Ganá la guerra de inversiones que está impulsando el Gobierno

Entre el furor de las Lebacs y las recientes emisiones de Letes por parte de la administración macrista, algunos instrumentos financieros tradicionales están siendo olvidados. ¿Cómo podés aprovechar la dinámica?

El Banco Central (BCRA) y el Tesoro Nacional son los principales soldados de batalla en la guerra sobre la que vamos a hablarte y parece, que ésta no va a detenerse al menos en el corto plazo.

Seguro estás familiarizado con las letras que emite el BCRA todo los martes, puesto que las también conocidas como Lebacs ofrecen rendimientos de hasta 34,35% anual en pesos, a 35 días. Ante semejante rentabilidad, era imposible que estos instrumentos no causaran un revuelo en el mercado y más aún si se tiene en cuenta la seguridad que suma el respaldo que tienen de la máxima autoridad monetaria del país.

A pesar de que en mayo las tasas de interés vinculadas a las Lebacs mermaron un 3,75% a medida que se desaceleró la inflación, éstas siguen siendo sumamente atractivas para los ahorristas.

//
Por si fuera poco, en perìodos recientes el Tesoro comenzó a emitir letras que se diferencian de las Lebacs en que están denominadas en dólares y por ende, rinden en divisa extranjera hasta un 4% anualizado.

En conclusión, tenemos opciones para todos los gustos.

No obstante, la popularidad de estos activos financieros está socavando el rol de otros tradicionales y vos tenés que estar consciente de si se realmente conviene invertir en los instrumentos del Gobierno que están dándole guerra a los que hasta el año pasado eran las opciones locales a disposición de los inversores de renta fija. 

¿Quiénes pierden en la guerra contra las Lebacs y las Letes?

En principio, es importante aclarar que el Gobierno no emite estos instrumentos solo para ofrecer nuevas alternativas financieras a los ahorristas argentinos. Estos activos son impulsados por el Estado con el objeto de financiar su propio déficit o bien, aspirar del mercado los pesos demás en circulación. Con ello, se atenúa el desequilibrio de las cuentas públicas y se termina por opacar otras opciones de negocios. Claro está que aún cuando este el principal propósito, se trata de una relación ganar-ganar para los inversores y la administración macrista. 

La amenaza que representan las letras del Centralpara el plazo fijo ya había quedado clara en el pasado. Sólo basta con prestar atención la volumen de demanda de las lebacs todos los martes. En esa línea, el caso de las Letes es más reciente.

//

Según datos de La Nación, la llegada de estos instrumentos dolarizados al escenario local restó relevancia a los depósitos privados en divisa extranjera en los últimos dos meses. Esta herramienta, que luego del levantamiento del cepo pasó de constituir 8.900 millones de dólares a 11.800 millones en 3 meses, se han estancado. De hecho, muestran señales de un leve retroceso.

El estancamiento en cuestión tiene lugar en el marco de las licitaciones de Letes a fines de abril, que acumulan ya tres colocaciones en las que participaron más de 6.000 inversores. El atractivo de esta especie de “bono” justifica la atención que recibe, en vista de que rinde entre 3,5 y 3,9% anual a 91 y 182 días, en comparación con un 0,70% de los plazos fijos dolarizados. 

Frente a las Letes, los depósitos privados en divisa extranjera se estancaron en los 11.700 millones de dólares, mientras que los públicos no paran de ascender. Cabe destacar que si bien las ofertas de letras en dólares implicna un mecanismo de financiamiento alternativo para el Tesoro a un costo financiero menor que el que enfrentaría si emitiera más en pesos, no es sostenible en el tiempo por el descalce de monedas. No obstante, se trata de una alternativa que los ahorristas pueden aprovechar hoy.

//

Además no se espera que el Tesoro decida en el corto plazo dejar de hacer este tipo de colocaciones ya que un financiamiento a través de Letes es más sano para la economía que la emisión monetaria.

Aún cuando estas Letes opaquen a los depósitos en dólares, la reapertura del mercado global para las empresas hará que no haya presión sobre el crédito local en esa divisa, por lo que no se trata de una tendencia negativa. 

En ese sentido, los inversores pueden cotninuar volcándose hacia las Lebas y las Letes, puesto que a pesar de que las letras en pesos no ofrezca los mismos rendimientos que hace una mes, continúan siendo muy atractivas y las letras del Tesoro se presentan como una alternativa en moneda extranjera rentable para proteger los ahorros.

Si querés conocer otras opciones de inversión por las que podés optar en la segunda mitad del año, ingresá a este Informe Especial, totalmente gratuito que Inversor Global preparó para vos.  

 

Deja tu respuesta