Invertí en un mercado que está a punto de despegar

La OPEP proyecta que durante 2017 habrá un incremento del consumo mundial de petróleo, lo que podría despertar al commodity que se encuentra en crisis desde 2014.

Se avizora el punto final de la crisis en los precios del crudo. La fecha escogida por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) es el año 2017, momento en que prevén un incremento del consumo mundial y el fin del exceso de la oferta que desató en 2014 el desplome en el valor del commodity.

En su informe mensual dedicado al mercado mundial de petróleo, el organismo por fin publicó sus estimaciones para el año 2017: “las condiciones del mercado ayudarán a eliminar en todas partes el exceso de las reservas almacenadas de crudo”.

Si colocamos un punto final a la crisis petrolera, ¿convendría invertir en este sector?

//

El petróleo en 2017

De acuerdo con la OPEP, la demanda mundial de petróleo será de 94,18 millones de barriles diarios, es decir, queda sin cambios respecto a las estimaciones de hace un mes, y prevé un crecimiento de 1,15 millones de barriles diarios, hasta una media de 95,33 en 2017.

Lo que hizo la OPEP para llegar a esta conclusión fue reducir a la baja la previsión que había hecho hace un mes sobre el crecimiento anual de la economía en el mundo, del 3,1% al 3%, debido a los potenciales impactos económicos del voto del Reino Unido para abandonar la Unión Europea, evento también conocido como Brexit.

Una consecuencia del Brexit

De acuerdo con la OPEP, la salida del Reino Unido de la UE tendrá potenciales implicaciones para las regulaciones del mercado de materias primas, dado el importante papel de Londres como centro financiero global.

De momento, el impacto más inmediato vendrá del hecho de que los británicos no están en condiciones de ejercer influencia en las regulaciones de los servicios financieros de la UE, incluidos los que se aplican a los mercados de materias primas, pero no precisan cómo esta evolución podría influir en los precios del crudo.

//

Petróleo en curva descendente

El barril petrolero usado como referencia por la OPEP retrocedió en lo que va de julio hasta cotizarse en 42,21 dólares, su valor más bajo en dos meses, desde los 48,02 dólares alcanzados el pasado 9 de junio, su máximo en 2016.

Ambos extremos distan de los más de 100 dólares por barril que tuvieron de media anual en 2011 y 2013, antes de desplomarse en 2014 debido al fuerte crecimiento de la producción, impulsado precisamente por esas altas cotizaciones que garantizaban un alto rendimiento.

La estrategia de la OPEP

Durante esta crisis petrolera, la OPEP ha tenido una estrategia única que viene dando resultados. ¿En qué consiste?

Básicamente, ha aceptado los bajos precios para defender su participación en el mercado, mientras sus miembros abren de a poco los grifos. La consecuencia de esta jugada es que sus rivales han reducido extracciones.

La cantidad de barriles que se producirán durante 2016 fuera de la OPEP será de unos 56 millones de barriles diarios, lo que representa una contracción de 0,88 mbd, a lo que se sumará otra caída de 0,11 mbd del 2017.

Esto obedece a que los bajos precios afectan la producción más cara, como la del petróleo de esquisto en los Estados Unidos, cuyo bombeo total se redujo a 0,22 millones de barriles diarios en abril.

//

El papel de otros grupos

El nivel de inventarios comerciales de petróleo en las naciones pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se redujo hasta unos 3,06 millones de barriles diarios, un nivel que sigue por encima de la media de los últimos cinco años.

El crudo almacenado cubriría las necesidades energéticas de esos países durante un período de 65,9 días, 6,7 jornadas más que el promedio del último quinquenio, resalta la OPEP que espera continúe la tendencia a la baja de estas reservas.

Es así como los únicos que han incrementado su producción son los socios OPEP que aumentaron su bombeo en junio hasta una media de 32,86 millones de barriles diarios, unos 264.000 más que en mayo.

Esta suba obedeció a un incremento en las extracciones de Nigeria, Irán, Arabia Saudita, Libia y los Emiratos Árabes Unidos, mientras que Venezuela e Irak redujeron las suyas.

Con base en estas previsiones podés pensar en colocar tu dinero en una inversión rentable.

¿Dónde invertir para adelantarte al mercado?

Nery Persichini, editor de Revancha Argentina y economista de Inversor Global, recomendó buscar las empresas con una posición privilegiada y baja carga de deuda, dos características que las blindan ante problemas en el flujo operativo.

En consecuencia, podés seguir de cerca a Tenaris (TS), la principal productora mundial de tubos sin costura para la industria petrolera. “No solo tiene baja carga de deuda y abundante liquidez, sino que además está muy retrasada en términos de valuación”.

Si querés invertir en el extranjero, te contamos también cuáles son las mejores opciones. Solo tenés que acceder a este Informe Especial elaborado gratuitamente para vos.

Deja tu respuesta