Compras al exterior 2016: todas las novedades del puerta a puerta

La nueva norma admite hasta cinco envíos por año que no superen los 50 kilos ni estén valuados en más de 1.000 dólares. Averiguá todos los detalles en la nota a continuación.

El régimen de compras al exterior, mejor conocido como puerta a puerta, finalmente regresó a la Argentina. Se trata de una jugada más en la tarea dedicada a levantar el cepo que dejó la expresidenta Cristina Kirchner, cuyo objetivo era castigar a las importaciones y encarar la escasez de divisas. Sin embargo, el servicio tendrá algunas limitaciones.

Para saber todas las novedades de los envíos puerta a puerta y aprender a usarlo, continuá leyendo…

Compras al exterior durante el kirchnerismo

Desde el año 2014, el gobierno de Cristina Kirchner modificó los montos y topes al que una persona podía acceder para compras en el exterior con tarjeta.

Lo que sucedía entonces es que las compras al exterior por Internet, especialmente con sitios web de China y Estados Unidos, habían alcanzado niveles récord en 2013, con más de un millón y medio de compradores y un ingreso de 20.000 bultos diarios.

e-commerce1

No te hablamos únicamente de las importaciones, sino también de las compras en el exterior online y a las realizadas por correo (puerta a puerta). Todo estaba limitado.

Compras por Internet Argentina limitadas

Es así como se reglamentó lo siguiente:

  • Los artículos con un valor menos a 25 dólares no pagan tributo.
  • Si el producto cuesta entre 25 y 999 dólares, deberá abonar 50% de su valor en concepto de Derechos a la Importación.
  • Si el importe es superior a 999 dólares, se aplica el Régimen General de Importación, para lo cual es necesaria una declaración jurada.

A eso se sumó el formulario 4550 –para compras a proveedores en el extranjero-, la generación del VEP y tener una paciencia de acero para llenar los documentos.

1828416

Fuente: La Nación

Esto generó una denuncia de la Organización Mundial de Comercio (OMC) por las irregularidades que presentaba la Declaración Jurada Anticipada de Importaciones (DJAI), el régimen de importaciones del kirchnerismo.

Puerta a puerta con retrasos y postergaciones

Con la asunción de Mauricio Macri se prometió que esto iba a terminar

La emoción llegó a su punto máximo cuando en marzo pasado el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad, prometió que volverían a implementar el courier para evitar “las colas infames de gente”.

Por eso, se creó el Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI) –en reemplazo a las DJAI-, algo que prometió agilizar los trámites, pero ¿qué cambió realmente?

Francisco Cabrera, ministro de Producción, aseguró que la unidad novedad era liberar los productos de cultura como el caso de los libros.

De hecho, el servicio de envíos puerta a puerta quedó solo para bienes destinados a la actividad productiva.

Y seguían las “colas infames”…

En otras palabras, quien comprara a través de una página de Internet internacional debieron retirar el paquete en el Centro Postal Internacional del Correo Argentino, frente a Retiro. Luego de hacer un trámite online ante la AFIP –declaración jurada y pago de impuestos-, debía irse hasta el lugar.

También se puso fin a los cupos en dólares, que le imponían grandes limitaciones a industrias como la automotriz o la de electrónica de Tierra del Fuego, que debían conformarse con 50% de las divisas necesarias para funcionar.

Pero la desinformación solo agravó el asunto…

Muchas personas pensaron que el transporte puerta a puerta había vuelto y esto ocasionó que las compras crecieran en promedio 30% y, por ende, las colas en la aduana se intensificaron y alcanzaron los 300 metros de largo.

Fin de la titánica tarea

Lo cierto es que a partir de este 27 de julio, las compras por Internet Argentina dejarán de ser una tarea titánica, al menos según el gobierno macrista.

“La medida apunta a facilitar la vida cotidiana de los ciudadanos. Algo tan sencillo como comprar un libro se había transformado en una verdadera odisea. Es lógico que en un mundo globalizado podamos recibir en nuestra casa algo que compramos en cualquier lugar del mundo al tiempo que se realizan los controles aduaneros”, sostenía Alberto Abad, titular del organismo.

Lo cierto es que persistirán los límite de compras en el exterior y algunos controles.

La AFIP comunicó la decisión a través de las resoluciones generales 3.915 y 3.916, que detallan los pasos a cumplir por los compradores para recibir los objetos adquiridos en el extranjero.

Límites de compras en el exterior

¿Cuáles son las reglas?

– Comprar el producto: ingresar a la web elegida y generar la compra más el pago del producto seleccionado.

– Completar el formulario de la AFIP: con ese número, el comprador deberá generar un Volante Electrónico de Pago (VEP) en la página de la administración y pagarlo a través de home banking o en una sucursal bancaria. Ese pago habilitará al courier o al correo a llevar el producto al domicilio.

– El producto se envía cuando esté autorizado: al concretar el pago, se generará un número de tracking que sirve para seguir la ruta del envío desde cualquier parte del mundo al país.

– Recibís el producto en tu casa: el límite para traer un envío por correo es de 200 dólares por operación o hasta dos kilos de peso. Será un máximo de cinco envíos al año, por lo que se podrán realizar compras por hasta 1.000 por esta vía. Habrá una franquicia de 25 dólares sin arancel.

– El siguiente paso consiste en informar a la AFIP que recibiste el producto: el usuario deberá declarar ante el organismo fiscal que tiene el producto en su poder. La AFIP informará cuántos cupos le quedan disponible (si fue la primera compra, quedan cuatro por hacer).

Para el caso de envíos cuyo peso sea mayor a dos kilogramos o superior a 200 dólares, también se recibirá una notificación del Correo. El procedimiento será idéntico, retirando en la sucursal del mismo.

La idea de esta apertura limitada es proteger a la industria local, porque no se pueden traer más de tres unidades de un mismo producto, de modo que se desvanece la posibilidad de comercializarlo, en un momento en que la industria local sufre los efectos de la recesión y el consumo se contrae mes a mes como consecuencia de la suba de tarifas.

Esta normativa es específica para couriers privados, que tengan el servicio puerta a puerta, como DHL, Fedex o UPS, excluyendo al Correo Argentino.

Por cierto, los prestadores de servicios courier, serán estos los encargados de realizar la declaración de los envíos que incluirá la descripción de los productos involucrados y los valores correspondientes. También serán responsables tributarios del pago ante la AFIP.

El retorno de los envíos puerta a puerta

Además, habrá una cantidad mayor de paquetería internacional habilitada…

Por ejemplo, los envíos quedarán exceptuados de la previa intervención del Instituto Nacional de Alimentos –con lo cual se pueden ingresar rubros que hasta hoy es imposible; así como de la tramitación de licencias de importación automáticas –caso de textiles o juguetes- y del régimen de Identificación de Mercaderías, la estampilla verde que acompaña a los productos importados.

De esta forma, no solo alimentos podrán ingresar al país, sino también textiles, juguetes y celulares sin la necesidad de tramitar una licencia automática o un estampillo de importación.

La paquetería internacional incluida aún puede extenderse.

Siguen los controles e impuestos

El control de la AFIP se dará con un régimen de información online. Quien compre algo en el extranjero y lo desee recibir en su domicilio deberá notificar electrónicamente la recepción de la mercadería dentro de los 30 días de recibida.

De no informarlo, no será posible recibir nuevos envíos, cuyo régimen de aplicación se hará a todos los que se hayan hecho a la fecha de entrada en vigencia de la norma .

Además, en caso de que la AFIP considere que el valor declarado del paquete es incorrecto, podrá exigir al usuario una declaración jurada rectificativa ajustando los valores a la verificación realizada. Como resultado del nuevo cálculo, se generará en forma automática un nuevo VEP para abonar la diferencia. El pago deberá ser efectuado antes de retirar el envío.

Además, esta simplificación no quiere decir que los bienes comprados y recibidos vía courier no están exentos de impuestos, porque siempre que superen los 200 dólares, se cobrará el 50% del costo del producto. Luego también habrá que abonar una comisión por el servicio puerta a puerta.

Pero todavía habrá que esperar un poco para poder recibir un envío del exterior en casa. Según establecen ambas resoluciones, el nuevo sistema entrará en vigencia dentro de 30 días corridos. Es decir, el próximo 26 de agosto.

Para el Correo Argentino regiría una resolución familiar con la misma regla de hasta 5 envíos por año.

También habría una obligación de operar con couriers para los paquetes de mayor peso. Hoy, a partir de los 20 kilos, el envío sale del régimen del Correo Argentino y debe hacerse por otra vía.

¿Querés ser un experto en lo relativo a las compras en el exterior? Accedé a este Informe Especial elaborado gratuitamente por el equipo de Inversor Global para vos.

 

Deja tu respuesta