiene el concepto de que el dólar debe comprar la misma cantidad de bienes o servicios en todos los países.

En su momento, el Gobierno kirchnerista trató de maquillar el problema de la inflación y aplicó diversas estrategias para demostrarle al mundo que todo funcionaba con normalidad en la Argentina.

Así, para esconder lo que ocurría en la Argentina con la inflación, la Big Mac estaba incluida dentro de los productos con “Precios Cuidados” del Gobierno. La realidad es que la moneda argentina ha ido perdiendo valor y el poder adquisitivo de los ciudadanos es cada vez menor.

De todas formas, como ha sucedido con las estadísticas del Indec, que fueron manipuladas a partir de 2007, la solución consistió en no tener más en cuenta los datos argentinos dentro del índice. Pero hoy la situación ha cambiado, por lo que el precio doméstico del Big Mac se mueve con mucha mayor libertad (siempre hacia arriba), al igual que el tipo de cambio.

La nueva moda: Índice iPhone

Actualmente, los expertos del banco Nomura plantearon que el índice Big Mac habría quedado obsoleto. Y que sería conveniente reemplazarlo por uno que reflejara mejor la realidad actual, con un sesgo mucho más tecnológico que hace tres décadas atrás, cuando se creó el célebre indicador.

El encargado de plantear este cambio fue Bilal Hafeez, analista de Research en Nomura y ex jefe de estrategia en divisas del Deutsche Bank. Cuando se mide la evolución de las monedas con los dos índices, los resultados pasan a ser muy distintos.

En el caso del índice iPhone, las tres divisas más sobrevaluadas con respecto al dólar son el real brasileño (60%), la libra turca (54%) y el rublo ruso (31%), mientras que con el índice Big Mac pasan a ser el franco suizo, la corona sueca y la corona noruega.

Además, si se toma el índice iPhone, todas las monedas estarían sobrevaluadas con respecto al dólar (porque el teléfono se vende más caro en el resto del mundo que en EE.UU.), lo que no es el caso con el Big Mac.

En realidad, “la gran diferencia entre ambos indicadores en los mercados emergentes lo refleja el costo de la mano de obra local, que en el caso del Big Mac tiene un peso relativo mucho mayor”, según Hafeez. Como los sueldos son más bajos, en el Big Mac da la imagen de que ese costo es menor y, por lo tanto, los mercados emergentes lucen más baratos. El costo del iPhone, por su parte, refleja más el de las infraestructuras locales que se necesitan para la fabricación de productos de alta gama.

¿Cómo se podría solucionar esto?

Tal vez la solución sería usar ambos indicadores y comparar en qué países los resultados son similares. En este caso, tanto en el índice Big Mac como en el iPhone, las monedas más sobrevaloradas son la corona sueca y la corona noruega, mientras que las más subvaluadas son el peso mexicano y el dólar de Hong Kong.


Deja tu respuesta