Conocé la nueva inversión que promete vencer a la inflación

Con el retorno de estadísticas creíbles, también volverán los bonos CER. ¿Sabés cuál será su rendimiento dentro del mercado local y las expectativas de los inversores?

Los altos rendimientos de las Letras del Banco Central (Lebacs) no volverán, pero hay una inversión igual -o más- atractiva que todos esperan con ansias:  el lanzamiento del nuevo bono atado al Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que en 5 años ofrecerá un retorno anual de 2,5% más la inflación acumulada.

En otras palabras, será un instrumento que te permitirá derrotar a la inflación y sacar algo extra, lo que cobra más atractivo luego del retorno de las estadísticas públicas creíbles en manos del INDEC.

Bonos CER: una nueva pieza

¿Recordás cómo funcionan los bonos? Se trata de una obligación financiera de una entidad (pública o privada), que promete pagar una determinada cantidad de dinero, en un lapso de tiempo preestablecido, a cambio de una renta.

Los bonos vuelven a ser una noticia relevante una vez que esta semana el Gobierno resolvió emitir deuda que ajuste por inflación.

Se trata del nuevo Bono del Tesoro (Boncer 2021) denominado en pesos, cuyo capital ajustará por el CER, con un plazo de 5 años, y amortizará íntegramente el 22 de julio de 2021 con un cupón semestral de 2,5%.

Si bien será emitido por un monto de 15.000 millones de pesos, será en varias colocaciones y no esperan recaudar ese monto en una sola emisión.

¿Por qué emitir un bono ajustado a inflación?

El Gobierno pretende asegurarse un fondeo en pesos y evitar, para esto, pedir ayuda al Banco Central con impresión de dinero.

En las mesas de las entidades financieras se valora el hecho de que el Tesoro se esfuerce por ampliar el menú de opciones en el mercado, y creen que los principales interesados en suscribir estos títulos –especialmente vinculados al CER- serán los fondos comunes de inversión.

La publicación del índice CER ajustado a la inflación volvió en enero una vez que fuera discontinuado en diciembre del año pasado junto a todas las estadísticas gubernamentales.

La historia detrás del CER

Al principio se tomaron datos de la Ciudad de Buenos Aires y luego de San Luis, pero ahora con el IPC a toda máquina se usarán netamente los datos oficiales.

El retorno a tomar el CER como una variable financiera válida es novedosa desde la denominada “destrucción estadística” durante el kircherismo.

Como ha denunciado en varias ocasiones el Ejecutivo, para manipular la economía, el INDEC en manos de Guillermo Moreno, sobreestimó el crecimiento de la última década por 20 puntos de diferencia y subestimó la inflación.

Así, mientras que la Argentina pagaba menos intereses de la deuda por bonos emitidos por CER que el kirchnerismo colocó en la reestructuración de 2005, tuvo que pagar más por el cupón atado al PBI.

Eso hizo que los bonos atados al CER cayeran en desgracia. La parte complicada era demostrar que realmente hubiera un dibujo de las estadísticas en la Argentina.

Lo que sí sucedió es que en 2009 lanzara un caja de bonos CER por otros ajustados a tasa Badlar. De este modo, se sacaron de encima papeles que no tenían valor y canjearlos por otros con un ajuste más real.

Bonos CER: ¿son atractivos?

El nuevo bono está muy en sintonía con las actuales tasas de interés de mercado –en general, cercanas al 30% anual, porque están supeditadas a las Lebacs de corto plazo-, niveles que difícilmente vemos hoy en el mercado.

En la Bolsa ya se negocian títulos atados a la evolución de precios, con retornos similares pero con mayor duración: el Pr13, que vence en 2024 y paga 2% anual en intereses y el Discount en pesos, que termina en 2033 y paga 5,8%.

En cuanto a las letras en dólares, lo que destaca es el atractivo de que ofrece la posibilidad a inversores minoristas de acceder al tipo de cambio mayorista, que surge de una encuesta que realiza el Banco Central.

El plan del Gobierno parece ser captar no solo pesos sino dólares que están guardados en el sistema financiero a tasas de interés del 1% anual, lo que deriva en un desplazamiento de los bancos al Tesoro de aquellas divisas que hoy ya nutren las reservas del Banco Central.

Queda claro que, medidos en pesos, los retornos que se ofrecen son similares a los que muestra la curva de rendimiento de las Lebacs, que durante la última licitación quedaron a 30,25% anual para un plazo de 35 días.

¿Cómo les va en el mercado?

Apenas el INDEC  publicó hace unos días el índice de inflación, los bonos que ajustan por CER volvieron a brillar al mostrar una suba de precios mayor a la que pronosticaban los economistas.

Los inversores se lanzaron sobre estos títulos luego de que el INDEC diera a conocer que el IPC de junio registró una suba del 3,10%, aún mayor que el pronosticado por el IPC Congreso.

¿Querés conocer las mejores alternativas en renta fija? Te contamos cuáles son en el siguiente Informe Especial elaborado por el equipo de Inversor Global gratuitamente para vos.

Deja tu respuesta