Esto no es nada aburrido para tus ahorros

Uno de los errores más importantes que le puede costar mucho dinero a tu cartera es tener prejuicios al momento de invertir. Te cuento por qué debés estar dispuesto a escuchar todas las campanas para evitar desaprovechar oportunidades únicas.

La semana pasada estuve leyendo con detenimiento muchos informes de inversión que elaboraron los principales bancos del mundo sobre las perspectivas para las bolsas en lo que resta del año.

Es un ejercicio que, de tanto en tanto, me gusta hacer para tener una mirada más amplia y heterogénea sobre el menú vigente de instrumentos de inversión en el mundo.

En muchas ocasiones, ese contenido me dispara ideas para encontrar recomendaciones adecuadas para los servicios que tengo a cargo enInversor Global: Crisis & Oportunidad y Situaciones Extraordinarias.

Pero dejame comentarte sobre un defecto que vengo observando en esta clase de reportes de inversión generados por los grandes bancos. Al margen de los intereses “ocultos” que pueden estar defendiendo en el mensaje que ofrecen, creo que hay un sesgo muy evidente por ignorar un índice tradicional e histórico en beneficio de algo más representativo.

Principalmente estoy hablando de que el índice Dow Jones pasa prácticamente desapercibido y las miradas apuntan casi en su totalidad al índice S&P 500.

¿Por qué ocurre esto? Tratemos de encontrarle la vuelta.

El índice bursátil Dow Jones es el segundo más añejo de los Estados Unidos. Fue creado por Charles Henry Dow, editor de The Wall Street Journal, durante el siglo XIX y co-fundador de la empresa Dow Jones & Company.

Originalmente nació como el índice que estaba compuesto por las 30 acciones industriales (que representaban a la industria pesada) más importantes de Estados Unidos, pero con el tiempo se fue adaptando a la nueva realidad. Hoy está compuesto por las 30 empresas más importantes de los Estados Unidos, entre las que se encuentran Apple, Disney y Wal-Mart, entre otras.

Pese a esta adaptación este índice, que hizo su debut en 1896, ha quedado relegado en la consideración de los analistas porque se lo asocia, justamente, con empresas que supieron ser las promotoras del crecimiento estadounidense a principios de siglo XX para luego perder protagonismo.

Casi todos prefieren tener como referencia al índice S&P 500 como el testigo más representativo de Wall Street al estar constituido por las quinientas empresas más grandes por capitalización bursátil de los Estados Unidos.

Claramente existe un prejuicio sobre esta visión. Y, sin dudas, si vos como inversor minorista replicas ese comportamiento estarías cometiendo un error importante para tu cartera de inversión.

Prejuicio es sinónimo de malas inversiones

Como te mencioné, algunos no consideran al Dow Jones como un índice representativo porque todos sus componentes son “aburridos”.

“Se tratan de empresas grandes, pesadas, con poca capacidad de fuerte crecimiento y, por ende, con poco potencial de ganancias”. Estas palabras tranquilamente pueden asociarse a cualquier detractor de este índice e, indirectamente, de las empresas que las componen.

Mi respuesta es con números:

– Mientras que el índice S&P 500 acumula una suba de 6,1% en lo que va del año, más de la mitad de las firmas (17 empresas) que conforman el Dow Jones superan dicho rendimiento del índice.

– El top tres de las empresas del Dow Jones (AT&T, Johnson & Johnson y Verizon), ordenadas por retorno acumulado en 2016, muestran un retorno superior a 20%, más que triplicando la ganancia del índice S&P 500.

– Sólo cinco de las 30 empresas tienen un rendimiento negativo. Esto implica el 16% de las firmas totales, porcentaje menor al del S&P 500.Diego.26.07

 

De lo anterior podemos sacar tres conclusiones importantes para el inversor.

1. No tengas prejuicio con ningún activo financiero. Hacerlo te hará no usar la razón para con ellos y perder oportunidades de inversión atractivas.

2. Lo convencionalmente denominado aburrido puede ser muy divertido para tu cuenta cuando hacés el balance anual de tu cartera de inversiones.

3. No hay atajos para construir una riqueza con tus inversiones. Paciencia y diversificación son dos de los argumentos necesarios para poder tener éxito. Esto se aplica a todo inversor, sin importar el perfil de riesgo.

A tu lado en los mercados,

Diego Martínez Burzaco para El Inversor Diario
​​​​​​​

P.D.: Podemos continuar intercambiando opiniones de inversión en mi Twitter o mi página de Facebook. ¡Te espero!

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido