¿Sabés como operar opciones? Aquí te lo explicamos

El espectro de las inversiones tiene un lugar especial reservado para las opciones financieras. Este tipo de derivados se emplea para múltiples objetivos, que van desde reducir el riesgo hasta potenciar la volatilidad. 

Si te interesa conocer como operan las Opciones para comenzar a invertir por medio de este instrumento financiero, a continuación te presentamos toda la información que necesitás para convertirte en un experto.

¿Qué es una opción?

Es un derivado financiero. No es un activo en sí mismo, sino que su valor depende de un activo subyacente, como lo es una acción. Es un contrato que otorga a su titular el derecho de hacer algo, sin estar obligado a ello. Tiene la posibilidad de decidir. Por lo general, las opciones se usan como cobertura ante cambios en los precios de las acciones y como fuente de apalancamiento para potenciar las ganancias o pérdidas.

¿Qué es un call?

Una opción de compra o all es un contrato por el cual el comprador tiene el derecho, pero no la obligación, de adquirir un activo a un determinado precio (llamado strike) en una fecha definida de vencimiento. El precio que el comprador paga por tener ese derecho se llama prima. El comprador tiene la expectativa de que el activo subyacente se encarezca, por lo que busca asegurarse un precio de compra más bajo, de antemano, pagando una prima.

 ¿Qué es un put?

Una opción de venta o put da al comprador el derecho, pero no la obligación, de vender un activo a un precio predefinido (strike) en un momento futuro dado. El comprador de una opción de venta confía en que el precio del activo subyacente baje y, en consecuencia, se protege pagando una prima. Así se asegura un valor de venta definido y más elevado de lo que sus expectativas indican.

 Tres fases de una opción.

Según sea el valor del activo subyacente (S) respecto del strike (X), las opciones pueden ser: in-the-money, cuando en el call el subyacente tiene un precio superior al strike (S>X) o en el put cuando S<X; pueden estar at-the-money, cuando la cotización del subyacente y el strike coinciden (S=X) tanto en el call como en el put; o las opciones pueden estar out-of-the-money, cuando S<X en el call o S>X en el put.

¿Qué es un lanzamiento cubierto?

También se lo conoce como covered call u operación de tasa de interés. Es una estrategia que consiste en la compra de una acción y la venta simultánea de una opción de compra. El costo de la acción se reduce por la prima cobrada, siendo menor al strike del call. Cuando se ejecuta la opción, el inversor entrega las acciones al precio estipulado, logrando un resultado que, anualizado, supera el retorno de las colocaciones bancarias. Esta maniobra se utiliza en momentos en que se espera que el precio de una acción no tenga cambios importantes, minimizando el riesgo.

Bull spread.

Es una estrategia direccional que se utiliza en un mercado alcista, cuando se cree que el valor de la acción subirá pero no excederá un determinado límite. Se hace a partir de la adquisición de una opción de compra de una acción y la venta de un call, del mismo activo subyacente, con un strike superior. Ambas opciones tienen el mismo vencimiento. La estrategia permite reducir la inversión respecto de comprar un call directamente y hace que la ganancia máxima sea la diferencia entre los strikes. Por otro lado, existe una estrategia para mercados bajistas, que tiene una lógica inversa: el bear spread.

Estrategias para mercados estables.

Las llevan a cabo aquellos inversores que entienden que los precios actuales son cercanos a los de equilibrio y, por lo tanto no esperan demasiados cambios. Uno de estos movimientos se llama “straddle vendido”. Consiste en vender un call y un put con el mismo strike at-the-money (coincidente con el precio del subyacente). Se obtendrán beneficios siempre y cuando la acción no se mueva mucho respecto de su cotización al momento de hacer la operación. De lo contrario, las pérdidas pueden ser muy grandes.

Jugadas para mercados volátiles.

Este camino lo siguen los inversores que intuyen que alguna noticia disparará la volatilidad del mercado, pero desconocen si será con bajas o con alzas pronunciadas. Para aprovechar esto, se pueden armar varias estrategias. Una de ellas es el “strangle comprado”. Implica comprar un call y un put, ambos out-of-the-money. Cuanto más volátil se vuelve el precio de la acción subyacente, mayor es la ganancia que reporta esta estrategia. Pero si el precio de la acción no tiene cambios significativos, el inversor perderá todo el dinero gastado en las primas.

Deja tu respuesta