Descubrí cuál es la inversión más verde que el dólar

Varios países apuestan a la oportunidad que será clave durante la próxima década y hay recientes descubrimientos científicos para multiplicar su alcance.

La inversión de la próxima década ya está decidida. El presidente Mauricio Macri espera captar 20.000 millones de dólares como parte de un objetivo fijado para 2025: conseguir que la Argentina genere 20% de la energía que necesita a partir de fuentes renovables.

Pero tiene que recorrer un largo camino…

Según el Global Wind Energy Council, durante 2015, Argentina solo instaló 8MW de energía eólica para alcanzar un total de 269MW. Mientras Uruguay aportó más de 316 MW para una potencia acumulada de 845 MW, Chila instaló 169 y totalizó 933 MW, mientras que Brasil puso 2.754 MW para alcanzar 8.715 MW.

La energía que genera Argentina a partir de fuentes renovables apenas llega al 1% del total instalado. En los últimos cinco años la inversión ha alcanzado los 1.800 millones de dólares en energía verde.

Inversión verde, un arma de alcance

Pero hay al menos dos motivos por los que podemos pensar que esta inversión se va a disparar en los próximos años:

  1. Existe gran expectativa en Argentina por las inversiones provenientes de Estados Unidos, que tiene gran interés en las renovables.

De hecho, la canciller Susana Malcorra ha sostenido que existen conversaciones con empresas que llevan a cabo inversiones en el sector y se trabaja en eso para explotarla en los próximos años.

Con su visita al país, Obama dio un reaseguro a las empresas para que haya una relación viable y eso ayuda a la toma de decisiones.

  1. Un equipo del Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF) descubrió una familia de compuestos que permitirán quintuplicar lo que se aprovecha de la energía solar para transformarla en energía química o eléctrica.

De acuerdo con informes gubernamentales, hoy solo se aprovecha la energía solar de los rayos ultravioletas, lo cual significa menos del 10% de la disponible. En cambio, los nuevos compuestos absorben toda la luz visible y permiten captar hasta 50% de la energía solar aprovechable.

Una razón adicional

Si contáramos una tercera razón sería la disposición de Mauricio Macri a impulsar el desarrollo del sector de las energías renovables y diversificar los amplios recursos con los que cuenta el país.

“Argentina tiene la tercera reserva eólica del mundo y la segunda solar del planeta”, ha resaltado el mandatario.

¿Hacia dónde perfila la Argentina con estas inversiones?

Podría convertirse en el largo plazo en la próxima gran potencia eólica de Latinoamérica, por contar con recursos que superan a países como España o Dinamarca, que son referentes mundiales en la materia.

Resulta que Argentina es uno de los lugares más soleados y ventosos del mundo…

Energías verdes y marco jurídico

A su favor tiene que el año pasado la Cámara de Diputados aprobó una Ley de Energías Renovables, un cuerpo legal que establece que en dos años el 8% de la generación eléctrica del país deba ser de energías renovables.

Según el último informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Bloomberg “Climascopio 2015” hay una mejoría en el marco jurídico para energías renovables en Argentina.

Además, la Secretaría de Ambiente de la Nación anunció la intención de mitigar las emisiones de carbono hacia el año 2030 hasta 15% de manera incondicional y hasta 30% condicionado a financiamiento internacional.

El ranking de Países Atractivos para las Energías Renovables (RECAI) publicado en 2014 sostiene que Argentina detenta un alto potencial.

Además, la compañía de energía eólica Genneia ha anunciado que proyecta concretar inversiones por 1.000 millones de dólares para culminar nueve proyectos que posee en desarrollo en el país y alcanzar los 500 MW de capacidad que abastecerán a 700.000 usuarios.

Energía verde: ¿cuál es el contexto?

El esfuerzo de Argentina por desarrollar energía verde se produce en medio de un generalizado impulso en países en desarrollo, cuyas inversiones en renovables superaron en 2015 a las de naciones desarrolladas por primera vez.

El año pasado también fue la primera vez que la capacidad de generación nueva proveniente de energía renovable superó a las demás tecnologías. Si bien China representó más de una tercera parte de la inversión global en renovables fue de 286.000 millones el año pasado.

Hoy Argentina depende de los combustibles fósiles para cerca de dos tercios de su energía, pero la mayor parte del resto lo provee la hidroeléctrica y la nuclear.

En números: 87% de la energía eléctrica de Argentina se obtiene a partir de combustibles fósiles. El otro 13% proviene de la nuclear, hidroeléctrica, eólica, solar y biomasa. Las renovables aún no representan una cifra de dos dígitos.

El objetivo es instalar 10.000 MW de energía limpia en la próxima década.

Eso permitiría a la Argentina depender menos de la costosa energía importada, que es lo que más pesa en el abultado déficit fiscal y la raíz de los problemas económicos.

Eso no es todo. Te pasamos una lista de 4 acciones para invertir con éxito en energía solar, la inversión con más proyección en la próxima década. Para eso armamos un Informe Especial que es 100% gratuito en el que podés analizar las opciones.

Deja tu respuesta