8 claves para ganar cuando la FED sube las tasas

Se espera que antes de cierre de año la entidad realice un nuevo incremento de los tipos de interés y vos tenés que estar preparado para invertir acertadamente cuando esto suceda. 

La Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) puso punto final a 7 años de dinero barato a  fines del año pasado. Con tanto ir y venir recientemente con respecto  si continuar subiendo las tasas este año, los inversores no encuentras una estrategia que les permita ganar en momentos en que estos incrementos  tienen lugar. A continuación te contamos cómo es posible sacar provecho, invirtiendo en un mundo menos líquido.

Ganale la carrera la FED

//

1. Títulos de corto plazo

La renta fija con baja maturity contribuye a preservar el capital y garantizar una cobertura. En el mejor de los casos, incluso el inversor puede obtener una ganancia de capital. Al tener un vencimiento cercano en el tiempo, el precio de estos activos es menos sensible a incrementos en la tasa de interés que otras alternativas más largas. Esto acota significativamente el riesgo individual y total de su portafolio, especialmente en el período de volatilidad global que se aproxima.

2. Bonos a tasa variable

En un contexto de suba de tasas, el cupón de interés que pagan estos instrumentos acompaña el alza del costo del dinero. El inversor que se enfoque en el cobro de renta más que en la valorización del precio, verá con buenos ojos estas opciones. Además, obtiene un flujo periódico de ingresos crecientes que ayudan a engrosar el rendimiento de su cartera, incluso cuando está bajo asedio desde otros frentes.

//

3. Acciones con elevado dividend yield

Comprar empresas con una política de distribución de utilidades amigable para el accionista es una buena decisión. La clave es posicionarse en instrumentos que paguen altos dividendos y que los mismos estén blindados de los vaivenes económicos. En este sentido, se parecen a los bonos. Con esto nos aseguramos de tener un ingreso de renta significativo en momentos en los que la renta variable en general puede sufrir. Este tipo de activos lo encontramos especialmente en Estados Unidos.

4. Blue chips de los Estados Unidos

Son acciones de compañías de gran prestigio y mundialmente reconocidas. Suelen ser líderes en sus negocios y tener enormes espaldas financieras. Como la mayor parte de sus operaciones ocurre puertas adentro, la tesis de inversión busca aprovechar sus ingresos estables en dólares, moneda que se seguirá revaluando en los próximos años.Usted puede apostar por empresas como General Electric, Johnson & Johnson, Exxon Mobil y Coca-Cola, entre otras.

5. Dollar Index

La suba de tasas tiene como correlato una apreciación del dólar frente al resto de las monedas. Esto toma mayor relevancia en la actualidad cuando tanto Europa como Japón mantienen políticas monetarias expansivas. En lo que va del año, la moneda estadounidense se revaluó un 10% frente a la de sus principales socios comerciales, y la tendencia continuaría. Para sacarle provecho, usted puede invertir en el índice mediante el Exchange-Traded Fund (ETF) llamado PowerShares DB US Dollar Index Bullish Fund (UUP).

//

6. Apostar al sector de consumo

Con un dólar más robusto, los consumidores pueden gastar más a causa de las acciones de la FED, especialmente si perciben que esa mejora es permanente. Este efecto se refuerza con la caída del precio del petróleo, que deja al ciudadano norteamericano con más dinero disponible. Los sectores que mejor podrían recibir este aumento del gasto son dos: “Consumo Discrecional” y “Consumo Básico”. Una apuesta en empresas del primer grupo puede incluir a Disney, Amazon, Time Warner, o al ETF XLY. Del segundo segmento, se pueden elegir acciones como Wal-Mart, Kraft o el ETF XLP.

7. Incorporar posiciones en el money market

Dentro de este grupo, encontramos colocaciones a plazo fijo, títulos de bancos centrales o fondos comunes que invierten en ellos. La finalidad de las inversiones en el mercado de dinero es obtener rentabilidad en el corto plazo. Cuanto más restrictiva es la política monetaria, más prolíficas son las posiciones financieras y bancarias. Además, este ámbito tiene inherentemente un riesgo menor que el resto de los activos y presenta un beneficio adicional: las tenencias son fácilmente convertibles en efectivo.

8. Bancos y empresas financieras

Vinculado al renacer de los negocios financieros por la suba de tasas, el segmento bancario puede obtener grandes ganancias. El motivo radica en que estas entidades tendrían más espacio para aumentar su margen de intermediación entre tasas activas (préstamos) y tasas pasivas (depósitos). Algunas acciones interesantes del sector son Wells Fargo, JP Morgan y Citi. También los inversores adeptos a los ETF pueden inclinarse por el Financial Select Sector (XLF).

//

Deja tu respuesta