Compras al exterior: ¿se generará una invasión importadora?

La CAME criticó que los productos adquiridos fuera del país podrían costa hasta un 67% menos que en el mercado local. ¿Podría llevar esto a la desaparación de empresas?

La restitución del servicio de puerta a puerta  no fue bien recibida por la industria y el comercio. La razón: la medida resentirá la producción y el consumo, en vista de que hay compras al exterior que se consiguen hasta 67% más baratas que las ofrecidas en el mercado local. ¿Realmente habrá una invasión importadora?

Lo que conocemos de la iniciativa que se lanzaría esta semana es que tiene limitaciones: los envíos no podrán superar los 50 kilogramos ni estar valuados en más de 1.000 dólares. Tampoco podrán adquirirse más de tres unidades iguales ni ser usadas como bienes comerciales.

Además, el límite máximo de compras al exterior sería de 5 por año, por persona. Antes podían hacerse de dos a tres, dependiendo de la vía de compra. Los impuestos también persistirán aunque se desconocen los montos aún.

Compras al exterior: ¿perjudiciales?

Este giro de tuercas gradual tiene justamente el objetivo de proteger la industria local. Al haber limitaciones se impide la comercialización de los productos.

Pero la iniciativa tiene lugar en un momento en que la industria nacional sufre los efectos de la recesión y el consumo se contrae mes a mes como consecuencia de la suba de tarifas.

Es así como la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) catalogó de perjudicial una vuelta al régimen puerta a puerta, ya que ropa, juguetes, marroquinería, artefactos de iluminación y vajilla de cocina se pueden conseguir en China –el mismo producto-, con diferencias de precios de entre 62% y 67%.

CAME objetó que la medida llegaría en un momento donde los costos en alza de la producción local deterioran la competitividad de los productos nacionales, y en un mercado que consume bastante menos que el año pasado, los bienes importados ganan participación en la venta.

¿Qué sucedería en consecuencia?

La CAME ya hizo sus matemáticas: el comercio local vería mermar sus ventas en una coyuntura donde ya  se ubican en 10% menos que durante 2015.

CAME

Fuente: CAME

De acuerdo con un relevamiento realizado por CAME en las páginas de compras directas a China y su comparación con el mismo producto de origen nacional sucede lo siguiente:

  • Aunque se pague el impuesto de importación desde ese mercado, que hoy asciende al 50%, las brechas son importantes.
  • Un vestido comprado en China sale 67,3% menos que uno del mismo material, de origen nacional -700 pesos el local vs 292 pesos el importado.
  • Una cartera de cuero nacional cuesta 1.200 pesos, pero una conseguida en China valdría 458 pesos, incluyendo impuestos.
  • Juegos de ladrillos de Lego salen 458 pesos comprados en el mercado asiático, en comparación con los 1.200 pesos que habría que paga en Buenos Aires.

Puerta a puerta: más ventajas que desventajas

¿Entonces realmente el retorno del puerta a puerta es perjudicial para la economía?

Iván Carrino, analista económico de Inversor Global y editor de El Diario del Lunes, sostuvo que con su comunicado, la CAME actuó como un grupo de lobby que defiende exclusivamente sus intereses corporativos sin mirar qué sucede alrededor.

Los datos que la CAME divulgó demuestran el enorme beneficio que traería la libre importación de bienes: productos más baratos para los consumidores, un incremento del salario real y mayor capacidad de ahorro o consumo. “Esto jamás podría ser perjudicial para la economía como un todo” expresó Carrino.

En caso contrario, el cierre de las importaciones, deriva en que sin el impuesto aduanero del 50%, la indumentaria sería hasta 78,2% más barata, de modo que lo que abonamos a la industria textil es 358% más caro de lo que se pagaría el mismo producto en el extranjero.

“Si un sector no puede competir contra productores extranjeros, la solución no consiste en pedir más trabas a las importaciones, que perjudican a todos y solo benefician a unos pocos, sino solicitar menos impuestos y regulaciones”, añadió el especialista.

Una economía que estrangula

Según el último libro de Carrino, Estrangulados, hoy un argentino tributa hasta 96 impuestos. “El sistema impositivo se transformó en una verdadera maraña legal imposible de comprender”.

Datos del Banco Mundial indican que en el país se necesitan 405 horas por año para lidiar con las obligaciones tributarias, mientras que en un país desarrollado el promedio es inferior a 200.

Un detractor podría afirmar, sin embargo, que las compras al exterior, traen más desempleo, porque van en detrimento de la industria local, que imposibilitada de competir cerraría sus puertas, pero Carrino no cree que esto sea así.

¿Importaciones = desempleo?

Esa afirmación, observó Carrino, no es más que un mito sin ningún sustento real…

El siguiente cuadro muestra a los países con mayor apertura comercial de acuerdo al puntaje (de 0 al 100) que otorga el Índice de Libertad Económica de la Fundación Heritage y la tasa de desempleo de cada uno de ellos para el año 2015.

IMPORTACIONES

La conclusión a partir de los datos es clara: el desempleo no tendría nada que ver con la apertura económica y se puede ser muy abierto y gozar de un muy bajo nivel de desocupación simultáneamente.

Lo que sucede con las importaciones es análogo a lo que pasa con la innovación. Hubo una época en que todos iban al Video Club del barrio a alquilar una película. Tiempo después, la costumbre fue ir a Blockbuster y más tarde llegó Netflix, que envió a la cadena internacional a la quiebra revolucionando la forma en que todos consumimos cine.

En otras palabras, la apertura comercial, que impone mayor competencia, puede hacer que algunas empresas cierren, pero es señal de que los consumidores están mejor y que los recursos empleados están disponibles para otro, más demandados por la sociedad.

A días de que se publique la normativa anunciada en los últimos días, aún persisten algunas dudas sobre el retorno del servicio. ¿Querés saber cuáles son? Te explicamos todo en este Informe Especial creado de forma gratuita para vos.

Deja tu respuesta