Para conservadores: los 10 países con deuda soberana más segura

Cada vez son menos las naciones que ofrecen bonos con una calificación crediticia AAA, la máxima del mercado. Hoy te contamos cuáles son las alternativas que te quedan.

Invertir en bonos soberanos es una de las operaciones financieras que presenta más seguridad en el mundo de hoy. Si tenés miedo al riesgo, entonces es ideal para vos.

Por eso, hoy te traemos una lista de los países con los bonos soberanos más seguros del mercado. Tenés que estar atento: esa lista se achica día a día.

Pero primero dejanos explicarte en qué consiste la inversión más segura del mercado.

¿Qué es la deuda soberana?

Los bonos son títulos de deuda que son emitidos por empresas u organizaciones gubernamentales. El fin principal del bono es obtener financiamiento y el compromiso a cambio es devolverlos junto con intereses que comprenden el beneficio del prestamista.

Al adquirir un bono, en realidad obtenés un pagaré o compromiso de pago, que la parte emisora se encargará de cumplir en un tiempo estipulado. Si buscás invertir en bonos del Estado debés saber que las emisiones de bonos poseen el respaldo de los tesoros nacionales.

Se trata de una operación conservadora, preferida en tiempos de crisis, y que no necesita grandes conocimientos en materia de economía bursátil.

Siempre existe la posibilidad de que los compromisos asumidos no se cumplan, pero al estar bajo el reparo del Estado, la garantía de pago es mucho más grande.

Los bonos más seguros del mundo

Pero si no te fías, siempre están las deudas soberanas AAA, que pertenecen a un club que está en vías de extinción. Solo 10 países conforman esa lista:

  • Australia
  • Canadá
  • Dinamarca
  • Alemania
  • Luxemburgo
  • Holanda
  • Noruega
  • Singapur
  • Suecia
  • Suiza

De las 10 naciones, únicamente 2 jamás han perdido su triple A: Noruega y Alemania. El primero es calificado con la máxima nota desde hace más tiempo. El que más corre riesgo de pertersu estatus hoy es Australia.

Inestabilidad australiana

Lo que está sucediendo es que aumenta la preocupación en el corto plazo por la creciente inestabilidad política tras el ajustado resultado de las elecciones legislativa. Todo pasa por ver si el gobierno electo será capaz de reducir el déficit fiscal en un escenario en que la oposición es muy fuerte y la coyuntura económica mundial no resulta favorable.

Recordá que cuando una deuda tiene un grado de inversión AAA, es de máxima calidad, con mínimo riesgo crediticio. Por eso, solo entran los países con la máxima calificación por parte de las tres principales agencias: Standard & Poor´s, Moody´s y Fitch.

La china Dagong fue creada en 2009 y no forma parte de este jurado, dado que la nación asiática no logró ser tenida en cuenta por los mercados internacionales.

¿Por qué es tan importante la AAA?

Poseer el grado de inversión máximo es importante porque abre las puertas a los inversores institucionales, obligados a colocar sus carteras en activos de calidad.

Ingresar a ese selecto club no es una tarea imposible. El último en lograrlo fue Holanda, reincorporado en 2015 por S&P, gracias a una reactivación económica más fuerte de lo previsto.

Lo que sucede es que se requieren entre 10 y 15 años para que un país vuelva a ser admitido en este club.

La calificación de Estados Unidos

Estados Unidos salió de este selecto grupo, una vez que perdió los favores de S&P hace cinco años, cuando en agosto de 2011 el gobierno de Barack Obama tuvo que lidiar con el Congreso para conseguir una autorización para incrementar el techo de la deuda que podía emitir, potestad que pertenece al Legislativo.

Si el Congreso no daba su visto bueno, el país corría el riesgo de caer en default. S&P sostuvo que la rebaja se motivó a que la consolidación fiscal acordada por el Congreso y la Administración se quedó corta, por lo que sería necesario estabilizar la dinámica de deuda a mediano plazo.

Unión Europea expulsada

En el caso de la UE, la expulsión del paraíso financiero ocurrió en diciembre de 2012, justificada porque la Unión se veía afectada por la credibilidad de las deudas de todos los países.

Las negociaciones presupuestarias de la Unión son cada vez más complicadas, su perfil se ha deteriorado, por lo que supone un incremento en el riesgo al apoyo de la UE, sostenía S&P.

Fue una especie de premoción, porque apenas dos años más tarde, los ciudadanos del Reino Unido votaron a favor de abandonar la UE, mostrando poca voluntad del país en apoyar y acompañar a la unión económica.

El problema fue que esta decisión, alcanzada por una mayoría bastante reducida, provocó que S&P anunciara cuatro días después que la deuda soberana británica perdía su máxima calificación.

Cada vez menos naciones pertenecen al selecto grupo de los bonos más seguros del mundo. Es una consecuencia que el mundo financiero aún paga de la crisis subprime, iniciada en 2008, y su segunda parte, la crisis de deuda soberana europea, que tomó vuelo a partir de 2010.

Si querés conocer más acerca de estos rentables instrumentos financieros, te invitamos a acceder a este Informe Especial elaborado gratuitamente para vos.

Deja tu respuesta