Cómo comprar una propiedad a precio de descuento

Las subastas atraen a los ahorristas por la velocidad que implica el trámite, ya que no hay negociaciones interminables por el precio del inmueble.

Si bien en los últimos meses se ha incorporado una serie de opciones para facilitar el ingreso de los inversor al mercado inmobiliario, la inflación desmorona todas las mediciones y provoca que los créditos hipotecarios se vuelvan inviables en un sector que ha estado asfixiado por los últimos 15 años.

Comprar una propiedad a precios de descuento es una fantasía para muchos, pero hay quienes pueden darse ese lujo con un método poco explorado: el remate.

¿Por qué a un ahorrista le atraería esta modalidad para comprar un inmueble?

El atractivo de las subastas radica en la velocidad que implica el trámite. No se tiene que lidiar con negociaciones que llegan a extenderse semanas o diversas discusiones sobre el precio del bien, según indica una nota publicada en La Nación.

Es mucho más simple: se fija un día, una hora, una tasación y una persona que en cuestión de horas resuelva entre los oferentes quién es el mejor postor para quedarse con la propiedad rematada.

Es una extraordinaria alternativa para los inversores que se acostumbran cada día más a la idea de acceder a un departamento en Miami, únicamente porque su precio es inferior al que se consigue en barrios de clase media de Buenos Aires como Almagro o Villa Crespo.

¿Dónde conseguir inmuebles a precio de descuento?

Un ejemplo es el Banco Ciudad que realiza entre 50 y 70 remates de departamentos anuales.

Otro es la inmobiliaria Adrián Mercado que organiza remates privados de propiedades en todo el país por un número similar de unidades.

Todos los precios al inicio de la subasta están hasta 35% por debajo del valor del mercado, lo que de por sí suena bastante atractivo, dado que al final del proceso podés conseguir una vivienda a un precio al menos 20% inferior a su tasación.

Además, podés concretar rápidamente la operación, pero ¿por qué hay tal diferencia con el precio de mercado?

Lo cierto es que está directamente vinculado con la cantidad de oferentes que haya en el remate. A mayor número de interesados en la subasta, más serán las veces que se repita el “quién da más” y se elevará el precio hasta que gane el mejor postor.

Recordá que en el precio influyen características como ubicación, hecho histórico de relevancia en la zona, cercanía a transporte que pueden multiplicar su valor de mercado.

¿Cómo enterarse de los remates?

Todo remate judicial debe obligatoriamente ser anunciado con anterioridad mediante edictos librados por el juzgado, publicados en el Boletín Oficial y otro medio de prensa.

La publicación debe ser por uno o más días de acuerdo a lo que disponga el juzgado.

¿Cómo comprar una propiedad a precio de descuento?

Con respecto a este tema es importe tener en cuenta el siguiente consejo: asegurate de que no estés lidiando con un falso operador. Basta con observar el nivel de controles que exige el martillero para participar del remate: registro, presentación de DNI y exclusión a quienes alteren el ritmo de operación tradicional.

Además, la lista de propiedades en remate puede verse en avisos de los diarios, donde también figuran las condiciones del bien y el valor de base al que sale a subastar.

A continuación, debes visitar la propiedad para chequear el cumplimiento de las condiciones y el estado general en que se encuentra. En muchos casos, hay un deterioro significativo y una cantidad de arreglos.

Si bien los inmuebles son tasados a valor de mercado, el precio al que se abre la subasta es equivalente a dos tercios del valor real, con el propósito de atraer interesados. Si pujan pocas personas, el diferencial será cercano al 30%.

El ganador deberá dejar una garantía equivalente al 10% del precio con el que se alzó con el inmueble. Además del pago de 3% de comisión por la venta al martillero de la operación.

Paso a paso para entrar a la subasta

  1. Asegurar que no hay oferentes que actúan en forma asociada para intimidar a otros competidores.
  2. Visitar el inmueble para chequear el estado general.
  3. Evaluar gastos que demandará su reacondicionamiento.
  4. No hay limitaciones para pagar una propiedad comprada en un remate con un crédito. La traba está dada por los plazos que implica la operatoria.

¿Cuáles son las modalidades?

  1. Oferta a través de sobre

Permite al interesado dejar su propuesta por escrito, de modo que no debe estar presente.

  1. Oferta bajo sobre guardada

Al abrirse los sobres, si alguno tiene una oferta por encima del valor al que se bajó el martillo, el bien quedará en sus manos.

Pero esto no significa que debe pagar el total ofrecido, sino el monto al que fue rematado el bien más un plus equivalente al porcentaje al que venía incrementándose la subasta.

Pongámoslo en números: si una propiedad arranca con una base de 1 millón de pesos y el martillero consigue subirla hasta 1,3 millones de pesos de ofertas de 100.000 pesos, cuando se abre los sobres y aparece una opción de dos millones, el valor del bien será de 1,4 millones de pesos.

El punto fuerte de todo inversor exitoso es saber diversificar. Por eso te presentamos un mercado que está realmente a precio de remate para cumplir con este propósito. Tenés todos los detalles en el siguiente Informe Especial al que podés acceder de forma totalmente gratuita.

Deja tu respuesta