Aprendé a invertir como el padre de las finanzas, Warren Buffett

Los 25 consejos que pondrán un rumbo fijo a tu carrera en el mundo de las inversiones de la mano del tercer hombre más rico del mundo mediante la estrategia de inversión de valor.

 

El tercer hombre más rico del mundo nació el 30 de agosto de 1930. Se trata de Warren Buffett, un hombre que se forjó una fortuna de 72.400 millones de dólares y se convirtió en el mayor accionista de Berkshire Hathaway, dedicada desde la venta de joyería hasta la fabricación de ladrillos.

Buffett estudió economía en Columbia Graduate Business School y recibió enseñanzas de Benjamín Graham, conocido como el padre de la inversión de valor.

La estrategia del padre de las finanzas

Allí aprendió una estrategia que aplicó en todas sus inversiones y que le ha permitido convertir 40 dólares en 10 millones de dólares al invertir en Coca-Cola, una de sus favoritas, cuando nadie confiaba en la productora y comercializadora tras la primera Guerra Mundial.

El Oráculo de Omaha, como es conocido, debido a que reside desde hace 37 años en la misma casa comprada por 31.500 dólares y tiene uno de los sueldos más modestos entre los millonarios.

¿Cómo lo hizo Warren Buffett?

Ha seguido la estrategia de la inversión de valor. Sólo invertir en compañías con sólidos fundamentales y siempre a largo plazo.

Sin más, a continuación te contamos cómo invertir igual que el padre de las finanzas:

  • Invertí solo en negocio que comprendas: una de sus máximas. No ingresa en negocios donde no termina de entender el modelo de negocio o la forma de generar dinero.
  • No jugués con el azar: los mercados son impredecibles. Realizar predicciones es una tarea prácticamente imposible. En cambio, hacer la tarea y estudiar el entorno es la mejor forma de hacer dinero.
  • Conocete: si sabés que no podrías ver como tus acciones se desploman a la mitad de su valor, entonces evitá las oportunidades que representen mayor riesgo. Inclinate por otras más fáciles.
  • Unas vacaciones no suenan mal: comprar y vender acciones puede ser adictivo. Si es necesario, Buffett prefiere mantenerse al margen del mercado por un tiempo. Nada de decisiones apresuradas.
  • Aprendé a decir no: contestar negativamente hasta puede hacerte ganar dinero si sabés cuándo hacerlo.

Contra la multitud

  • Hacé la tarea: Buffett solo compra acciones de compañías dominantes en el mercado con un historial medible y resultados a la vista, que además se haya instalado en la mente del cliente.
  • Limpiá todo a tu paso: es importante no cometer graves errores. Solo con esto, obtendrá resultados extraordinarios.
  • No seas tan optimista: sí, es un consejo real. La emocionalidad por una acción o un negocio puede opacar tu racionalidad, que es lo único que te hará ganar dinero.
  • Ir en contra de la multitud: otra de sus máximas. Comprá cuando todos venden y vendé cuando todos compran.
  • Conocé tu potencial: los altibajos del mercado se deben más a los comportamientos de los inversores que a las compañías. Podés usarlo a tu favor.

Largo plazo es la mejor inversión

  • No estás solo comprando acciones: tenés que comprender que ahora tenés en tus manos parte de una empresa.
  • Diversificá siempre: si realmente sabes en dónde tenés que invertir, ¿por qué hacerlo solo en una acción del sector. Puede que el sector sea masivo.
  • Los resultados anuales no lo son todo: mirá mucho más allá de esto. La evolución de una empresa en un período de cuatro a cinco años es un promedio más preciso.
  • Invertí a largo plazo: es un concepto que muchas veces escuchamos o leemos de Buffett. No a la especulación del mercado. El período ideal para conservar un activo es para siempre. Asegurate que sea una idea rentable.
  • El retorno de la inversión: es más importante que las ganancias obtenidas por acción. También debes darle peso al nivel de endeudamiento de la empresa y los márgenes de beneficios.

Siempre principios firmes

  • La cenicienta del cuento: poné un ojo en las compañías infravolaradas. Analizá las oportunidades de compañías consolidadas pero poco valoradas o que estén pasando por un mal momento transitoriamente. Los mercados bajistas son buenas oportunidades.
  • Paciencia es ganar dinero: esperá hasta conseguir el precio adecuado. Puede llegar a ser imposible de ejecutar para muchos inversores, pero puede ser una oportunidad única para quienes tienen conducta.
  • Compañías que generan efectivo: es esencial tener una buena base, una empresa con un buen flujo de dinero que no requiera grandes inversiones una vez que es puesta en marcha
  • Conservá el humor: “recordá que el mercado es maníaco-depresivo”, describe a menudo Warren Buffett.
  • Principios firmes: cuanto más extraño sea mover el mercado, más oportuno es para el inversor aplicado que se apega a principios firmes.

Más productividad, menos especulación

  • ¿Quién dijo que hay que ser un experto? No hace falta ser un erudito de las finanzas para alcanzas buenos retornos. Todo inversor debe conocer sus limitaciones.
  • Enfocate en la productividad futura del activo: debés ser consciente de que nadie puede prever la productividad futura de la inversión realizada.oncentrate en el campo de juego, no en el marcador. Las adquisiciones se realizando mirando a largo plazo, el enfoque que lo llevó tan lejos. Si no podés disfrutar los sábados y domingos sin ver cambios de precio, inténtalo entre semana.
  • Formarte opiniones generales es perder el tiempo: esto nubla tu visión y te aleja de los hechos importantes. Así Buffett se centra en las empresas que invierte confianza en su instinto.
  • Si te enfocás en las posibilidades de fluctuaciones de precios estás especulando. Hay que distinguir entre invertir por la productividad que se obtendrá e invertir por la experiencia de las fluctuaciones que experimentará el precio de la compra.

Deja tu respuesta