Pensalo dos veces antes de descartar una inversión que está tocando fondo

La mayoría de los inversores considera que las empresas inmersas en malas rachas bursátiles deben evitarse a toda costa. Sin embargo, esto no es así en todos los casos. ¿Qué tenés que hacer en situaciones como ésta?

Una mala racha la tiene cualquiera. Y lo mismo pasa en el mercado accionario. Si a una empresa le va mal, no significa que así será su suerte por siempre. Lo ideal en estos casos es analizar los fundamentos financieros de la compañía en cuestión, con el objeto de identificar su cuenta con un valor intrínseco para la inversión. 

Se trata de un asunto de perspectivas. En lugar de sentenciar que una firma ” ha caído en desgracia”, podés verlo como que está cotizando en descuento. Claro está que depende de la situación particular de cada jugador y como dijimos antes, los fundamentos que sirven de respaldo.

Dicho esto, a continuación vamos a hablarte de una empresa que representa un ejemplo perfecto de este tipo de situaciones, en las que los inversores huyen despavoridos de una acción que juega a la baja pero que con el tiempo, podría convertirse en una inversión acertada si conseguís algo de valor en el análisis sobre la misma.

Es hora de entrar en materia…

Hablemos de GoPro

2015 fue un año difícil para este fabricante de cámaras fotográficas, en vista de que sus ventas no cumplieron con las expectativas y se redujeron notablemente. De hecho, los especialistas en Wall Street comenzaron a establecer recomendaciones de venta para las acciones de la compañía ante su desempeño para entonces.

Para todo GoPro (NASDAQ: GPRO) se había convertido en un papel odiado, que no merecía un lugar en la cartera de inversiones de nadie.

No obstante, durante el segundo trimestre de 2016 la historia comenzó a revertirse. En el mes de mayo, Re Bull anunció una alianza corporativa global con GoPro Inc. y las acciones de la tecnológica se dispararon ante la fusión y han mantenido ese comportamiento desde entonces. De acuerdo con datos de Market Watch, en la última jornada bursátil, los activos de la compañía presentaron un alza promedio de 2% y desde que alcanzó sus mínimos en mayo, acumula una suba de casi 40%, pasando de un precio de 8 dólares por acción a 12,50 dólares.

Algunos aseguran que la racha negativa de GoPro ha llegado a su final y que conviene invertir antes de que la tecnológica continúe recuperándose. No obstante, otros llaman a la cautela, ya que a pesar de que podría ser una oportunidad de inversión con mucho potencial, es importante analizar los fundamentos detrás de este jugador.

No cantes victoria antes de tiempo con esta inversión

Para los inversores arriesgados y sedientos de ganancias exponenciales, conocer la situación de GoPro puede activar su identificador de “gangas” en el mercado. Después de todo, se trata de una acción que aún cotiza 75% por debajo de sus máximos históricos y que presenta una performance débil, comparativamente con el índice bursátil estadounidense S&P 500. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro cuando se trata de salir a la cacería de una inversión de valor. 

Un aspecto importante a considerar en el caso de GoPro es que su debilidad se debe principalmente a la disminución de sus ventas de cámaras fotográficas, por lo que aún los que más saben se muestran renuentes a creer en el gran regreso de este actor. A pesar de que en el corto plazo se espera que las acciones continúen la tendencia positiva, su futuro más a largo plazo es incierto.

Los especialistas citan la problemática de las bajas tasas de interés en el mundo como un catalizador para los papeles de la empresa, en vista de que la renta variable en general beneficia de la migración de capitales que tiene lugar por los pobres rendimientos de los bonos alrededor del globo. En esa línea, esta tecnológica no escapa de esa tendencia.

De acuerdo con datos de Market Watch, los expertos financieros proyectan que en los próximos tres meses el “sentimiento” de los inversores con respecto a la firma mejorará, gracias a que el lanzamiento de nuevos productos como el Karma Drone y la cámara Hero de nueva generación podrían impulsar las ventas de a compañía y su balance financiero del próximo trimestre sería más sólido.

No obstante, a largo plazo no se espera un rendimiento destacado y el motivo es muy relevante. Es a este tipo de detalles a los que tenés que prestarle atención, debido a que son decisivos para el rumbo de la empresa. En el caso de GoPro, se trata de un factor de tendencia mundial, vinculado a la disminución del consumo en el segmento de cámaras fotográficas.

Por otro lado, sus competidores más cercanos fabrican productos similares y los comercializan a menores precios, lo que afecta notablemente su volumen de ventas.

La empresa tiene una alternativa para sobrevivir a los cambios en los hábitos de consumo, que tiene que ver como mejorar drásticamente la experiencia del usuario pero no ha dado señales de encaminarse hacia ese aspecto del negocio.

De esa manera, a largo plazo los especialistas no ven un panorama de alto potencial para GoPro, por lo que si te interesa apostar por esta tecnológica, debes pensar en una jugada en corto, o si ya la tenés en cartera, podés mantenerla por un tiempo más. 

En el mercado de valores existe otra tecnológica que está dando mucho de que hablar. Se trata de Nintendo. Si querés saber que esperar de las acciones de esta empresa desarrolladora del popular juego Pokemon Go, ingresá a este Informe Especial, totalmente gratuito elaborado por Inversor Global exclusivamente para vos.

 

 

Deja tu respuesta