¿Por qué es tan cara la nafta con el petróleo tan barato?

La gasolina en Argentina es la segunda más cara de América Latina con un precio de 1,22 dólares al tipo de cambio oficial, sólo por detrás de Uruguay.

Los precios del petróleo despertaron de su letargo, pero se encuentran lejos de los niveles de 2014. Alrededor del mundo, los consumidores celebran esta crisis al observar como los combustibles se abaratan día a día, pero esto no ocurre en la Argentina, donde la nafta es la segunda más cara de Latinoamérica.

Sí, aparentemente no tiene sentido, pero en esta nota te explicamos por qué se da este fenómeno.

Vamos a ponernos en contexto: el West Texas Intermediate (WTI), el barril que se usa como referencia en la Argentina, está en 43,88 dólares, muy lejos del fondo que tocó en febrero al cotizarse en 26 dólares.

Pero la línea que dibuja la nafta es muy diferente…

Nafta en ascenso

Desde que asumió Mauricio Macri, los combustibles acumulan una suba del 31%, motivada por la devaluación y el atraso registrado durante la era kirchnerista.

El más reciente se ejecutó el domingo pasado, desde cuando rige un aumento del 10% en los combustibles, con lo que los surtidores argentinos escalaron al segundo puesto de los más caros en Argentina, según los precios de referencia que toma Global Petrol Price.

Uruguay vende la nafta más cara de Latinoamérica con un precio por litro de 1,39 dólares, mientras que en Argentina es de 1,22 dólares al tipo de cambio oficial.

Le sigue en el ranking a Chile con un precio de 1,11 dólares y a Brasil, donde cuesta 1,09 dólares. La nafta más barata, mientras tanto, se consigue en Ecuador. Allí el litro cuesta 0,399 dólares, la tercera parte de lo que cuesta en Argentina.

El país que preside Rafael Correa quedó en ese lugar luego de que, en febrero, el presidente Nicolás Maduro anunciara el primer aumento de los combustibles en 17 años en Venezuela, donde la nafta se vende a 0,60 dólares.

Juan José Aranguren, ministro de Energía, no ha descartado futuros incrementos, aunque esto claro, depende de la evolución del precio del crudo a escala internacional.

Sin embargo, pasaron horas hasta que Macri lo contradijo y aseguró que no habrá nuevas remarcaciones en lo que resta del año.

Argentina a la inversa

El litro de nafta súper, el de referencia, siempre mantuvo un precio al público en torno a un dólar.

Más allá de las oscilaciones propias de los costos de hidrocarburos y del tipo de cambio en el país, esa relación se mantiene aún con la impactante caída de los hidrocarburos.

El rubro energético en la Argentina debe afrontar una serie de obstáculos para desarrollarse: la devaluación del peso, la caída de precios internacionales, los costos internos en alza por la inflación y la urgencia de inversiones para aumentar la producción.

¿Cuál es la consecuencia inmediata?

Argentina tiene la particularidad de ser un país donde los combustibles son cada vez más caros, mientras en el mundo se paga menos por ellos.

 //

Detrás de la nafta más cara

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, ha identificado tres causas por la que los consumidores pagan hoy poco más del doble que el precio internacional:

          1. Recordar de dónde venimos. En los últimos 12 años, cuando el precio internacional estaba por arriba de 100 dólares el barril y en la Argentina estaba entre 40 y 60, hubo una transferencia de ingresos que evitó las inversiones.

 

 

        • Actualizar el precio a escala internacional provocaría que mucha gente quedara fuera de su puesto de trabajo en las nueve provincias que producen petróleo y gas-

 

 

        • No hay facilidades logísticas en la Argentina para importar lo equivalente a la producción local, porque según el Ministro, no hay canales de acceso con dragado adecuado, ni facilidad de almacenaje.

 

Claro, podríamos agregar un cuarto factor… El nivel del tipo de cambio de peso por dólar, porque su relación casi siempre ha estado vinculada a decisiones de política económica y por debajo de los valores de equilibrio que requiere la industria, que salvo casos contados tiene menos productividad y competitividad que la agrícola.

 

¿En dónde impacta la suba de la nafta?

El sostenido aumento de la nafta durante 2016 ha generado un efecto alcista en el costo del movimiento de carga, no sólo para la exportación, con el consecuente impacto negativo para la competitividad de la exportación, más aún porque el dólar se mueve a la baja, sino para el consumo. ¿Quiénes se ven afectados? Todo tipo de alimentos, ropa, calzado, productos de electrónica e incluso bienes durables como artefactos para el hogar, autos y motos. También insumos como laminados de acero, plástico, químicos, textiles, papel y cartón. De ahí que la población ya sabe que cada vez que el Gobierno eleva el precio de los combustibles automáticamente se genera un efecto dominó de la mayor parte de los precios de la economía, incluida la tasa de interés y alimenta el rezago en los salarios. Si deseas pasar de la información a la inversión, preparamos un Informe Especial gratuitamente donde podés revisar cuáles son las formas de invertir en el sector petrolero, caracterizado por ser uno de los más sólidos en el mundo.

Deja tu respuesta