18 cuotas sin interés: enterate por qué no te convienen

La posibilidad de comprar en hasta 18 cuotas con la tarjeta de crédito se ha convertido en una herramienta de financiamiento esencial para los argentinos. Sin embargo, puede tratarse de un arma de doble filo. Descubrí a continuación por qué.

Para los argentinos, realizar compras con tarjeta de crédito en 18 cuotas sin interés o bien 12, se ha convertido en religión. No es para menos, esta alternativa permite a los ciudadanos adquirir bienes “aparentemente” sin costos adicionales, que de contado sería imposible siquiera pensar comprar.

Ahora que las compras online en Argentina se han popularizado y ante la galopante inflación que corroe el poder adquisitivo, esta modalidad de financiamiento ha cobrado aún más fuerza. Sin embargo, como no todo lo que brilla es oro, es importante que conozcas la letra chica de las compras en cuotas sin interés hoy.

//

18 cuotas sin interés: el lado oscuro

Aún cuando las altas tasas de interés impulsadas en marzo por parte del Banco Central (BCRA) ya comenzaron a descender, las empresas emisoras de tarjetas de crédito anunciaron para fines del primer trimestre del año un aumento de las tasas vinculadas a sus planes de compra en cuotas.

La medida se sumó al encarecimiento de las penalidades de pago por saldos vencidos y cuotas sin interés. De esa manera, las firmas Visa, American Express y FirstData (que opera a Mastercard, Argencard, Dinersclub, CMR Falabella y Cencosud) dieron a conocer incrementos de hasta 5% de las tasas en cuestión y su vigencia a partir de fines de marzo.  

A pesar de que la suba exacta de las tasas para comprar bajo este formato depende de la cantidad de cuotas, se trata de cifras significativas que más adelante vamos a presentarte. De igual manera, podés tener acceso a las tasas actualizadas que ofrece cada una de las operadoras, a través de la Web de cada una de éstas.

//

¿Cuánto pagas realmente cuando compras en cuotas?

Si bien en los últimos años, el valor agregado de comprar en 12, 18 o 24 cuotas sin interés era sacar ventaja de no incurrir en el pago de recargos y además aprovechar que la inflación terminaba por “licuar” el peso de las últimas cuotas, este año las cosas cambiaron.

El financiamiento al consumo se encareció de manera notable y los planes de crédito sin recargo se redujeron a su mínimo, provocando que el arte de “tarjetear” traiga consigo el riesgo de terminar pagando el doble del precio de un bien determinado.

Hasta el año pasado, una gran cantidad de comercios ofrecía la posibilidad de pagar en 12 cuotas sin interés todos los días cualquier producto, con la mayoría de las tarjetas bancarias, y 18 o 24 pagos en promociones especiales de fin de semana. A la fecha, la opción de pagar sin interés se redujo a 6 pagos, y la modalidad de 12 cuotas solo aplica en bienes seleccionados.

En el caso de los comercios más chicos, esta modalidad de financiamiento sin interés incluso desapareció.

Ahora bien, hablemos de números en detalle. ¿Cuánto te cuesta comprar en cuotas hoy?

De acuerdo con la última suba de tasas, Visa y Mastercard sugirieron a los comercios aplicar un recargo de alrededor de 15% para las compras en 6 cuotas. En el caso de las 12 cuotas, este extra alcanza más del 30%, en lo que a comprar en 18 cuotas se refiere el adicional es de casi 50%, mientras que en 24 se alcanza el 68%.

La suba del recargo para el financiamiento en tres cuotas también es de gran magnitud, llegando a ubicarse en 50% anual, sin incluir gastos de seguro y mantenimiento asociado al plástico.

tabla-cuotas-interes
La única manera de cubrirse a la hora de realizar compras en cuotas, es aprovechar promociones especiales o bien, valerse de la extensión del programa Ahora 12, disponible únicamente de jueves a domingo y sólo para algunos productos nacionales. 

El origen de estas subas tan pronunciadas radica en que la tasa efectiva de los créditos pasó de 30 a 45% anual a un rango de 55 a 65%. Ese incremento provocó que fuese muy costoso para los comercios sostener los planes de cuotas sin interés. Por ese motivo, comenzaron a limitarlas o bien, subieron mucho los precios de lista y con ello poder afrontar el mayor costo financiero al ofrecerlos.

¿Cómo saber en qué caso te conviene comprar en cuotas?

Es importante cuidarse a la hora de adquirir un bien y no pensar únicamente en si se podrá afrontar el pago de la cuota mensual propuesta para el financiamiento de determinado producto, bien se al comprar en 12 cuotas o en 18 cuotas. En esa línea, lo más conveniente es calcular a cuánto llega el precio final, sumando todos los pagos, y ver si el interés no es excesivo.

De acuerdo con el economista de Inversor Global y editor de Revancha Argentina, Nery Persichini, este fundamento es válido y expresa que “la decisión de comprar en 18 cuotas no sólo debe considerar el monto de cada cuota sino también el valor final a pagar. En este punto el consumidor siempre tiene que conocer o preguntar cuál es el Costo Financiero Total (CFT) de la operación”.

“El CFT es lo que efectivamente cuesta la operación. Contempla el cargo financiero (tasa de interés) y otros componentes como comisiones, intereses, IVA y otros gastos. Todo depende del CFT. Si el CFT es mayor a la inflación esperada, no conviene financiar en cuotas. En cambio, si el CFT está por debajo de lo que se espera en materia de evolución de precios, conviene sacar cuotas”, explicó el especialista.

//

Un aspecto clave a destacar es que las tasas aplicables al financiamiento de una compra en cuotas depende de las operadoras de tarjetas de crédito y no de las entidades bancarias que sirven de intermediarias y las entregan a sus clientes. De esa manera, cualquier novedad respecto al tema se maneja directamente por estas empresas y se informan directamente a los comercios que presentan planes de pago en cuotas.

Las transacciones de pago del resumen del plástico o del pago mínimo sí continúan a cargo de las entidades bancarias, así como las tasas vinculadas al incumplimiento de estos, que a la fecha pueden implicar costo de hasta 70% en algunos casos.

Aunque comprar en 18 cuotas sin interés parezca la opción más acertada, en la mayoría de los comercios se aplica este “interés oculto” al precio del producto ofrecido, de esa manera éste no acompaña a la tasa pero igual se cobra. Vos tenés a tu alcance la prueba de ello si te fijás que los establecimientos ofrecen un bien al mismo precio si se paga de contado o si se paga con tarjeta de créditos en cuotas.

Las tarjetas de crédito pueden ser un aliado para tus finanzas si sabés usarlas. Ahora que las compras online en Argentina están ganando terreno, podés valerte del plástico para adquirir bienes pero manteniendo la cautela.

Si querés conocer los aspectos claves sobre qué tenés que considerar a la hora de realizar compras virtuales en el país, ingresá al siguiente Informe Especial, totalmente gratuito que Inversor Global preparó exclusivamente para vos.  

Deja tu respuesta