Nuevos billetes: entérate todas las novedades

La emisión de nueva moneda responde a una necesidad para el mejor funcionamiento de cajeros automáticos y la reducción de costos de traslado de efectivo.

Confirmado: en junio circulará el billete de 500 pesos y en octubre uno de 200 pesos. La emisión de moneda de mayor denominación ha sido fuente de diversas polémicas, pero ¿harán la vida más fácil o más complicada?

Entérate de todas las novedades a continuación:

Nuevos billetes, ¿cómo son?

El billete de 500 tendrá un tono verde y estará ilustrada con un yaguareté, animal típico del nordeste del país. El de 200 pesos conservará la imagen de la ballena austral y el tono azulado.

Desde que los nuevos billetes fueron anunciados generó una polémica por la imagen de animales autóctonos que tendrán.

Incluso se avanzó en la modificación del diseño del billete de 200 pesos porque en la presentación original la ballena franca austral que lo ilustra estaba dibujada al revés.

¿Qué viene después?

El programa del Banco Central también contempla la emisión de billetes de 1.000 pesos para el año próximo.

Además, durante 2017 se acuñarán nuevas monedas de 5 y 10 pesos, que se sumarán a las de 1 y 2 pesos que existen hoy en día.

También habrá una nueva serie de billetes de 20, 50 y 100 pesos a partir del próximo año.

La nueva familia de billetes de mayor denominación convivirá durante un tiempo con los actuales circulantes.

¿Por qué no tienen imágenes de los próceres?

La nueva familia de billetes tendrá como temas la fauna autóctona argentina y diversas regiones del país. Ya no habrá lugar para figuras de la historia, sino para la naturaleza.

La presencia de signos de la fauna típica de países en billetes es una tradición que existe en naciones como Brasil, Venezuela o Sudáfrica.

La intención del cambio es “resaltar la generosidad de la naturaleza haca la Argentina y, al mismo tiempo, enfatizar la importancia de preservar y promover la biodiversidad.

Con la elección de la fauna y de regiones argentinas, el BCRA procura también un punto de encuentro con todos los argentinos que puedan sentirse representados en la moneda local.

¿Por qué se fabrican nuevos billetes?

De acuerdo con el Banco Central, la emisión de nuevos billetes responde a una necesidad práctica para el mejor funcionamiento de cajeros automáticos y la reducción de costos de traslados de efectivo.

Claro, la máxima autoridad financiera aclaró que alentará también el mayor uso de los medios electrónicos de pago, una posición que el titular del organismo, Federico Sturzenegger ha defendido en público.

¿Cuál es la posición de Sturzenegger?

El año pasado, cuando las elecciones aún estaban lejos, Sturzenegger plasmó una polémica frase: eliminar el billete de 100 pesos sin reemplazarlo por ningún otro de mayor denominación.

¿Por qué? El efectivo facilita enormemente las transacciones de la economía informal. Un billete de mayor denominación, a su juicio, mejora la eficiencia del sector en negro.

¿Y qué busca?

Recorrer el camino inverso. Por eso se obligó a la apertura de cuentas bancarias gratuitas y la semana pasada reveló que el objetivo era avanzar hacia una bancarización al estilo sueco, que consistiría en eliminar el uso del dinero en efectivo de la economía.

¿Cómo lo hicieron en Suecia? Fomentaron los mecanismos posibles de pagos electrónicos o celulares e incentivando el uso de tarjetas de débito y crédito.

¿De verdad se necesitan nuevos billetes?

Sí, en principio, es algo irrefutable: hoy el billete de 100 pesos vale una fracción de lo que se apreciaba hacia 10 o 15 años.

Según Iván Carrino, editor de El Diario del Lunes, Argentina funciona con un billete de 100 pesos que equivale a unos 7 dólares. “Imaginemos la economía de Estados Unidos funcionando con ese billete únicamente”.

El Gobierno kirchnerista no quiso emitir mayores denominaciones porque sería equivalente a admitir el aumento de precios que el INDEC solapaba.

A eso se suma que en las sucursales bancarias, las colas se hacen interminables, los cajeros se vacían con rapidez y dejan altos costos de reposición, embolsados por las empresas contratados para recargarlos.

¿Qué ahorro conllevan los nuevos billetes?

La emisión de nuevos billetes supone una fuerte reducción de costos logísticos financieros, que se reducirían hasta en 50% para las transportadoras de caudales, y por ende a los bancos, dado que el procesamiento de dinero requerirá de menos tiempo y espacio.

Las empresas de transporte de caudales tienen dos grandes costos: el transporte y el procesamiento de billetes.

El ahorro se observará cuando las empresas lleven menos billetes a los cajeros automáticos, que constan de cuatro gavetas con capacidad para introducir tres mil billetes cada una –actualmente repletas de billetes de 100 pesos-, por lo que llenar todas las ranuras necesita de 12 mil billetes.

¿Más billetes = más inflación?

No, contesta Carrino, al explicar que si el Banco Central va a imprimir 100.000 billetes, por ejemplo, durante 2016, entonces simplemente debe seguir su programa.

En vez de imprimir un montón de billetes de 100 pesos, ahora se puede imprimir la mitad de esta denominación y se pueden hacer otros como el de 500 pesos, de modo que no se dispara la inflación.

Sin embargo, como te contábamos en esta nota, en el mundo se está librando una guerra contra el dinero en efectivo. Si querés saber en qué consiste y por qué está sucediendo, podés acceder a este Informe Especial  que Inversor Global preparó gratuitamente para vos.

Deja tu respuesta