¿Qué es lo que perdona el blanqueo de capitales?

A diferencia de la exteriorización ejecutada por el kirchnerismo, el proyecto de Macri pretende recaudar 6.000 veces más el dinero obtenido entre 2013 y 2015.

Desde que Mauricio Macri asumió la presidencia, uno de los temas principales en la agenda ha sido cómo lograr repatriar todos los dólares que los argentinos se llevaron al exterior durante el gobierno kirchnerista.

Recurrentemente, la pregunta y las posibles respuestas han sido publicadas en los medios. Finalmente comenzó a hablarse de un blanqueo de capitales y con ello surgieron nuevas incógnitas.

¿Qué es un blanqueo de capitales? Es un sistema por el cual todos aquellos que tienen bienes o monedas extranjeras que puedan ser transformadas en divisas pueden depositar esos fondos en una entidad bancaria y destinarlos a la inversión con el fin de regularizar sus capitales.

¿Cuál es la situación actual de los blanqueos?

El martes pasado el gobierno ingresó, al Congreso Nacional, el proyecto de blanqueo de capitales. El proyecto contempla el pago de las sentencias a los jubilados y la recomposición de los haberes mal liquidados en estos últimos años.

Ese gasto sería solventado con el Fondo de Garantía Sustentable, que genera cerca de 75.000 millones de pesos por año, y con los intereses cobrados por el pago al blanqueo de capitales.

Las polémicas surgieron cuando se discutía sobre quién podía y no podía acceder al blanqueo. ¿Los gobernantes? ¿Los funcionarios de los últimos años? ¿Y los actuales? Luego de algunas idas y vueltas se llegó a un acuerdo.

Como explicó el coordinador del gabinete económico Mario Quintana durante una entrevista en Radio Mitre, el consenso final “fue eliminar la posibilidad de que los funcionarios del poder ejecutivo de hoy y de los de los últimos cinco años estemos incluidos en el blanqueo”.

Así, los funcionarios no estarán protegidos por el secreto fiscal absoluto que sí protegerá al resto de los ciudadanos, y estarán obligados a presentar sus declaraciones juradas.

¿Qué es lo que sí perdona?

“Lo único que perdona el proyecto de ley es el delito de evasión tributaria y también todo lo que se relaciona con las absurdas regulaciones cambiarias aplicadas en estos últimos años como la ley penal cambiaria y la tributaria”,  explicó Quintana.

Al contrario, todos los demás delitos como el lavado de dinero, los robos y la obra pública mal habida no serán disculpados.

¿Cómo se llevará a cabo el blanqueo?

Para realizar el blanqueo estarán vigentes unas alícuotas que serán del 0% hasta los $ 305.000 y del 5% hasta $ 800.000. Por encima de esa cifra, este año serán del 10% y desde el primero de enero al 31 de marzo de 2017 serán del 15%. Para el blanqueo de propiedades, la tasa será del 5%.

El dinero se podrá dejar en el exterior, no habrá costos adicionales por hacerlo, o registrarlo en una entidad financiera del país a través de dos vías distintas.

Una formas es a través de un depósito en efectivo en una cuenta y la otra manera es hacerlo a través de una suscripción de dos bonos (uno a tres años que no cobrará intereses o uno a seis años junto a uno que dará un rendimiento anual del 5% a partir del cuarto año).

¿Cuáles serán sus beneficios?

Primero, habrá una exención de los impuestos que se deberían hacer pagado por los bienes blanqueados. El requisito será haber cumplido, hasta cierta fecha, con todos los pagos y las presentaciones de Bienes Personales, del Impuesto a las Ganancias y de la Ganancia Mínima Presunta por los ejercicios cerrados hasta el 31 del año pasado. Tampoco habrá una sanción de la ley de procedimiento tributario nacional ni de la ley penal tributaria.

Con estas medidas, el gobierno de Macri espera que el proyecto capte alrededor de unos US$ 20.000 millones. Estas expectativas están basadas en el buen clima financiero actual luego del pago a los fondos buitre y se espera que los argentinos, que poseen dinero en el extranjero, no teman ni desconfíen en la economía de su país y traigan el dinero expatriado.

Según Quintana, aunque nunca es correcto evadir los impuestos en este caso se entiende que se hizo para cuidar el patrimonio propio ante las estrictas regulaciones del gobierno anterior. La esperanza es que los ciudadanos se decidan a colocar ese dinero expatriado en instrumentos emitidos por el Gobierno actual.

Deja tu respuesta