¿Habrá un boom inmobiliario por el blanqueo de capitales?

Tanto la exteriorización del dinero en el extranjero como los créditos hipotecarios a medio camino serán destinados a inversiones en real state

La recuperación de la construcción privada posó su esperanza en el próximo blanqueo de capitales y en la línea de créditos hipotecarios presentada por el Gobierno. Sin embargo, ninguno de los dos será la panacea. Mientras el primero tendrá un efecto selectivo, la puesta en marcha del segundo ha empezado a dilatarse.

¿Habrá un boom inmobiliario en lo que resta de 2016?

Lo cierto es que en los círculos empresariales dejó de hablarse del segundo semestre como la época ansiada para ver renacer la economía. Ahora todos marcan el 2017 en sus calendarios.

Vamos a desglosar el tema para entender por qué…

Créditos hipotecarios sin aire

La dilación en la puesta en marcha de las líneas de financiamiento junto a la atomización de acciones y diferentes proyectos en cabeza de distintos funcionarios del sistema financiero público provocó, después de alimentar una gran expectativa inicial, cierto desaliento.

De acuerdo con un informe de Reporte Inmobiliario, la idea era que a partir de abril se pusiera en práctica un sistema de actualización que permitiera tener líneas de crédito hipotecarias a largo plazo, pero fue neutralizada por medio del anuncio de nuevos créditos del Banco Nacional.

Esto abrió una suerte de competencia que no colaboró con los objetivos del Gobierno.

//

Entre cambios y retornos

Además, la ANSES también se sumó a los anuncios de relanzamiento del plan Procrear con la iniciativa de subsidiar un porcentaje del pago inicial del monto no financiado en préstamos de vivienda, restringiendo su alcance a sectores de menores ingresos y con un sistema de ajuste alineado a la iniciativa del BCRA.

Por si fuera poco a esa controversia se le sumó la media sanción que dio el Senado al proyecto, pero con una modificación: actualizar el crédito en función del incremento del costo de la construcción, mucho más volátil que el valor usado previamente: el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) que se actualiza de acuerdo con el índice de precios.

La fecha de los créditos

Aun así, el proyecto que ya cuenta con media sanción confiere el marco legal necesario para respaldar la utilización de un mecanismo de ajuste de depósitos, bonos y préstamos que permitiría multiplica el otorgamiento de créditos para vivienda, los tiempos para su tratamiento en la Cámara de Diputados y el lapso para su reglamentación en forma posterior a su sanción, harían que sea poco probable su entrada en vigencia antes del último trimestre del año.

La consecuencia inmediata: no podemos esperar una implementación de una línea de crédito hipotecario hasta tanto no esté en vigencia la ley, lo que implicaría que el boom inmobiliario tendría que esperar.

Pero el crédito hipotecario no es el único proyecto que se discute dentro del Congreso de la Nación. También está el blanqueo de capitales.

//

¿Blanqueo de capitales = boom inmobiliario?

La esperanza de los inversores es que a través de esta nueva oportunidad para blanquear dinero se destine un gran volumen a inversiones en real estate. Sin embargo, tal y como está planteado al día de hoy, no hay incentivos que puedan inducir a blanquear el capital directamente a la compra de inmuebles.

En consecuencia, el dinero blanqueado solo podría dirigirse hacia inversión inmobiliaria una vez que cumpla los tiempos mínimos de permanencia en cuentas o colocaciones exigidas por la ley.

Lo cierto es que según Reporte Inmobiliario, los efectos que la ley de blanqueo de capitales pueden derivar en inversión directa hacia el sector inmobiliario, que serán limitados y concentrados y no se materializarán hasta luego del primer trimestre del próximo año.

Boom inmobiliario está más lejos

Lo que sí se puede hacer es una proyección del impacto que tendrá en el boom inmobiliario al observar el comportamiento de la medida tomada entre 2013 y 2015 que recibió el nombre de Cedines.

La información del Banco Central al respecto sostiene que se emitieron 44.931 cedines por un monto de 2.492 millones d dólares. Al día de hoy se han abonado 2.222 millones de dólares.

Con base en esos resultados, si tenemos en cuenta que el gobierno de Mauricio Macri despierta más confianza, podría decirse que la actividad inmobiliaria mejoraría en el corto plazo.

//

Mercado inmobiliario en 2016

Los números del sector en lo que va de año no son malos. En el primer cuatrimestre se afirmó la tendencia del aumento en la cantidad de compraventas de inmuebles. Según el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, durante abril se efectuaron 3.347 escrituras de compraventas en la ciudad, un incremento del 17,4%, con relación al mismo mes del año pasado.

Al término del primer cuatrimestre del año, se hicieron 10.302 escrituras de compraventas de inmuebles, un aumento del 14,94% en comparación con las 9.963 escrituras efectuadas durante el mismo período de 2015.

El punto de vista más optimista ser exitoso señala que el efecto del blanqueo de capitales se vería en dos años y de manera indirecta capitalizando nuevos desarrollos o mediante inversiones en fondos o bonos que fondeen créditos y proyectos inmobiliarios y/o infraestructura.

Según el informe, la carencia de incentivos en el proyecto de ley actual jugará en contra de una avalancha de inversiones en el sector. Creen que en el mejor de los casos los efectos se verán en dos años.

Si querés saber cuáles serán las opciones de inversión en este nuevo blanqueo de capitales, hemos habilitado este Informe Especial que es 100% gratuito en el que podés ver cuáles son las alternativas.

Deja tu respuesta