6 motivos por los que no hay aerolíneas low cost en Argentina

En Argentina todavía no hay aerolíneas low cost a diferencia de otros países de la zona. Lee este artículo para enterarte cuáles son las trabas existentes para estas compañías.

En Argentina, son inexistentes las aerolíneas low cost para la operación de vuelos de cabotaje a diferencia de otros países de América Latina como Brasil, Chile y Colombia. Como resultado, el país tiene muchos menos pasajeros viajando dentro de su territorio en comparación a dichas naciones.

¿Por qué sucede esto? ¿Por qué estas empresas que son tan habituales en los mercados de Europa o los Estados Unidos no se han insertado en nuestro país? ¿Qué las detiene? Las razones son múltiples. Algunos de los factores tienen que ver con la disponibilidad de aeropuertos en diferentes puntos del país, las cuestiones gremiales, la regulación local o la infraestructura aérea.

Si querés saber exactamente por qué pasa esto, seguí leyendo.

Gremios

Las aerolíneas low cost necesitan eliminar todos los gastos posibles para llegar a tener tarifas tan baratas. Una de las formas de hacer esto es a través de su personal. ¿Cómo? Contratando un personal multifunción, es decir, que realiza varias tareas a la vez y así estas empresas pueden funcionar con menos empleados.

Por ejemplo, la famosa compañía Ryanair una vez que uno de sus aviones llega a destino, utiliza a su personal a bordo para recoger residuos y poner en condiciones óptimas gran parte de la aeronave. En la Argentina los gremios ya han planteado sus quejas con esa metodología, en otros países han tenido enfrentamientos con los sindicatos del rubro.

Además, generalmente, trabajan con una flota homogénea y nueva. Esta es otra forma de reducir los costos de mantenimiento y ofrecer muchas horas de vuelo sin interrupción.

Tarifas de las aerolíneas

Su principal atractivo son los precios bajos de los pasajes, en Europa la tarifa promedio está alrededor de los 50 dólares. He aquí otro problema. En 2002, el Gobierno estableció una medida que imposibilita a las empresas cobrar boletos por debajo del rango mínimo. Las compañías no podían cobrar ni menos ni más de lo que el Estado les permitía.

Este fue el inicio de la banda tarifaria que establecía los precios mínimos y los máximos. Funcionó hasta que Guillermo Dietrich, ministro de Transporte, flexibilizó los precios máximos. Según el ministro de Turismo, Gustavo Santos, se podrá atravesar la tarifa mínima y así las empresas podrán ofrecer pasajes a precios de oferta.

Aeropuertos alternativos

Siguiendo la línea de abaratar costos, estas aerolíneas suelen elegir operar en aeropuertos secundarios debido a que allí se cobran tasas significativamente menores a los grandes aeropuertos. Pero el principal destino aéreo de la Argentina, la ciudad de Buenos Aires, no tiene aeropuertos alternativos para que operen empresas de bajo costo.

Otra gran desventaja para el país es que el aeropuerto de Ezeiza no tiene un sistema de transporte público, económico y rápido para que los viajeros puedan ingresar y salir del lugar fácilmente, como sí sucede en otras grandes ciudades, y esta falta se convierte en grandes gastos que atentan contra los pasajeros de bajo costo.

Tasas y gastos aeroportuarios

En nuestro país, estos gastos operativos tienen tasas más altas a diferencia de los que se cobran en la región. Además, el sistema de terminales aéreas argentino tiene una característica particular. Aeropuertos Argentina 2000 es el concesionario que tiene 33 aeropuertos del país a cargo.

Esta compañía mantiene un sistema de aeropuertos nacional en el que la mayoría de las estaciones del interior son deficitarias. Esto genera que los precios de las tasas tanto en Aeroparque como en Ezeiza sean demasiado altos para poder subsidiar las terminales que tienen números rojos.

Servicios de rampa

Los servicios que consumen los aviones en los aeropuertos argentinos también son caros. La empresa estatal que presta estos servicios se llama Intercargo y actualmente se encuentra en un plan de reducción de costos.

Aun así están por encima de la media en la región. La empresa Ryanair, que está por llegar al país como te contamos en esta nota, planteó la necesidad de prestarse su propio servicio debido a estos altos precios. No se sabe si se lo permitirán y qué tendrán para decir los gremios al respecto.

No hay vuelos de noche

Otro gran inconveniente para estas aerolíneas son los problemas de infraestructura del sistema aéreo comercial argentino. Como consecuencia de ellos, una docena de aeropuertos del interior no están preparados para recibir vuelos de noche. Justamente esos horarios pocos usados son muy demandados por las aerolíneas de bajo costo.

Más allá de los motivos por los que no hay aerolíneas low cost en Argentina, te puede interesar conocer si dentro de este mercado existe alguna alternativa de inversión que puedas aprovechar. En efecto existe una.

Si querés conocer de qué se trata ingresá a este Informe Especial, totalmente gratuito que Inversor Global preparó exclusivamente para vos.

Deja tu respuesta