Estos principios de inversión hicieron millonario a Warren Buffett

El reconocido inversor logró amasar su fortuna en base a tres fundamentos que aún hoy, continúan vigentes. Conocé a continuación de qué se tratan y cómo poder ponerlos en práctica a la hora de manejar tus finanzas. 

El motivo del éxito del inversor multimillonario Warren Buffett puede resumirse en tres palabras: margen de seguridad. 

El Oráculo de Omaha ha manifestado en múltiples oportunidades que los inversores pueden recurrir a dos enfoques a la hora de invertir plata en la Bolsa. En esa línea, de acuerdo con Buffett es posible centrarse en el valor de un activo o simplemente dedicarse a invertir en fondos indexados. A pesar de que el multimillonario transmite estos consejos desde hace ya más de dos décadas, los mismos no pierden vigencia. 

De hecho, estos principios funcionan a la perfección independientemente de la dinámica del mercado.

En ocasiones, Buffett ha sido blanco de críticas que alegan que su filosofía está “pasada de moda”, debido a que bajo la dinámica del mercado de hoy las acciones de empresas en crecimiento están marcando la pauta en ganancias y por ende, opacan a los papeles de “valor”.

No obstante, este sabio inversor ha demostrado con logros que su instinto es acertado. Luego de más de 20 años, su estilo de inversión no sólo ha sobrevivido, sino que continúa siendo exitoso gracias a tres componentes básicos que a continuación vamos a explicarte con el objeto de que puedas llevarlo al día a día de tus finanzas.

//

3 claves de inversión

En primer lugar, el margen de seguridad hace referencia a pagar un precio bajo por un activo, en comparación con el “valor” obtenido a través de éste. En teoría, no existe una diferencia entre el costo de una acción y el valor del negocio que representa, puesto que si los mercados son eficientes las cotizaciones son un fiel reflejo del verdadero valor pero los inversores como Buffett no creen en esta teoría de la eficiencia bursátil.

Bajo los principios del Oráculo de Omaha, los precios en el mercado oscilan por encima y por debajo del valor real de una empresa. En esa línea, es mejor hacerse de acciones de un excelente negocio a un precio justo que comprar papeles de un negocio decente a un alto precio. 

En síntesis, los ahorristas enfocados en la Bolsa deben evitar pagar demás por un activo e intentar comprar barato sin irse a los extremos.

El segundo componente de la estrategia de Buffett se centra en identificar empresas de valor excepcional. Es decir, aquellas que posean una trayectoria sólida, en lugar de un sinfín de altibajos. Después de todo, el camio constante se traduce en incertidumbre. De esa manera, el enfoque de inversión conlleva un proceso exhaustivo de selección.


//

Warren popularizó el concepto de realizar apuestas de inversión en aquellas acciones que cuentan con las probabilidades más altas de destacarse de la media por su desempeño a largo plazo. En ese sentido, el reconocido inversor recomienda posicionarse en papeles de empresas que no requieran una estrategia de “salida de emergencias” ya que son tan confiables, que esto no es necesario.

Por último, el Oráculo de Omaha considera que conocer los límites que cada uno tiene como inversor es lo más importante a la hora de incursionar en el mercado accionario. Es por eso, que debés evitar  las apuestas de inversión que se encuentran fuera de tu círculo de competencia. Si no tenés acceso a los servicios de un experto o un asesor financiero para definir tu estrategia en Bolsa, podés optar por posicionarte en instrumentos como los fondos cotizados en Bolsa o ETFs, puesto que te permiten invertir en varias empresas con características similares en simultáneo y atenuar el riesgo gracias a la diversificación que esto supone. 

Ahora que ya sabés cuáles son los principios básicos en función de los que Warren Buffett invierte podés ponerlos en práctica y animarte a invertir en acciones para multiplicar tu plata de manera segura. Recordá que bajo la filosofía del valor muchos inversores han amasado fortunas de gran magnitud. Lo que debés considerar es que esta estrategia requiere que tengas una perspectiva de logro de objetivos financieros a largo plazo y no en el futuro inmediato.

//

Deja tu respuesta