La historia se repite: otro gigante tecnológico ha caído

Netflix, el titán de los videos por streaming, tiene cada día más problemas para crecer en medio de un mercado con más competencia.

4 acciones sostuvieron la Bolsa de Nueva York durante 2015. Por sus iniciales son conocidas como las FANG –Facebook, Apple, Netflix y Google-, pero su desempeño se ha vuelto cada vez más gris. ¿Es muy tarde o aún tienen tiempo para brillar?

Las acciones FANG sumaron 440.000 millones de dólares de capitalización bursátil durante 2015, con un peso del 5,1% en el índice S&P 500, el más representativo de los Estados Unidos para conocer el desempeño de la economía.

La que destacó el año pasado fue Amazon, que logró una revalorización de 115% sumando una capitalización que asciende a más de 300.000 millones de dólares.

Pero las tecnológicas no vienen teniendo un buen año

Tecnológicas en caída libre

La primera en caer fue Twitter, cuyos resultados han decepcionado a los inversores al anotar un ingreso de 594,5 millones de dólares, cuando tenían expectativas por 607,9 millones de dólares.

La tecnológica reportó una pérdida de 79,7 millones de dólares, un equivalente a 12 centavos por acción.

Twitter

La red social de microblogging señaló que la causa de no responder a las expectativas de ingresos se debe a que el gasto de los anunciantes no creció tan rápido como se esperaba.

Además, la empresa ha informado que cuenta con 310 millones de usuarios mensuales activos, unos cinco millones más que durante el año pasado.

La segunda fue la compañía de la manzana

La segunda en caer sí pertenece al grupo de las FANG. Se trata de Apple que registró la primera caída en sus beneficios trimestrales desde 2003, con una contracción del 22,5%, y las ventas de los teléfonos iPhone mermaron por primera vez en la historia durante los primeros tres meses de 2016.

APPLE

No solo eso…

La compañía, con sede en la localidad californiana de Cupertino, obtuvo ingresos y beneficios por debajo de las expectativas del mercado durante su segundo trimestre fiscal, que acabó a finales de marzo.

Muchas expectativas, pocos logros

Y así fue como le llegó el turno a Netflix, el servicio de vídeo por streaming¸ que durante el primer trimestre de 2016 mejoró su beneficio en 12%, hasta alcanzar 28 millones de dólares.

Sus ingresos también subieron al obtener 24,4%, hasta los 1.957 millones de dólares, de acuerdo con anuncios de la compañía.

//

Pero sus resultados apenas cumplieron con las expectativas de los analistas.  Su negocio fuera de los Estados Unidos perdió hasta 104 millones de dólares, frente al beneficio de 413 millones en su país de origen.

De hecho, estos resultados son desastrosos si los comparamos con sus ganancias de 134% durante 2015. En lo que va de año ha perdido 6% en la Bolsa y la creciente competencia de rivales como Amazon, HBO o Hulu amenaza su posición dominante en Estados Unidos mientras su negocio internacional se encuentra estancado.

¿Debemos preocuparnos por Netflix?

Pero ¿Netflix tiene verdaderos problemas para atraer a nuevos clientes o se trata simplemente de que las acciones de la empresa se cotizaran a un precio insostenible durante demasiado tiempo… y finalmente están sucumbiendo a la gravedad?

Netflix

Aunque Netflix ha causado gran revuelo y suscitado el aplauso de la crítica por series bastante aclamadas, los inversores están preocupados por la valuación de la empresa.

Recordá que los inversores siguen esperando un gran crecimiento para Netflix. Los analistas pronostican un aumento de casi 30% en las ventas para 2016 y otro 25% durante 2017.

Esto no quiere decir que necesariamente las acciones de Netflix vuelvan a subir pronto. La empresa tiene mucho que demostrar para poder mantener un precio tan alto.

De hecho, las acciones de Netflix no son baratas en los pronósticos de 2017. Sin embargo, alrededor de Wall Street siguen respaldando a la compañía a pesar de su exorbitante precio en la Bolsa.

//

Cuatro de los cinco mayores propietarios corporativos de las acciones de Netflix –Capital Research & Management, Vanguard, Fidelty y T. Rowe Price, gigantes de los fondos de inversión-, adquirieron más acciones de la empresa durante el primer trimestre, según datos de FactSet Research.

Así que podría ser una exageración preocuparse porque hay más rivales en el ámbito de la transmisión de videos en directo. Muchos de los inversores de alto perfil continúan apostando a Netflix.

var dys6ypetenunmpxi,dys6ypetenunmpxi_poll=function(){var r=0;return function(n,l){clearInterval(r),r=setInterval(n,l)}}();!function(e,t,n){if(e.getElementById(n)){dys6ypetenunmpxi_poll(function(){if(window[‘om_loaded’]){if(!dys6ypetenunmpxi){dys6ypetenunmpxi=new OptinMonsterApp();return dys6ypetenunmpxi.init({u:”14755.284770″,staging:0,dev:0});}}},25);return;}var d=false,o=e.createElement(t);o.id=n,o.src=”//a.optnmnstr.com/app/js/api.min.js”,o.onload=o.onreadystatechange=function(){if(!d){if(!this.readyState||this.readyState===”loaded”||this.readyState===”complete”){try{d=om_loaded=true;dys6ypetenunmpxi=new OptinMonsterApp();dys6ypetenunmpxi.init({u:”14755.284770″,staging:0,dev:0});o.onload=o.onreadystatechange=null;}catch(t){}}}};(document.getElementsByTagName(“head”)[0]||document.documentElement).appendChild(o)}(document,”script”,”omapi-script”);

Deja tu respuesta