Invertir en bonos: Tips para entenderlos y operarlos

Los inversores globales se sienten muy familiarizados con la inversión en acciones. En esta ocasión presentamos otro instrumento que es más conservador pero no por eso menos atractivo. Echemos un vistazo a los bonos y su operatoria.

¿Qué es un bono?

Un bono es un título de deuda y representa una promesa de pago por parte del agente que lo emite. Como inversor, uno invierte en bonos prestando el dinero al emisor y como contrapartida recibe el pago de un interés más la devolución del dinero prestado en una fecha futura prefijada con anterioridad en las condiciones de emisión del bono. El mismo puede ser emitido por un Estado nacional, provincial o municipal. En el caso del sector privado, el bono se denomina “obligación negociable” y, emitido por una compañía privada, opera de la misma forma que un bono.

Algunos conceptos asociados a un bono.

En la jerga de las inversiones existen conceptos que no se pueden desconocer al momento de invertir en bonos. Tres de ellos son: plazo de amortización, que es el plazo y la forma en el que bono devuelve el capital; cupón, que se refiere a la tasa de interés que paga anualmente el título en cuestión; y colateral, que se refiere a si el bono cuenta con alguna garantía que reduzca el riesgo de incumplimiento por parte del deudor.

¿Cómo mido el riesgo de un bono?

La medición objetiva del riesgo se determina a través de las notas que otorgan las calificadoras de riesgo más reconocidas a nivel internacional: Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch. A grandes rasgos, podemos distinguir tres tipos de categorías de riesgo de inversiones de bonos: bonos grado de inversión (con la mayor calidad crediticia posible), bonos especulativos (con un nivel de riesgo intermedio) y bonos basura o de alto riesgo (menor nivel de calidad crediticia). A mayor rendimiento, mayor riesgo asociado al instrumento.

¿Qué son la TIR y la duration de un bono?

TIR es la sigla para “Tasa Interna de Retorno” y consiste en una aproximación de cuánto va a dar de rendimiento el bono anualmente si el tenedor cumple dos condiciones: mantener el bono hasta su vencimiento y reinvertir los pagos que va haciendo periódicamente en el mismo bono. Por el otro lado, la duration es el plazo promedio de inversión en cada bono y adicionalmente da una idea de la sensibilidad de un bono ante cambios abruptos en las tasas de interés mundiales. A mayor duration, mayor sensibilidad del precio del bono a modificaciones en las tasas de interés.

Tipos de bonos según su estructura.

Se pueden distinguir tres grandes categoría de bonos según su estructura de amortización y cupón de interés. El bono bullet, aquél que paga periódicamente interés y devuelve el capital al vencimiento. El bono cupón cero, es aquel que no paga ningún tipo de interés durante su vida, sino que se compra el bono a un precio con descuento y devuelve al vencimiento la totalidad del precio. Los bonos atípicos son aquellos que repagan el capital en distintas cuotas a lo largo de la vida del bono.

//

Qué es el spread de un bono.

El rendimiento del bono del Tesoro estadounidense con vencimiento en 10 años es el que se toma como referencia entre los inversores de bonos a nivel mundial. Cuando se habla que un bono, supongamos uno argentino, tiene un spread de 500 puntos básicos respecto el bono del Tesoro estadounidense, esto significa que el bono argentino rinde 5% más que el rendimiento del bono estadounidense. En concreto, si el bono del Tesoro estadounidense rinde 2%, entonces el bono argentino con un mismo plazo de vencimiento rinde 7%. Es una muestra de la confianza o no de los inversores en la solvencia de los bonos.

¿Qué bonos hay en el mercado argentino?

Entre el universo de opciones para los inversores en el mercado argentino, existen varios tipos de bonos: bonos en dólares, que se compran en pesos y el inversor recibe dólares cuando cobra, como el Boden 2015 o el Bonar 2017; bonos en pesos que se ajustan por el CER (inflación oficial del INDEC), como el Bogar 2018 o el PR13; bonos cuyo cupón de interés se ajusta por la tasa BADLAR, es decir, la tasa que los bancos pagan por un plazo fijo mayorista, como el Bonar 2014; o bonos que ajustan por el CVS (variación de los salarios según el INDEC), como el de la provincia de Rio Negro con vencimiento en 2018.

¿Cómo operar un bono en la Argentina?

Para operar un bono en el mercado de capitales argentino, el inversor debe primero abrir una cuenta en una sociedad de Bolsa autorizada por el Mercado de Valores de Buenos Aires, luego elegir el bono más adecuado para su perfil de riesgo y finalmente dar la orden al operador de la sociedad de Bolsa. La mayoría de los bonos tienen una amplia liquidez, permitiendo la compra o venta rápida de los mismos, y las comisiones que se deben pagar van entre el 0,5% y el 1,5%.

//

Deja tu respuesta