El petróleo puede ser el principal impulso de tus inversiones

A pesar de que la bolsa local estuvo presentando variaciones poco significativas en los últimos días, el comportamiento de los precios del crudo parece haberla despertado.

La semana pasada, la bolsa porteña experimentó un comportamiento similar a l de los índices de los mercados internacionales, luego de haber estado “dormida” por un período de tiempo que generó alarma entre los analistas.

De esa manera, acumuló cinco jornadas bursátiles consecutivas en alza, para alcanzar un avance de 6,7% en lo que va del mes de junio. Uno de los aspectos más destacados es que el índice Merval superó la línea de los 13.000 puntos, valoración que no se registraba desde comienzos del mes de mayo.

Más allá de los recortes que ha realizado el Banco Central (BCRA) en las tasas de interés de las Lebacs, que evidentemente generan una migración de capitales hacia las acciones, existe otro elemento de gran influencia sobre el comportamiento de la renta variable local.

//

El poder de las petroleras

La suba en los precios del petróleo hasta más de 52 dólares por barril impulsó las cotizaciones de las acciones vinculadas al sector, tanto en la Argentina como a nivel global. El ascenso en las valoraciones del crudo fue de más de 1,71%.

En ese sentido, el Merval mostró significativos avances gracias a los papeles de las siderúrgicas y energéticas. El mayor salto lo dio Petrobras Brasil, quien recuperó gran parte del terreno que había perdido en las últimas semanas, al registrar un alza de 10,21%, reforzada además se conoció un incremento en su producción.

A esta racha positiva se sumaron Pampa Energía, Tenaris, Siderar, Aluar y Edenor.

En vista de que Petrobras es la firma con mayor ponderación en la Bolsa local, es lógico que su desempeño defina en cierta medida el rumbo de la plaza. En esta oportunidad, el comportamiento positivo en casa está relacionado con el presentado en Wall Street, donde los acciones de la petrolera subieron desde los 5 hasta los 8 dólares.

//

Una escalada de hasta 19%

De acuerdo con información de El Cronista, el especialista Rubén Pasquali de la firma Mayoral Bursátil, explicó que en vista de que los commodities en general están ganando fuerza ante la reducción de posibilidades de que la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) suba las tasas de interés próximamente.  Sin ir más lejos, en lo que va de junio el precio de la soja aumentó 9% y el del petróleo hasta un 4,4%.

En ese contexto, durante los primeros nueve días del mes de junio algunas acciones locales lograron experimentar alzas de hasta 19% en sus precios. En este avance destacan definitivamente los papeles energéticos.

El incremento en los precios del petróleo por encima de los 52 dólares -nivel que no se registraba desde julio de 2015- repercutió sobre la renta variable en Wall Street. De esa manera, tanto el S&P 500, como el Dow Jones y el Nasdaq avanzaron por debajo del 1%. Se trata de subas prudentes, que según los analistas se jutifican en el hecho de que los indicadores bursátiles estadounidenses pueden estar por alcanzar un techo.

Ahora bien, ¿qué se espera a futuro y cómo pueden los ahorristas aprovechar la dinámica?

//

Las perspectivas

En el contexto local, los especialistas sugieren que el recorte de tasas del BCRA continuará hasta mediados de julio–  aproximadamente, lo que provoca que las letras pierdan parte de su atractivo, dejando con mayor protagonismo a las acciones entre las opciones para los ahorristas. En la plaza proyectan que la máxima autoridad monetaria podría recortar la tasa de las letras a 35 días hasta que se sitúen en 28%, muy por debajo de los 33,25% actuales y 10 puntos básicos menos que el máximo de 38% que se fijó a principio de marzo.

Por otro lado, en el escenario internacional el desalentador dato de desempleo en los Estados Unidos indica que la Fed no realizará una nueva suba de tasas en el futuro cercano. El tema es que si no se producen cambios en julio, las apuestas por un alza se trasladarán al mes de diciembre puesto que ya habrían pasado las elecciones en ese país para entonces, por lo que la renta variable no tiene nada de que preocuparse hasta que culmine 2016 al menos.

En vista de que el Merval viene de tres meses de presentar negociaciones de muy poco volumen, se espera que la recuperación en este sentido sea significativa y de hecho se calcula que algunas acciones podrían escalar hasta 50% para retomar lo perdido en este período, por lo que los inversores deben centrarse en los papeles energéticos en este momento y aprovechar la aparente estabilización del petróleo.

Es importante recordar que como cualquier apuesta de inversión, este segmento caracterizado por su volatilidad desde 2014 acarrea riesgos. Sin embargo, el potencial de ganancias hace que valga la pena posicionarse en jugadores del rubro.

//

Deja tu respuesta