¿Querés alquilar una vivienda? Leé antes estos consejos

Datos oficiales del Gobierno de la Ciudad indican que uno de cada tres hogares es rentado en la capital, un cálculo que incluye a casi un millón de porteños.

Alquilar una vivienda puede llegar a ser un dolor de cabeza: múltiples pagos por diferentes conceptos, actualización semestral de la renta por efecto de la inflación y, por supuesto, la mudanza. Toda la operación está llena de grises legales y por eso debés estar preparado para cualquier escenario.

Leé los consejos que te presentamos a continuación antes de proceder a alquilar una vivienda.

La Ley 23.091 estípula que los contratos de alquiler en Argentina deben tener un mínimo de 2 años. Claro, si usás el lugar con fines comerciales se extiende hasta 3 años. El máximo de duración es de 10 años. El propietario no puede rescindir el contrato antes.

Lo cierto es que los datos oficiales de la ciudad indican que uno de cada tres hogares es alquilado en la capital, un cálculo que incluye a casi un millón de porteños.

Pero hay una serie de aspectos que vale la pena estudiar antes de firmar el contrato…

La comisión

De acuerdo con la legislación porteña, las inmobiliarias deben cobrar 4,15% del valor total del contrato en concepto de comisión, lo que asciende aproximadamente a un mes de alquiler, opinó Gervasio Muñoz, referente de la organización Inquilinos Agrupados de la ciudad de Buenos Aires, en contacto con Infobae.

Pero para aclarar ese vacío, en mayo la justicia porteña suspendió una resolución que habilitaba el cobro de comisiones por alquiler superiores a las establecidas en la ley local, y en caso de incumplimiento se impondría una multa de 20.000 pesos al Colegio de Corredores por cada caso acreditado.

¿Señar o reservar?

Recordá que las viviendas siempre se señan, debido a que las reservas no están legisladas. Si el propietario se arrepiente una vez que se abona la seña, deberá reintegrar el doble de lo requerido.

Lo primero a hacer una vez que llegás a la nueva vivienda es un inventario de lo que hay o falta en la vivienda, más allá de que esté especificado en el contrato y entregar una copia al propietario y a la inmobiliaria.

Luego está el depósito en garantía, ese que se devuelve una vez que finaliza la estadía. Es hasta un mes del valor del alquiler por año de contrato. Por lo tanto, serían dos meses en un contrato de dos años.

¿Cómo son los contratos para alquilar una vivienda?

Normalmente los contratos de alquiler contienen los siguientes puntos:

  • Nombre, nacionalidad e identificación del inquilino y del propietario
  • Dirección del apartamento o inmueble
  • Descripción del estado del apartamento
  • Cláusula que establece multas por realquilar
  • Cantidad exacta del alquiler y condiciones de pago
  • Cláusula que establece las multas por falta de pago y el derecho del propietario al desahucio
  • El tiempo de duración del alquiler y la multa por incumplimiento acuerdo de no llevar a cabo obras sin el consentimiento del propietario
  • Pago de los gastos de comunidad y de los servicios
  • Cuantía de fianza y derecho del propietario de emplearla para pagar deudar
  • Cláusula que establece cómo se procederá en caso de conflicto
  • Firma del inquilino, del propietario y fecha del contrato.

Todo sobre los servicios

Los gastos previsibles como el cambio de luminaria queda en manos del inquilino, así como todas las expensas ordinarias.

En cambio, el propietario abona otras cosas como el arreglo y mantenimiento del edificio.

Respecto a los servicios, es tarea del inquilino pagarlos en tiempo y forma, pero si se suspenden en forma extraordinarias, corresponde una rebaja en el precio del alquiler, porque las inmobiliarias suelen alquilar viviendas a estrenar con luz de obra.

En la ciudad de Buenos Aires, la boleta de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) están a cargo del inquilino, pero el impuesto que lo debe pagar el propietario, según el Código Civil.

Además, el alquiler de vivienda única está exento del IVA, por lo cual no pueden incluir ese impuesto.

En cambio, a la hora de efectuar algún mantenimiento, la obligación es del propietario, quien debería estar pendiente de arreglar la vivienda, siempre que se cumplan dos condiciones: el buen uso por parte del inquilino o se deteriore por el paso del tiempo.

Cuando el contrato expira

El inquilino debe pedir al propietario o la inmobiliaria un recibo con fecha y dirección del inmueble que certifique la entrega de llaves

Además, los contratos también establecen que si el inquilino no paga la renta, el contrato queda rescindido y tiene que marcharse. No obstante, los inquilinos no siempre se van cuando se les pide, lo que obliga a ir hasta el juzgado.

Se trata de un proceso bastante largo…

Por eso, hay quien incluye en el contrato un Convenio de Desocupación  que cubre lo referente a la resistencia a pagar.

Si durante el contrato de alquiler, el departamento sufre más daños de los normales por el uso, el propietario puede deducir el importe de los daños de la fianza.

Si querés dar el paso que sigue y comprar una vivienda, te contamos cómo hacerlo a precio de remate en el siguiente Informe Especial, elaborado gratuitamente para vos.

Deja tu respuesta