¿En qué consistirá la reforma al Impuesto a las Ganancias?

Durante su campaña, Mauricio Macri prometió la supresión del gravamen que impacta mes a mes en los asalariados de mayor nivel de ingresos.

El blanqueo de capitales ya está en curso, pero la administración de Mauricio ya se fijó una nueva prioridad: ordenar la reforma tributaria, especialmente el Impuesto a las Ganancias, pero ¿sabés cuáles son los cambios que se vienen?

Durante su campaña electoral, Macri prometió la supresión del gravamen que impacta cada mes en los asalariados de mayor nivel de ingresos. Sin embargo, una vez que asumió la gestión se limitó a modificar el mínimo no imponible.

Te recordamos que el mínimo no imponible es el monto de ganancias excluido del Impuesto. El monto fue ajustado pero en 2013 se fijó la regla para quienes tuvieran ingresos inferiores a 15.000 pesos no lo pagaran.

Impuesto a las Ganancias, altamente distorsivo

La medida de 2013 generó fuertes distorsiones y un trato inequitativo entre las personas; su eliminación provocó un menor efecto en cuanto a hacer ingresar a más personas al impuesto, si a la vez se hubiera dispuesto una suba mayor del mínimo no imponible a ala finalmente definida.

Hoy tributan el Impuesto a las Ganancias los trabajadores que tienen un salario bruto mensual de 30.000 pesos.

Esa medida tuvo un efecto contraproducente. La derogación de un viejo decreto de 2013 provocó que muchos trabajadores que no estaban incluidos en el impuesto empezaran a pagar Ganancias.

La escala para 2017

A modo de “disculpa”, se dijo que la actualización de este régimen no era más que el primer paso. La prueba de fuego está en la reforma a las escalas del impuesto que será debatido este año en el Congreso y comenzará a regir en 2017.

Lo que se buscará es que el régimen deje de tener un efecto progresivo…

¿Sabés que es la escala de Ganancias? Es una tabla de alícuotas determinada por 7 rangos que fijan el porcentaje de tributación que el trabajador debe pagar según su salario. A medida que aumente su ingreso, es mayor el porcentaje que se le descuenta a través del impuesto.

Cambios en estudio

El cambio más reciente vino empacado con el megaproyecto de blanqueo, aumento a jubilados, moratorio y otras modificaciones impositivas: la exención del medio aguinaldo.

La actualización de los valores de la tabla de alícuotas es un tema fundamental para devolverle progresividad al impuesto, ya que tras 15 años sin actualización se permitió que una persona con un ingreso de 40.000 pesos mensuales, pague la misma cantidad que otra que recibe 400.000 pesos.

Los tributaristas han optado por un esquema de actualización con un mecanismo de un ajuste automático, no solo de los valores de la tabla de alícuotas, sino también de todos los montos fijos que establece la ley, por ejemplo los de los topes de deducciones, como seguros de vida o intereses.

Otra modificación que se analiza es el pago a cuenta de Ganancias del Impuesto al Cheque y volver a las escalas del mínimo no imponible para los trabajadores de cuarta categoría de Ganancias que funcionaba antes del gobierno de Fernando De La Rúa, a comienzos del 2000.

Parte de la la lista incluye la eliminación de la figura del Monotributo y que se paguen dos impuestos básicos como el IVA o Ganancias, pero con mayores niveles de mínimo no imponibles que sean actualizados automáticamente cada año.

¿Por qué no se actualiza la escala de Ganancias?

Tiene un costo que depende del proyecto que se utilice y la carga que le represente al Estado será mayor o menor según cuál de estos se adopte.

Para el IARAF, evidentemente los mayores valores de las deducciones personales y las modificaciones en los tramos de la escala que contemplan los tres proyectos de ley analizados implican mayores costos fiscales estimados en 84.000 pesos para el proyecto de la diputada Elisa Carrió y en 61.700 pesos en el caso de la presentación efectuada por el Frente para la Victoria.

El proyecto presentado por el Frente Renovador es significiativamente más oneroso en términos de reasignación de ingresos fiscales que los otros analizados, ya que puede estimarse en 119.000 pesos familiares, lo que significa una pérdida fiscal de 163% superior a la que surge del Decreto 394.

El fin de la reforma tributaria

Lo que busca es bajar la presión tributaria que aumentó al doble entre 2003 y 2015, a través de la reducción de impuestos como el IVA –se tomó un primer paso al excluir a jubilados de su cobro cuando se trata de satisfacer necesidades básicas-, o la eliminación de otros que son distorsivos como Bienes Personales o los ingresos brutos que cobran las provincias.

Otra modificación que se analiza es el pago a cuenta de Ganancias del Impuesto al Cheque y volver a las escalas del mínimo no imponible para los trabajadores de cuarta categoría de Ganancias que funcionaba antes del gobierno de Fernando De la Rúa, a comienzos del 2000.

Parte de la lista incluye la eliminación de la figura del Monotributo y que se paguen dos impuestos básicos como el IVA o Ganancias, pero con mayores niveles de mínimos no imponibles que sean actualizados automáticamente cada año.

Otro impuesto que está en revisión es Bienes Personales. Te contamos todo el plan del Gobierno en el siguiente Informe Especial cuyo acceso es totalmente gratuito.

Deja tu respuesta