¿Hay control de precios en la Argentina macrista?

El gobierno de Mauricio Macri congelará el valor de algunos medicamentos en lo que resta de 2016 y se colocó un techo a la suba del aceite.

“Congelan precios de medicamentos hasta fin de año” o “acuerdan tope para aumento del aceite”, sentencian titulares que parecieran ser de años pasados, pero corresponden al 27 de julio de 2016. La coincidencia nos lleva a la pregunta: ¿existe el control de precios en la Argentina macrista?

Para responder el interrogante, debemos analizar estas noticias.

Respecto a los medicamentos, se resume así: el Gobierno anunciará en las próximas semanas un plan de Precios Cuidados para medicamentos de venta libre.

Medicamentos congelados

El convenio ya está firmado por varios laboratorios y contiene un compromiso de congelar precios hasta fin de año para garantizar que lleguen al público sin cambios. Sin embargo, la exigencia ha encontrado resistencia en la industria y ha provocado la demora del anuncio que se trabaja desde hace dos meses.

Lo cierto es que las empresas temen ser objeto de sanciones si las farmacias no cumplen con los precios acordados…

Desde el Ministerio de Producción creen que, a medida que diferencien en la industria al gobierno actual de las anteriores administraciones, poco a poco los laboratorios firmarán el acuerdo.

El lado publicitario

Desde el Gobierno apuntan a incluir en el convenio segundas marcas, muchas de las cuales se verían beneficiadas de la publicidad oficial que tiene el programa de precios.

El acuerdo contiene dos apartados:

  1. Figuran todos los medicamentos con sus especificaciones
  2. Detallan los canales de distribución y el compromiso de asegurar el abastecimiento y comercialización de los productos

La diferencia con el plan instalado en supermercados

Precios Cuidados incluye alimentos, bebidas, productos de limpieza y de tocador, pero la idea es que el acuerdo con la industria lleve otro nombre: Convenio de Compromiso de Precio de Venta al Público de Medicamentos.

A diferencia del plan que rige en supermercados, los laboratorios lo que estarían aceptando es congelar precios de productos que ya registraron incrementos de entre 15% y 20% durante la primera parte del año, cuando en Precios Cuidados aplican bajas en rubros específicos.

De cualquier modo, la expectativa gubernamental es que el programa contribuya a reducir las expectativas inflacionarias en el segundo semestre.

A largo plazo, una vez que los aumentos de precios estén bajo control, la idea sería discontinuar con programas de esta clase y generar mayor competencia en la industria a través de la implementación de la ley de medicamentos genéricos.

Control sobre el aceite

Lo segundo fue el aceite…

Una declaración de un sindicalista produjo un temblor en la mesa de los argentinos que empujó a los funcionarios hacia el control de precios.

Por ahora, el aceite no triplicará su precio, como se había advertido. Tampoco subirá 30% como aseguraron las empresas. Tras un acuerdo entre el Gobierno y la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara), el valor del aceite de girasol aumentará 6% en agosto y la mezcla con soja subirá solo 4%.

Pero esos serán los precios “a la salida de fábrica”. En los supermercados las alzas pueden ser mayores debido a que el producto perdió gran rentabilidad en su paso por el programa de Precios Cuidados, del que salió en mayo pasado.

Lo que persiste es el temor al desabastecimiento de aceite tras la psicosis que empujó a los consumidores a las góndolas, pero en respuesta el Ministerio de Producción intensificó los controles para evitar prácticas ilegales, como la venta supeditada a otros productos, algo que muchos reflejaron en las redes sociales durante los últimos días.

Según la plataforma www.preciosclaros.gob.ar, que reúne los datos de los supermercados, el valor de la presentación de 900 cc de aceite mezcla en el mercado oscila entre 17,20 y 19 pesos, y entre 18,69 y 22 pesos para el girasol en la ciudad de Buenos Aires.

La semana pasada el gremio del sector alertaba que la botella de 1,5 litros llegaría a 90 pesos por la eliminación del fideicomiso del sector.

Lo cierto es que si bien el Gobierno tenía previsto discontinuar el programa de Precios Cuidados creado durante el gobierno de Cristina Kirchner, ante la aceleración que experimentó la inflación y el descontento generalizado por la suba de tarifas y la contracción del consumo, la administración macrista decidió prorrogarlo y mantenerlo, al menos hasta fines de 2016.

¿Hay control de precios?

Entonces concluimos ¿estamos frente a un control de precios?

Iván Carrino, editor de El Diario del Lunes, sostuvo que el gobierno macrista está salida de un esquema de control de casi todo los precios de la economía. “Había un sistema de control o monitoreo permanente, pero evidentemente el Gobierno no quiere salir de esto de un día al otro”.

Por eso, muchas cosas siguen en píe..

¿A qué obedece esta resistencia al cambio?

De acuerdo con Carrino, esta resistencia es por la presión política autoimpuesta debido a que no quiere perder votos y el miedo al salto en los precios.

El problema de fondo es la inflación. Hay que bajarla con política fiscal y monetaria, pero los políticos no pueden limitarse solo a eso porque si no parece que “no hacen nada”.

Entonces acuden a los controles o bien continúan los existentes. Lo ideal sería armar un esquema para ir abandonándolos todos.

Como el problema, según Carrino, es la inflación, te contamos cómo será durante el segundo semestre. Accedé a este Informe Especial para conocer los detalles de manera totalmente gratuita.

Deja tu respuesta