Todos deberían temerle a Donald Trump… menos los inversores

El ya candidato republicano ha sabido expresar los miedos de muchos estadounidenses y usarlos para sumar votos, pero siempre hay oportunidades para obtener ganancias.

Donald Trump esparce miedo a lo largo de Estados Unidos del mismo modo en que crece su candidatura. A lo largo del último año ha explotado la paranoia y desconfianza, no sólo entre los americanos, sino en el mundo, pero hay un grupo que no tiene nada que temer…

El ya candidato republicano ha emergido en la delantera de los aspirantes a la nominación presidencial porque ha sabido expresar los miedos de muchos estadounidenses: a inmigrantes indocumentados, a terroristas islamistas, a acuerdos de libre comercio con China por los que se perderán empleos, y así seguiría la lista.

Pero repetimos, hay un grupo que sentiría la eventual presidencial de Donald Trump como una brisa pasajera: los inversores.

//

El origen del miedo

Lo primero ya lo mencionamos. Un presidente Donald Trump lanzaría una guerra comercial con China; aumentaría los impuestos a los ricos; podría interferir con la Reserva Federal sobre política monetaria y podrá romper las relaciones entre la Casa Blanca y el Congreso.

Todo eso siembra la incertidumbre en los mercados.

No es para menos. Muchos empresarios están desconcertados con las denuncias de Donald Trump sobre los altos salarios de jefes ejecutivos, la codicia de los banqueros y las ventajas tributarias de los administradores de fondos de Wall Street.

Por otra parte, ha amenazado a una gran cantidad de inmigrantes indocumentados, que permiten a las empresas estadounidenses nutrirse de una gran oferta de trabajadores con bajos salarios.

La soltura de Donald Trump

Pero mientras trata con severidad temas delicados, es cauto cuando se trata de incentivos.

Donald Trump también promete recortes de impuestos a los negocios y elogia las habilidades de los inversores más exitosos de Wall Street, como Carl Icahn, destacado por ser uno de los pocos partidarios del magnate con voz sobre Wall Street.

El excandidato presidencial Mitt Romney, quien dirigió la prominente firma de inversiones Bain Capital antes de entrar en política, ha advertido que bajo un gobierno de Donald Trump, el país se hundiría en una prolongada recesión.

Por supuesto, el candidato no lo cree así…

De hecho, ha alertado a los estadounidenses que si él no gana en la elección de noviembre, el próximo mandatario elegirá a un nuevo juez de la Corte Suprema que convertirá al país “en Argentina o Venezuela”.

La reacción en Wall Street

La forma de hablar enérgica e imprevisible de Donald Trump podría haber dado lugar a que ganara una gran ventaja en las primarias republicanas, pero creó gran ansiedad en Wall Street.

Los mercados aún no reaccionan a la sólida ventaja de Donald Trump en la contienda hacia la Casa Blanca. Hay incertidumbre sobre sus posibilidades reales de alcanzar la presidencia.

Lo cierto es que Donald Trump ha enfrentado cuatro quiebres de empresas, pero ha amasado una fortuna en el negocio inmobiliario estimada, según a quién se le pregunte, entre 4.500 millones y 10.000 millones de dólares.

Pero Wall Street no tiene demasiadas alternativas…

Según un estudio hecho por CNNMoney, se preguntó a dos docenas de los profesionales del mercado qué creían que la presidencia de Donald Trump significaría para el mercado de valores, pero la mayoría ignoró por completo la pregunta.

Pero quienes sí respondieron, no se contuvieron…

“No apto para el cargo”; “Un Washington disfuncional se volvería aún peor”; “¿Es su candidatura un truco de relaciones públicas?”.

Lo cierto es que los presidentes a menudo obtienen más del crédito que merecen por los movimientos del mercado. La Reserva Federal tienden a ser los impulsores más grandes de los precios de las acciones.

Buffett sin miedo

Esa indiferencia que un inversor debe tener la transmite perfectamente Warren Buffett, mejor conocido como el Oráculo de Omaha. “Si Donald Trump se convierte en Presidente, Berkshire Hathaway Inc. (Su empresa) seguirá teniendo éxito”.

A juicio de Buffett, el resultado de las elecciones presidenciales de noviembre es poco probable que cambie el hecho de que los EEUU sigue siendo un lugar “notablemente atractivo para hacer negocios”.

Buffett, que ha criticado muchas veces a Trump en el pasado y despreciado el pesimismo de los políticos sobre el país, ha mirado más allá de la angustia de los votantes para una visión más amplia de las perspectivas económicas de Estados Unidos.

De hecho, Buffett va más allá: “muchos estadounidenses creen que sus hijos no vivirán igual de bien que ellos. Ese punto de vista es totalmente errado. Los bebés que nacen en Norteamérica hoy, serán los ciudadanos más afortunados”.

De hecho, si querés aprender en dónde ganar dinero en una era Donald Trump, preparamos un Informe Especial, donde de forma totalmente gratuita, podés ver el portafolio del magnate.

Comment 1

  1. Leito Collado

Deja tu respuesta