No te podés quedar fuera de la mayor salida a Bolsa de la historia

Saudi Aramco, la petrolera más grande del mundo, planea lanzar una oferta pública inicial histórica con la que podría desplazar a Apple como la empresa de más capitalización bursátil en el planeta.

Desde el año 2012, Apple es la compañía reinante en el universo de la bolsa, al tener una capitalización bursátil de más de 700 mil millones de dólares, pero ¿qué pasaría si un competidor tres veces más grande estuviera por entrar al terreno de juego?

Podría tratarse de la mayor salida a Bolsa de la historia.

No exageramos. Te contamos a continuación:

Se trata de Arab America Oil Company (Aramco), la empresa estatal de petróleo y gas con sede en el centro de Arabia Saudita.

Al refinar 5,4 millones de barriles diarios de crudo y producir 12.000 millones de pies cúbicos de gas durante 2015 se ha establecido como la mayor energética del mundo.

La empresa de 30 años tiene reservas de 260 millones de barriles, 10 veces más que la segunda petrolera mundial en este terreno Exxon Mobil, justo la compañía que Apple aplazó en la Bolsa.

Entre los planes de Saudi Aramco está duplicar esas cifras en la próxima década, pero eso no es lo más interesante…

Aramco Saudi tiene un ambicioso plan de reformas cuyo objetivo es reducir la dependencia del crudo, desarrollando inversiones y aumentando exportaciones para el año 2030. El proyecto incluye la venta de hasta el 5% de las acciones de la estatal y sus filiales, valorando a la empresa en 2 billones de dólares, tres veces la capitalización de Apple.

//

¿Quiénes son hoy los gigantes en la Bolsa?

Cuatro de las diez mayores compañías del mundo por capitalización bursátil son grupos petroleros: Exxon, Petrochina, Royal Dutch Shell y Chevron.

Otras tres son tecnológicas: Apple, IBM y Microsoft. También en ese ranking de las empresas más grandes del mundo se sitúan el banco chino industrial and Comercial Bank of China, la cadena de distribución americana Wal-Mart y General Electric.

¿Por qué justo ahora Aramco quiere salir a la Bolsa?

El principal objetivo de este proceso será hacer que la economía nacional deje de depender del crudo para diversificar las inversiones y fuentes de ingresos. El plan para sacar a Bolsa es parte de esa transformación.

Sus autoridades han admitido tener una adicción al crudo a tal punto que ha retrasado el desarrollo de otros sectores. El plan aspira entonces a que en 2020 el país pueda vivir sin depender del crudo.

Esa estrategia es también un modo de blindarse ante eventuales crisis como la que arrastra la industria desde el año 2013 cuando los precios iniciaron su desplome hasta tocar un piso en los 26 dólares por barril.

//

La salida a la Bolsa, ¿qué representaría?

Saudi Aramco es por prácticamente cualquier indicador una de las empresas más grandes del planeta. En su punto medio, la cifra equivale al valor del mercado sumado de todas las otras compañías de petróleo y gas que cotizan en bolsa en el mundo, según S&P Global Market Intelligence.

De acuerdo con Wall Street Journal, la perspectiva de un negocio que podría generar 1.000 millones de dólares en honorarios tiene a los banqueros más grandes del mundo corriende a la sede de Aramco.

Si la compañía coloca 5% de su capital en Bolsa, tal y como anticipado, se traduciría en ganancias de hasta 150.000 millones de dólares, cotizando en varias bolsas internacionales.

De hecho, se dice que la Oferta Pública Inicial superaría con creces a la elaborada por Alibaba Group Holding Ltd. de 25 mil millones de dólares en 2014, como la mayor de la historia.

¿Aramco será la mejor inversión de la historia?

No hay garantías de que vaya a ser así. De hecho, hay riesgos para aquellos que buscan hacerse con un pedazo de esta bonanza, debido a que es imposible saber si la demanda por parte de los inversores será suficiente, especialmente si los sauditas, famosos por su hermetismo, no proveen suficiente información.

En última instancia, Aramco también podría reducir sus ambiciones y hacer una colocación relativamente modesta en la bolsa del país.

Cualquiera sea el caso, los accionistas cuentan con escasas probabilidades de poseer directamente las reservas petroleras del reino. Sin embargo, se estima que el vehículo de inversión que cotizará en Bolsa tendrá los derechos a largo plazo para extraer el crudo, una estructura similar a la de otras estatales.

//

Parte de un plan más amplio

Pero la salida a la Bolsa no es el único plan que Aramco tiene.

El reino prepara simultáneamente la primera de lo que se cree será una serie de emisiones internacionales de bonos, que podrían tener lugar a partir de julio y recaudarían hasta 15.000 millones de dólares.

Los principales bancos suscriptores de estas colocaciones correrían con ventaja para salida a Bolsa.

Claro, habría que aclarar que la venta de acciones no se llevaría a cabo antes de un año y no hay garantía de que suceda. De todos modos, el temor a perderse un negocio único es palpable en Wall Street.

Mientras podés pensar si ya es el momento de invertir en petroleras. Es una duda a la que respondemos en el siguiente Informe Especial elaborado de forma totalmente gratuita por Inversor Global.

Deja tu respuesta