¿Podés adivinar qué país jamás va a caer en default?

El candidato republicano, Donald Trump, ha señalado que hay una nación que nunca suspenderá sus pagos porque imprime todo el dinero que necesita.

“Nunca habrá default”, una frase que corresponde al magnate y aspirante a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, quien ha afirmado que su nación jamás deberá preocuparse por una posibilidad de cesación de pagos, pero ¿por qué?

La razón es simple pero igual de controversial que todas las frases que suelta Donald Trump: Estados Unidos es responsable de la impresión de dinero.

“La gente dice que quiero ir, comprar deuda y declarar un impago, pero están locos. Es el gobierno de Estados Unidos. Nunca tendría que suspender pagos porque imprimes el dinero, odio decirlo, ¿ok? Nunca habría cesación de pagos”, repetía en una entrevista televisiva ante CNN.

Donald Trump: el rey de la deuda

En días anterior, Donald Trump se calificó a sí mismo el rey de la deuda, dejando en claro que le encanta incurrir en esta práctica para financiar sus proyectos.

Pero también ha sostenido que sería capaz de reducir la deuda de Estados Unidos, que es de alrededor de 19 mil millones de dólares.

Los comentarios de Donald Trump se contraponen a las políticas que defiende el Partido Republicano, una fracción que tiende a reducir el gasto con la finalidad de equilibrar las finanzas del Estado.

¿Cómo hace Estados Unidos?

La Oficina de Grabado e Impresión de los Estados Unidos (BEP, por sus siglas en inglés) se encarga de crear el papel moneda. Se trata de una agencia que es parte del Tesoro.

Pero no es así de fácil como dice Donald Trump…

//

Sólo la Reserva Federal (FED), es decir el Banco Central de Estados Unidos, un órgano independiente, puede instruir al BEP que imprima dinero.

¿Qué sucede normalmente? La FED llama, una vez al año, a la BEP con un pedido exacto del dinero que necesitan.

La última vez que se hizo ese llamado fue en julio de 2015, cuando la FED ordenó la impresión de 213 mil millones de dólares.

FED: sin ver a los lados

Pero la FED sólo persigue dos objetivos cuando ordena la impresión anual:

  1. Sustituir las facturas destruidas debido a que ya no son utilizables.
  2. Anticipar cuánto dinero adicional se necesitará para que la economía crezca.

Sin embargo, cuando Donald Trump habla de imprimir dinero, normalmente no se refieren a fabricar más billetes o monedas.

De hecho, los billetes físicos en Estados Unidos apenas representan 10% de la oferta monetaria en la economía. El otro 90% está en forma electrónica, ya sea en cuenta corriente o de ahorro en los bancos y es una cantidad que crece hasta 12,7 billones de dólares.

En lugar de imprimir dólares, es más rápido para la FED obtener dinero mediante la compra de bonos de algún banco. Simplemente pagan estos instrumentos con activos.

La FED se ha dedicado a esta tarea desde la Gran Depresión de 1929 y se le ha llamado “flexibilización cuantitativa”.

¿Cuál es la idea detrás de esto?

El objetivo es conseguir más dinero en las bóvedas de los bancos y así engrasar el sistema financiero. En 2008 y 2009, la crisis financiera se vio agravada por el hecho de que muchos grandes bancos no tienen suficiente dinero en efectivo para hacerse cargo de las deudas y la FED tuvo que intervenir.

¿Imprimir dinero es una mala idea?

Cualquier universidad estadounidense enseña que imprimir dinero es una mala idea para la economía, pero te has preguntado ¿por qué?

Básicamente, cuando un gobierno imprime más dinero pierde valor. En Latinoamérica es una práctica bastante común dirigida a mantener el elevado gasto del Estado para generar la ilusión de que se puede consumir más, cuando en realidad necesitan financiamiento.

Un ejemplo para verlo con claridad: si existen 5 manzanas y 5 pesos, el valor será de un peso cada fruta, pero si decide duplicarse la cantidad de billetes y la cosecha se mantiene igual, entonces las manzanas costarán dos pesos.

//

Zimbabwe es el ejemplo más radical de lo que puede pasar con una exacerbada impresión de dinero en la economía. Imprimió tanto dinero que un pan llegó a costar un billón de dólares locales y la economía se estancó.

Lo que se teme con los comentarios de Donald Trump es que trataría de forzar a la FED a expandir la oferta de dinero, lo que perjudicaría su independencia y que imprimiría dinero únicamente porque el Gobierno no tiene suficiente para pagar sus cuentas.

Lo que busca Donald Trump es muy diferente de lo que la FED ha estado haciendo al conseguir más dinero para aumentar el crédito y crecimiento económico.

De hecho, se parece bastante a lo que hizo Zimbabwe, una lección que se aprendió de la peor manera.

//

Deja tu respuesta