Cómo iniciarse en el mundo de las inversiones

Compartimos un articulo en español de Merryn Somerset Webb, especialista de MoneyWeek. Aprenda los principios básicos y tírese de lleno. Luego, persevere y sea paciente, dice Mark Dampier, de Hargreaves Lansdown.

Cada año, se destina una terrible cantidad de líneas al tema de la alteración en las finanzas. ¿Cuándo van a recibir su merecido los grandes bancos? ¿Cuándo la erosión de los márgenes provocada por el asesoramiento automático o “robo-adviser” llevará la industria tradicional al olvido? ¿Cuándo la administración de fondos activa tirará la toalla de los honorarios altos ante la competencia de precios de la pasiva?

Sin embargo, existe un área del mercado que fue realmente alterada a comienzos de siglo, el negocio de las sociedades de Bolsa. Vamos a conocer el ejemplo inglés para entender lo que viene a nivel mundial. ¿Quién fue el que pateó el tablero? La empresa que todos consideramos la gran bestia de las inversiones online: Hargreaves Lansdown.

Fue la primera (hasta donde sé) en realizar un “descuento total” en sus fondos de inversión, eliminando el antiguo honorario de anticipo del 5% completamente. Lanzó un servicio online de transacción de acciones en 1999, que nos permitió negociar todo lo que nos gustaba por tan solo £9,95 (US$ 14,81).

Estableció un sistema que les permitía a los clientes participar de las comisiones de renovación pagadas sobre los fondos. Hizo que las pensiones personales “autoinvertidas” sean simples, todo esto con, probablemente, la mejor y más intuitiva oferta de internet del negocio.

Hoy no es la más barata del mercado (y es la razón por la cual sus márgenes de ganancias son tan impresionantes) y todos, desde los inversores hasta los administradores de dinero, pueden encontrar algo en su oferta de lo cual quejarse, incluso yo. Aun así, soy un gran admirador de la forma en la que alteró el mercado y cómo opera en él en este momento.

Entonces, cuando su jefe de investigación, Mark Dampier, escribió un libro, Effective investing (La inversión efectiva), detallando todo lo que había aprendido en sus 17 años con la firma, supuse que valía la pena entrevistarlo para que nos cuente todo sobre él. Dampier y yo no siempre estamos de acuerdo en todo, pero en lo que hace al meollo de la industria de la administración de fondos en el Reino Unido, es el que más sabe.

Lo que todos tienen que saber

Nos metimos de lleno. ¿Qué es lo más importante que alguien tiene que saber sobre las inversiones? Una pregunta simple. Una respuesta simple. Todo está en la perseverancia y la paciencia, dice Dampier. Tiene que aprender los principios básicos. Tiene que entender el mundo de las inversiones y cómo quiere que funcione para usted. Tiene que tener una idea de la historia del mercado bursátil, de las valuaciones y del desempeño anterior de las cosas que está observando. “La tecnología ha sido maravillosa, pero ha creado tanta confusión en el mercado que las personas simplemente huyen”, agrega.

Existen unos 3.000 fondos en el Reino Unidos. “Por lo menos el 90% de ellos nos sirve para empezar”, señala, pero es difícil saber cuál se encuentra dentro de ese 90%. Eso hace que muchas personas se retiren en las primeras etapas, pero tienen que seguir adelante.

¿Por qué no todos contratamos asesores financieros? Sólo para revisar lo hecho, dice Dampier, no tanto por las inversiones en sí, sino por las estructuras en las que las colocamos. La mayoría de los asesores, hoy en día, son, en sí, planificadores financieros más que administradores de inversiones (tienden a subcontratar esa parte para la industria recalcitrante de la administración de riqueza de todas formas). Pero son útiles en lo que hace a asesorar sobre cuándo solicitar su pensión estatal y cosas por el estilo.

Cuando ya haya aprendido los principios básicos, dice Dampier, todo se reduce a la paciencia. El período de tenencia promedio para un fondo ahora es de cuatro años, “lo cual es ridículo”. Tiene que pensar en invertir en términos de “más de 10 años”. Y tiene que permanecer en las buenas y en las malas.

Vemos el año 2008 y su “dosis de comentarios espantosos… ¿Cuánta gente vendió sus inversiones? En un momento en el cual deberían haberse agarrado fuerte”, advierte. La tecnología agrandó el problema. La gente revisaba sus carteras todos los días. Cuanto más revisaban sus carteras, más “decisiones tomaban”, negociaron cuando deberían haber apuntado a una “inactividad hábil”. Warren Buffett, por ejemplo, no salió a vender en 2008.

Hay un problema. La gente más grande tiene dinero y puede aceptar todas las sugerencias. La gente joven, por su lado, no tiene efectivo extra para todo este ahorro e inversión. Eso es lo que dicen todos, brama Dampier.

“Pero reconozco que la mayoría de las personas puede ahorrar algo si realmente quiere”, añade. La mayoría de las instituciones tiene planes de ahorros con los cuales se puede comenzar con tan sólo £25 (US$ 37,21) por mes y, si bien la gente dice que no puede pagar ni ese monto, “en realidad, una vez que sale de su cuenta, se olvidan. Y es impresionante lo que ese monto puede lograr con los años. Así que empiece. Por el amor de Dios, haga algo. No se quede allí sentado, haga algo”.

Los mejores fondos para gente más joven

Digamos que soy un joven que acaba de establecer un esquema de ahorro. ¿Qué compro? Fondos de empresas más pequeñas del Reino Unido y de mercados emergentes, dice Dampier. Son más volátiles que las alternativas más seguras, “pero creo que obtendrá mejores ganancias con los años”.

¿Qué fondos de baja capitalización lucen bien en este momento? Dampier sugiere Marlborough UK Micro Cap Growth o el UK Smaller Companies de Standard Life. ¿Cuáles son sus administradores de fondos favoritos allí hoy? De la generación más joven, elige a George Godber (que dirige Miton UK Value Opportunities, un fondo de crecimiento de capitalización baja a mediana del Reino Unido).

De la generación más antigua, le encanta Neil Woodford y su Patient Capital Trust (LSE: WPCT), uno bueno, dice Dampier, para aquellos con un período de tiempo de inversión largo.

No queda mucho tiempo para que Woodford se retire, pero Dampier reconoce que va a administrar dinero por lo menos una década más: “Creo que su ambición es convertir su empresa de startup a FTSE”. Otro administrador confiable es Nigel Thomas de Axa Framlington. Es del tipo de administradores de fondos que trabaja por el “desafío intelectual”, no por el dinero. “Tiene 60 años pero no tiene planes de retirarse. Y yo voy a pescar con él todo el tiempo”.

Claramente, Dampier es un gran fanático de la administración activa. Le pregunté si veía alguna participación de los fondos pasivos en todo esto. Donde “no se puede encontrar ni un administrador activo decente”, él lo hace. Es, por ejemplo, “muy difícil encontrar administradores activos buenos en los Estados Unidos… ¿Dónde está el Neil Woodford en los Estados Unidos? ¿Dónde está el Nigel Thomas?

Me pregunto cuándo va a empezar la competencia de precios reales en el sector activo en particular, dado que demasiados de ellos son trackers eficaces también (siguen el punto de referencia tan de cerca que se toman algo de atrevimiento al llamarse administrados “activamente”).

Dampier reconoce que siempre va a valer la pena pagar por los “Woodfords” y los “Thomases” del mundo. Pero también cree que los costos de los fondos están cayendo (en parte, por la competencia pasiva y gracias a la presión que aquellos como Hargreaves Lansdown están ejerciendo sobre las firmas para que reduzcan sus honorarios). Él reconoce también que van a terminar cercanos al 0,30%.

Es un proceso lento: nadie quiere pasar de obtener altas ganancias todo el tiempo a ganancias normales. Así que está llevando más tiempo que lo que muchos de nosotros habíamos esperado.

Esto me da el pie para explicar mi teoría favorita acerca de los honorarios de los fondos: que la “libertad de las pensiones”, los cambios regulatorios recientes que han azotado a la industria de las pensiones, será lo que cambie el negocio.

Antes, todos al retirarse tenían una pensión salarial final o una anualidad. Sus ingresos eran fijados. Así que el precio cobrado por inversión les era irrelevante. Eso ya no será así. En vez de ello, millones de personas familiarizadas con la informática, ricas y con tiempo de sobra van a intentar generar una ganancia con los pagos totales. Si ese ingreso es del 4% y el costo de generarlo a través de un administrador de fondos es del 1,5%, estarán furiosos.

Efectivamente, 1,5% puede sonar poco, pero no se necesita mucho para darse cuenta de que es más del tercio del rendimiento. Y no lo van a tener. Van a girar y van a decirles a los administradores de fondos “su ganancia es muy alta, redúzcala”. Dampier no está convencido de que las personas sean tan sensibles a los precios en lo que hace a las inversiones. Los fondos, dice, “no son como los lavarropas”. Creo que pronto, si la industria no lo reconoce, nos llevaremos una sorpresa poco agradable.

¿Quién es Mark Dampier?

Con 59 años, es el jefe de investigación en Hargreaves Lansdown. Luego de obtener un “tremendamente aburrido” título en Derecho, recibió su título de grado con honores y, luego, pasó dos años en las pistas de esquí.

Tras decidir que la carrera de Derecho no era para él, su interés por las inversiones lo llevó a unirse a la empresa dedicada a las finanzas Whitechurch Securities en 1983. Trepó hasta el cargo de director de inversiones, siendo la cara visible de Whitechurch. Fue descripto por su competidor de ese entonces, Peter Hargreaves (cofundador de HL) en su autobiografía como “una espina constante en el costado”. Finalmente, Dampier terminó uniéndose a HL en 1998.

Desde ese entonces, Dampier ha aparecido con regularidad, tanto en los medios gráficos como en la televisión y la radio, incluida una columna en The Independent. Su primer libro, Effective Investing: A Simple Way to Buid Wealth by Investing in Funds (La inversión efectiva: una forma simple de generar riqueza invirtiendo en fondos).

¿Existe algún fondo perfecto?

En MoneyWeek soñamos con la existencia de un único fondo perfecto, uno que sea activamente administrado como una empresa que ofrezca múltiples servicios para inversores de todas las edades, que invierta en todo tipo de activos y de cierta manera para proteger el capital, mientras brinda algo de crecimiento e ingresos.

Hablamos de un fondo activo, administrado por un colocador de instrumentos inteligente, que va a hacer todo por nosotros por los próximos 20 años. ¿Existe? Dampier tiene que pensarlo. Pero su respuesta final es una sobre la que nos conviene estar de acuerdo. Es  RIT Capital Partners (LSE: RCP), uno de los fondos de inversión favoritos de MoneyWeek, y una parte importante de nuestra cartera de fondos de inversión.

Deja tu respuesta