¿Cómo aumentar la rentabilidad de tu inmueble en alquiler?

¿Tenés un departamento en alquiler y querés saber cómo hacer para sacar más dinero? ¡Perfecto! Prestá atención a los consejos y datos que te vamos a contar en este artículo de Inversor Global.

¿Pensás que tu inmueble vale más de lo que ofrecen por él? Si la respuesta es afirmativa y no conseguís ofertas que satisfagan tus pretensiones, puede ser que estés llevando a cabo ciertas prácticas nocivas para la rentabilidad de tu propiedad.

No quiere decir que tu departamento no valga lo que creés, sino que no sabés cómo vendérselo a los inquilinos.

Afirmar que el costo de operación termina afectando la rentabilidad del inmueble es una obviedad pero muchas veces no es tenida en cuenta. Es decir, cuando se incluye la gestión de una inmobiliaria no hay que olvidarse que ésta cobra una determinada cifra a modo de comisión. Este cobro dificulta la posibilidad de aumentar el alquiler en la medida que el propietario lo desee.

La explicación es que al elevar el alquiler, también se eleva la comisión y, por lo tanto, se vuelve todavía más caro para el inquilino (con un alquiler inicial de 3.500 pesos, la comisión que se debe pagar es de 7.000 pesos y si se sube el precio aunque sea un poco, por ejemplo 4.000 pesos, el inquilino ya tiene que pagar de comisión 8.000).

En tiempos en los que la plata no sobra, aumentar el alquiler deja afuera a un gran número de potenciales inquilinos. Si se optara por alquilar sin una inmobiliaria de por medio, el aumento sería un poco más viable.

La propiedad, en su mayor esplendor

Para aumentar la rentabilidad del departamento, el propietario debe poner en condiciones óptimas la unidad. En esta línea, Armando Pepe, vicepresidente de la Cámara Inmobiliaria, conversó con Alquilando.com y puntualizó que “hay propiedades que a veces están mal de pintura y que albergan muebles de cocina o placares venidos a menos. Cuando el departamento está en óptimas condiciones, obviamente la rentabilidad es mayor”.

De esta manera, resulta evidente que darle una mano de pintura a su propiedad, va a incrementar su atractivo a la hora de recibir ofertas. A la larga, este tipo de gastos terminan siendo una inversión ya que una propiedad en buen estado equivale a un alquiler más elevado, por no decir más codiciado.

Propiedad a estrenar vs. propiedad usada

En la actualidad los inquilinos cuentan con una gran variedad de ofertas debido a la gran cantidad de desarrollos inmobiliarios que se realizaron en los últimos años. Entonces es común que estos “prefieren alquilar un departamento nuevo a estrenar que saben que lo usaron primero ellos y pagar nada más un poquito más a optar por un departamento usado que muchas veces viene con problemas de inquilinos pasados”, informa Pepe.

Para competir con los departamentos usados y mantener la rentabilidad, el vicepresidente de la Cámara Inmobiliaria insiste: “La estrategia es entregar la propiedad en perfectísimas condiciones. Si está linda y presentable se alquilará rápidamente, lo que también mejorará su rentabilidad ya que teniéndola vacía sin alquilar el pago de los servicios corre a cuenta del propietario”, concluye Pepe.

Las inmobiliarias: otro costo a evitar

Si bien las inmobiliarias pueden resultar útiles cuando uno no sabe cómo conectarse con potenciales inquilinos, es recomendable realizar la operación sin estos intermediarios. Estos encarecen el costo de la operación y reduce la rentabilidad de su propiedad.

La ubicación

El ranking de barrios donde más rentabilidad se percibe por tener en alquiler un departamento cambió. Hoy las zonas dónde los propietarios consiguen mayores ganancias ya no son Barrio Norte, Palermo o Puerto Madero como hace algunos años atrás, sino que fueron superadas por barrios más marginales, como Congreso o Boedo. Aún con diferencias dependiendo del lugar y el tipo de propiedad alquilada, la renta bruta promedio en la Capital comenzó a repuntar y se recompuso cerca de 40%.

Es consecuencia de un estancamiento e incluso baja de los valores de venta con un dólar estable, y un alza en los precios de los alquileres. En el mercado residencial de departamentos se consigue hasta 5,9% anual.

Un informe de Zonaprop muestra que el podio de los barrios más rentables es compartido por Congreso, San Telmo y Balvanera con entre 5,5% y 5,9% de rentabilidad. En la otra punta se ubican Puerto Madero, Barrio Norte y Recoleta con rentas inferiores a 4,5%.

En líneas generales, los datos coinciden con los que manejan en la consultora Reporte Inmobiliario, donde calculan que la rentabilidad anual bruta promedio por alquiler de un departamento usado en Capital Federal alcanza al 4,25%. Según el barrio y la cantidad de ambientes, los alquileres rinden entre el 3% y el 5,6%, aseguran.

En conclusión

Para mejorar la rentabilidad de una propiedad al alquilarla será clave invertir en las refacciones que sean necesarias para que esta resulte más atractiva y  salga rápido del mercado. Esto incluso lo ayudará a ahorrarse los gastos que naturalmente genera un inmueble y que usted puede evitar al encontrar su inquilino en el menor tiempo posible.

Además, evitar el gasto que produce alquilar a través de una inmobiliaria resulta fundamental. Hoy en día existe una gran variedad de alternativas a estos intermediarios y que reducen sus cosotos, y que en consecuencia aumentarán su rentabilidad.


Deja tu respuesta