Olvidate de las altas tasas de interés en el segundo semestre

Las inversiones de renta fija fueron las grandes protagonistas en el mercado durante los primeros seis meses del año. Sin embargo, esta tendencia no se mantendrá por mucho tiempo más.

Durante el primer semestre de 2016, las instrumentos de inversión en renta fija y denominados en moneda local fueron protagonistas en el mercado.

No era para menos, las medidas implementadas por el nuevo Gobierno para estimular la tenencia de pesos dieron frutos y las letras del Banco Central o Lebacs que llegaron a rendir hasta 38%, se convirtieron en las favoritas de los ahorristas junto al plazo fijo.

Sin embargo, a medida que la inflación comenzó a desacelerarse en las últimas semanas -aunque fuera modestamente-, el BCRA ha recortado progresivamente las tasas de interés que mantuvo para atraer a los inversores y a la fecha, acumulan una baja de 3,75% desde sus máximos de comienzos de mayo, para ubicarse en 34,25% anual para las lebacs a 35 días.

Ante el escenario, ¿qué pueden esperar los ahorristas de este tipo de inversiones para lo que resta de año?.

Echemos un vistazo al panorama…

//

El reinado de la renta fija

En los primeros seis meses del año, los montos de operaciones vinculados a los instrumentos de renta fija en pesos se elevaron en 150%, apalancados principalmente por la negociaciones de las Lebacs.

En esa línea, el avance interanual de la emisión de estas letras fue de 69%. Medidas en pesos, las operaciones de este tipo se ubicaron en 1.250 millones de pesos en mayo, en comparación con 500 millones en enero. Se trató de una recaudación récord.

Este comportamiento se ha mantenido aún luego de anunciarse los recortes de tasas de interés. Según datos del Mercado Abierto Electrónico (MAE), citados por El Cronista,  los título negociados en el mes de abril corresponden en un 75,53% a Lebacs, 16,77% a bonos Bonar y Bonac y el restante 5,72% a los nuevos papeles de deuda de la Argentina. 

De acuerdo con los analistas del mercado, el sector privado continúa volcándose a activos como las letras del Banco Central en vista de que se presentan como un mecanismo para obtener liquidez, más allá de sus altos rendimientos.

//

Si bien como se asegura desde el Gobierno, la inflación comenzó a descender en períodos recientes y en consecuencia, el BCRA ha ganado un mayor margen de maniobra con respecto a las tasas de interés, la realidad es que éstas siguen siendo un instrumento de arbitraje de la base monetaria y esa es la lectura en el contexto financiero por el momento.

Ante el aumento de la expectativa de más recortes en las tasas, los inversores aprovechan el momento para posicionarse en las letras que mantienen las mejores tasas. Sin embargo, está más claro que el atractivo de estos activos continuará mermando en el segundo semestre del año.

Por su parte, la herramienta del plazo fijo también ha experimentado un gran auge en los últimos seis meses, en el marco de las altas tasas. No obstante, el atractivo de éste puede verse opacado por dos motivos fundamentales en el segundo semestre de 2016.

El más importante es la inflación. A pesar de que el titular del Ministerio de Hacienda, Alfonso Prat Gay, estableció una meta inflacionaria de 25% para fines de año, según consultores privadas esta variable podría ubicarse cerca de 40% para ese fecha. En esa línea, si se tiene en cuenta que los plazos fijos pagaron entre un 26% y 28% anualizado el mes pasado, queda claro el diferencial negativo de entre 12 y 14% de los instrumentos.

//

El otro elemento a considerar es el rol del banco que ofrece el plazo fijo. Salvo que se trate de un cliente grande y de suma importancia, a los bancos no les interesa que la gente gane mucho dinero. Todo lo contrario, el negocio de las entidades financieras está en pagarte menos de lo que vos le pagas a ellas. Quien tiene que ocuparse de generar ganancias es el ahorrista.

El plazo fijo es un arma del banco y no del ciudadano común, así que quien efectivamente gana dinero con los plazos fijos es el banco y no vos. Además, los grandes bancos tienen millones de clientes y es difícil que analicen cada caso particular.

Ante el contexto, podés inferir que la renta fija no será tan popular en lo que resta del año o al menos, no debería serlo para vos. Existen otras alternativas con más potencial en las que podés invertir tu plata y que no son para nada complicadas. Si querés conocer 5 opciones que se pueden adaptar a vos en este sentido, ingresá a este Informe Especial, totalmente gratuito que Inversor Global preparó para vos.

Deja tu respuesta