Cae Nintendo: ¿hay alternativas en el mercado?

La empresa encargada del videojuego Pokémon Go admitió que no se generarán ganancias significativas para la empresa, de modo que la compañía perdió recorrido en los mercados bursátiles.

Las acciones de Nintendo subieron más de 120% en la Bolsa con el lanzamiento de su juego de realidad aumentada Pokémon Go, pero se desinflaron con la misma rapidez con la que escalaron puestos en los mercados. ¿Les queda camino por recorrer?, ¿hay alternativas en el mercado para capitalizar ganancias a ese nivel?

Para empezar esto te lo habíamos contado. Te dijimos que esta era la mayor suba de Nintendo desde 1983 cuando comenzó a cotizar en la Bolsa. Su desenvolvimiento impresionó a todos al superar las descargas de populares redes sociales como Tinder o Twitter y situarse al lado de Whatsapp o Instagram.

La revolución por el juego de realidad aumentada fue tal que la firma duplicó su capitalización y superó a Sony  (4,1 billones de yenes) por su valor de mercado y otras como Canon (4 billones), Panasonic (2,4 billones) o Toshiba (1,3 billones).

Nintendo: ¿por qué tanta expectativa?

Lo que esperaban los inversores es que Nintendo sacara provecho de la compra de funciones adicionales para el juego, una opción muy utilizada en estos días.

Pero apenas semanas después del lanzamiento de Pokémon Go, las acciones de Nintendo empezaron a desplomarse: primero registraron una caída del 12,60% el viernes 22 de julio, tras conocerse sobre el retraso en el lanzamiento oficial del videojuego en el mercado japonés y este lunes volvieron a descender en 17,7% tras admitir que el éxito tendría un impacto limitado en sus resultados.

Nintendo nuevo

Fuente: Google Finanzas

¿Por qué caen las acciones de Nintendo?

Su caída se debe a dos motivos:

  1. Nintendo reconoció que no tiene implicación directa en el nuevo pasatiempo, dada que esta aplicación gratuita pero con funciones suplementarias fue desarrollada por el estudio estadounidense Nantic.
  2. Directivos de la empresa han reconocido que Pokémon Go no generará ingresos significativos a la empresa.

En conclusión: no le queda recorrido a su valor en los mercados bursátiles.

Lo que podemos aprender de Nintendo

Lo cierto es que esto nos deja algunas lecciones como inversores:

  1. Invertimos como fans

No se trata de acciones con un precio por debajo de su valor ni las que tienen potencial, sino en la que nos gustan o conocemos de toda la vida.

  1. Nos dejamos llevar por las emociones

No buscamos un profundo análisis. Le creemos a la intuición y no hacemos nuestra tarea, un fallo mortal para cualquier inversor.

  1. Creemos que podemos prever todo

Suponemos que podemos encontrar una explicación a un hecho actual para que parezca un movimiento obvio. Nos hace sentir inteligentes y hasta creemos que podemos vencer al mercado, pero en realidad es un territorio poco visitado por los inversores más experimentados.

  1. Creemos que invertir es cosa de suerte

Algunos no creen que se trata de estrategia, sino de suerte. Es poco probable atinar a todos los grandes booms de los mercados. Es importante tener ahorros diversificados en distintas alternativas de inversión para que al beneficiarnos no afecte el 100% de nuestro dinero.

  1. Queremos subir al tren cuando ya se fue

Las inversiones son cuestión de largo plazo, pero quienes desean hacerlo a corto plazo deben anticiparse y subirse a un papel cuando aún está subvaluado y saber cuándo vender para acaparar ganancias.

  1. Todo o nada

No se nos ocurre que podemos diversificar y que si tenemos interés en un nuevo activo no es necesario poner todo nuestro patrimonio, que podemos probar con un bajo porcentaje para no arrepentirnos si tuvimos razón.

El fugaz entusiasmo por la acción de Nintendo debería convertirse en un interés por aprender de inversiones y proteger nuestro dinero de la inflación o el efecto en países emergentes por la suba en las tasas de interés en Estados Unidos o el impacto del Brexit en Europa.

¿Existen alternativas en el mercado?

Quizá hoy no haya otra compañía que alcance los mismos niveles que Nintendo, que marcó un récord histórico de negociación en la Bolsa japonesa. Probablemente se trata de un tope no alcanzable por casi ninguna empresa del mercado que lleve en Bolsa casi 30 años.

Lo que sí puede suceder es que Nintendo haya marcado el camino que puede ser recorrido por otras empresas…

Por ejemplo, los videojuegos seguirán atractivos en un entorno de incertidumbre macroeconómica. De hecho, la oportunidad para aplicaciones interactivas está estimada en mil millones de dólares durante los próximos cinco años y debe seguir expandiéndose a medida que los productos y servicios son más sencillos de usar, baratos y eficientes en costos.

Si invertir en el ocio es lo tuyo, tenés numerosas opciones como Take-Two Interactive, propietaria del famoso Grand Theft Auto o la china Tencent.

Fuera del ramo de videojuegos, Betsson es operador de apuestas en línea con sede en Sucia o la filial japonesa de McDonald´s que ha subido 20% desde el lanzamiento de Pokémn Go y ha llegado a un acuerdo con Nintendo para ofrecer más de 2.500 de sus restaurantes como Pokeparadas y otros 400 como gimnasios.

mcdonalds

Fuente: Google Finanzas

Otra que podría sacar provecho de este boom es el fabricante de componentes electrónicos Hosiden Corp, que produce accesorios para Pokémon Go.

Más allá de esto, te podemos presentar 4 industrias que se verán beneficiadas en los próximos meses con la realidad aumentada. Podés encontrarlas en el siguiente Informe Especial elaborado gratuitamente para vos.

Deja tu respuesta