¿Conocés la Alianza del Pacífico?

¿En qué se parece este bloque económico con un juego de mesa? Estrategia, conexiones y acuerdos. Pero hay más, descubrí todos los detalles en este artículo de Inversor Global.

El mundo es como un juego de TEG. Aquellos que hayan pasado horas persiguiendo sus objetivos, tratando de convertirse en vencedores y destruyendo a sus oponentes -que hasta unas horas antes eran sus mejores amigos o familiares más queridos- sabrán de qué hablo.

En el TEG todo se trata de tus conexiones, tus recursos y tu ingenio para llegar a ser un jugador dominante con muchas fichas de tu color sobre el planisferio hecho tablero.

Y, a veces, para llevar a cabo esos objetivos tenés que aliarte con otro jugador quien es “representante” de otro país.

Obviamente, antes de elegir quién será tu socio debes sopesar los pros y los contras.

¿Qué te puede ofrecer?, ¿qué tenés vos para ofrecerle a él?, ¿hasta dónde podrían llegar?, ¿qué deberías sacrificar?

Una vez que pensaste en esto, podés decidir.

Puede sonar exagerado, después de todo es sólo un juego, pero cualquiera que haya disfrutado del TEG sabe que no es una exageración, es tan atrapante que terminás tomándotelo muy en serio.

El mundo real funciona de manera parecida…

Cada país tiene sus objetivos, sus recursos y sus necesidades. Y definitivamente no se puede pelear sólo contra el mundo, es imprescindible tener socios comerciales y tratados con otras potencias.

Una de las maneras más comunes de hacer esto es a través de las integraciones regionales. Varios países se unen para aumentar sus mutuos beneficios. Hay una disminución de aranceles y barreras no arancelarias, acuerdos de comercio, transporte y financiamiento, y otros compromisos.

La idea sería como el famoso “todos para uno y uno para todos”.

Un claro ejemplo de este tipo es el MERCOSUR. Pero en este artículo no vamos a hablar de él. Sino de otro jugador que está en pleno crecimiento y tan sólo existe hace cinco años.

¿De qué estoy hablando? De la Alianza del Pacífico.

¿Cómo está compuesta?

La iniciativa está formada por Chile, Colombia, México y Perú; y en un futuro podrían sumarse Costa Rica y Panamá.

Algunos de sus objetivos son el crecimiento, desarrollo y competitividad de los integrantes y el avance hacia la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas (como sucede en la Unión Europea donde prácticamente no existen las fronteras).

Además, busca convertirse en una plataforma de proyección al mundo con un especial énfasis en el Asia Pacífico.

Aunque sólo está conformada por estos cuatro países, hay varias naciones más que asisten a sus reuniones y asambleas como países observadores.

¿Cuántos son estos asistentes en calidad de observadores? Cuarenta y dos entre los que se encuentran China, Japón, Estados Unidos, Alemania y España.

Ahora la Argentina fue aprobada para integrar este grupo y el presidente Macri será parte de la cumbre del bloque que se celebrará el 1 de julio en Chile.

La Alianza en números

Si de números se trata, a la Alianza del Pacífico no le está yendo nada mal.

Según el Doing Business 2016 del Banco Mundial, dentro de América Latina y el Caribe los cuatro miembros ocupan los primeros puestos en el ranking de facilidad para hacer negocios.

México está a la cabeza, seguido por Chile, luego Perú y, en el cuarto lugar, Colombia.

Otro dato interesante es que el Producto Interno Bruto (PIB) de los países de la Alianza suma el 38% del PIB total de América Latina y el Caribe.

Si se los contara como un solo país y se sumara toda su producción serían la octava economía del planeta, quedando por delante de países como India y Rusia, y la octava potencia exportadora.

Además, los miembros suman aproximadamente el 50% del comercio exterior de América Latina. Asimismo, representan el 44% del total de flujos de Inversión Extranjera Directa de América Latina y el Caribe.

País por país

Ha quedado claro que juntos los miembros conforman una sólida fuerza comercial. En el TEG, serían buenos jugadores. Los números de su unión son muy atractivos pero, ¿qué pasa cuando cada uno está por su cuenta? ¿Cuáles son los números individuales?

Para responder esto, hablaremos de cada país por separado.

Nuestro vecino, Chile, tiene varias alternativas de inversión en una miríada de sectores como minería, servicios, industria alimentaria, infraestructura, turismo y energía.  Uno de sus principales pilares es la disciplina fiscal, las cuentas fiscales poseen una estabilidad sostenida en el tiempo.

Hoy Chile tiene 24 acuerdos comerciales con 63 mercados, que representan el 63,3% de la población mundial y el 85,3% del PIB global.

En México, el comercio con el exterior representa 60% del PIB. Posee una red de tratados de libre comercio que le dan acceso preferencial a 45 países, que generan dos tercios del PIB mundial y que cuentan con una población de 1.1 billones de personas.

Además, es líder en el sector de manufacturas avanzadas de alta tecnología y la exportación de bienes sofisticados.

Colombia, por su parte, está posicionada como la tercera economía en América Latina y uno de los países con mayor estabilidad económica en la región. En la actualidad, cuenta con 13 acuerdos comerciales vigentes que le permiten tener acceso preferencial a cerca de 1.500 millones de consumidores en importantes mercados.

Por último está el Perú que ha logrado importantes avances en su desempeño macroeconómico en los últimos años. Cuenta con una amplia variedad de recursos minerales importantes como también recursos pesqueros.

La Alianza tiene grandes expectativas para este país y apuesta a que para el 2050 sea una de las economías de más rápido crecimiento, posicionándose entre las 30 mayores economías del mundo.

Deja tu respuesta