¿Sabés cómo se mide la inflación núcleo?

Luego de un apagón de seis meses, el INDEC publicó la metodología usada para medir el IPC subyacente, un dato que tiene en cuenta el Banco Central para fijar tasas.

La inflación núcleo es un indicador que permite analizar la evolución de los precios de la economía sin tener en cuenta las fluctuaciones temporales o estacionales que se revierten en el corto plazo.

Lo que sucede es que separamos la inflación general –que corresponde a precios regulados e incluyen no solo tarifas de servicios públicos, sino precios privados sujetos a controles, desde energía a cigarrillos, así como estacionales, el caso de frutas o verduras- de la inflación que toma en cuenta el resto de los precios.

En otras palabras, la inflación núcleo refleja el índice de precios al consumidor cuando no toma en cuenta ni los productos energéticos ni alimenticios sin elaborar, por ser los que sufren grandes fluctuaciones debido a conflictos internacionales.

Cómo es la inflación núcleo

Entonces, en el mundo la clasificación de grupos se define así:

  • Bienes y servicios con comportamiento estacional: frutas, verduras, ropa exterior, transporte por turismo, alojamiento y excursiones. Esta categoría representa 9,24% de la canasta del IPC
  • Bienes y servicios cuyos precios están sujetos a regulación o tienen alto componente impositivo: combustibles para la vivienda, electricidad, agua y servicios sanitarios, funcionamiento y mantenimiento de vehículos, correo, teléfono, cigarrillos y accesorios, lo que representa 20,13% del total.
  • Restantes bienes y servicios. Equivalen a 70,63% del total.

¿Por qué te contamos esto?

La nueva metodología

Luego de un apagón de seis meses, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) difundió la metodología que usó para medir esa inflación núcleo que mira el Banco Central para fijar las tasas de interés.

En el cálculo, el organismo aclaró que se produjo una actualización de las categorías clasificadas y detalló que se quitaron:

  • Bienes y servicios con comportamiento estacional, como frutas, verduras, ropa exterior, transporte por turismo, alojamiento y excursiones con un peso de 10,8%
  • Bienes y servicios con precios sujetos a regulación, como combustibles, electricidad o agua, que representa 19,4%
  • La inflación núcleo está conformada por los restantes bienes y servicios que no registran variaciones estacionales equivalen al 69,9% del total del IPC.

Lebacs sin cambios

Justamente esta semana, el BCRA sorprendió al mercado al mantener sin cambios la tasa de interés. Su argumento dio una pista de los anuncios dados por el INDEC respecto a la evolución del índice de precios de junio.

El BCRA informó que la inflación para el sexto mes del año se ubicó en 3,1% intermensual, y que la inflación núcleo se ubicó en 3%, décimas por encima del mes anterior, cuando había cerrado en 2,7%.

Alfonso Prat Gay, ministro de Hacienda y Finanzas, sostuvo que la inflación se encuentra en baja, que llegará al 1,5% mensual para fin de año.

En ese momento sostuvo que hubo una caída importante en la inflación y destacó que para los analistas privados, la inflación estará en el orden del 2% para septiembre y a fin de año en el 1,5%.

Desde el Ministerio de Hacienda sostienen aún la meta anual del 25%, en el marco de una inflación que va decreciendo, a pesar de que todas las consultas proyectan que la aceleración de precios cerrará 2016 alrededor de 35%.

Para no perder credibilidad, Prat Gay manifestó que si la meta no se cumple para diciembre, entonces será en la anualiza de marzo de 2017.

Inflación junio: lo que más subió

Del informe divulgado por el INDEC respecto a junio, se desprende que los productos y servicios que más se encarecieron fueron: verduras en 11,1%; aceites y grasas en 10,9%; servicios para la salud en 8,1%; mantenimiento del hogar en 6,7% y servicios y combustibles para la vivienda en 6,1%.

Le siguen en la lista los productos medicinales en 5,7%; productos de panificación y cereales en 3,8% y bebidas alcohólicas en 3,8%.

Además, los rubros y servicios que menos subieron fueron: artículos de tocador y belleza en 0,9%; calzado en 0,4%; carnes en 1%; equipamiento del hogar en 1,3% y cigarrillos en la misma proporción.

En caso contrario, los ítems que bajaron fueron; equipos, conexiones y servicios de audio, televisión y computación en 1,3%; turismo en 0,9%; frutas en 0,5%; adquisición de vehículos en 0,3% y ropa exterior en 0,1%.

En referencia a los rubros, las mayores subas las sufrieron viviendas y servicios básicos en 7,1%; atención médica y gastos para la salud en 7% y equipamientos y mantenimiento del hogar en 4,7%.

¿Te preocupa? ¿Querés ganarle a la inflación? Encontramos la fórmula. Te la contamos en este Informe Especial al que podés acceder de forma totalmente gratuita.

Deja tu respuesta