¿Inflación de 17% en 2017? No me hagás reir…

El titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, reiteró sus optimistas metas inflacionarias para el cierre del año próximo. Sin embargo, la realidad no parece estar caminando a la par de los objetivos propuestos.

Hablar de una inflación “alarmante” como novedad en un país que se ha visto azotado por la misma desde hace ya muchos años, no tiene absoluto sentido. Hay que hacer foco en otra dirección: las expectativas.

El ritmo acelerado de avance en los precios en la Argentina es un mal que nos acompaña desde hace rato. Sin embargo, las expectativas generadas por el cambio de Gobierno, así como los planes anunciados por la nueva gestión con respecto al tema generaron una esperanza que ha tenido que soportar un fuerte estrellón contra la realidad.

En el mes de  abril tuvimos una inflación descomunal. Fue la más alta en 14 años, al promediar un 7%.  No obstante, conocemos la raíz del asunto.

Con ello nos referimos al aumento de las tarifas en los servicios y la quita de subsidios. Desde el gobierno aseguran que se trata de una etapa de transición, en la que el núcleo inflacionario es el más susceptible a los cambios. En esa línea, para el segundo semestre del año debería comenzar a verse una desaceleración en el aumento de precios.

A pesar de la resistencia del indicador, la administración macrista mantiene las metas establecidas en enero, con respecto a cerrar 2016 con una inflación de 25%. La realidad claramente dice otra cosa y las consultoras privadas lo avalan, al pronosticar una inflación de entre 31 y 33% para fines de diciembre.

Pero la historia no termina acá. Recientemente, el titular del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, expresó lo que tal vez ya coquetea con el injustificado optimismo.

//

¿Qué dice Sturzenegger?

El presidente del BCRA, hace poco presentó ante la Cámara de Senadores los objetivos de la política financiera y monetaria e insistió que para 2017 la inflación se ubicará entre 12 y 17%. En la misma línea, explicó la importancia de las altas tasas de interés que rigen en la Argentina, al tiempo que aseguró que para 2019 el alza de precios se situaría en torno al 5%.

Se espera que una vez inicie la desaceleración de precios en el segundo semestre del año, la tendencia continúe hasta cierre de 2017 y con ello, alcanzar la meta propuesta.

Las probabilidades juegan en contra de este objetivo que peca de optimista  y esto no es un mero juicio de valor. No malinterpretes lo que decimos. Claramente la inflación va a descender pero no necesariamente hasta menos 17% o menos en tan poco tiempo.

//

La administración macrista logró reducir de 40% a 29% la cantidad de billetes que el BCRA imprime mes a mes, desde su llegada al poder. Sin embargo, para continuar este proceso y reducir el déficit se ha valido de medidas como el recorte de subsidios, que a corto plazo genera inflación pero a la larga la reducen gracias a un menor gasto y por ende, una menor emisión.

La idea no es marearte con tecnicismos, sino dejarte claro que se trata de un proceso lento, puesto que llevará un tiempo hasta que las nuevas politicas macristas en materia económica y financiera surtan efecto sobre los precios.

Y no estamos solos en esta postura. El consenso de las consultoras privadas sugiere que la inflación para la fecha señalada se ubicará en 19,5%, y algunas más entusiastas se inclinan por el 18,4%. Según las proyecciones el estimado de avance mensual en el indicador sería de 2% aproximadamente, ya que se debe tener en cuenta que se producirán nuevos incrementos de precios regulados en el futuro cercano.

//

El recelo

Otro aspecto clave a tener en cuenta es que en el mes marzo, el Gobierno estableció la utilización del índice de precios de la Provincia de San Luis para calcular el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), dejando de lado las estadísticas porteñas a la hora de medir el avance del indicador inflacionario.

La sentencia generó un debate con respecto a que tan adecuado es utilizar este parámetro para medir el incremento en los precios de todo el país, por lo que la objetividad del Gobierno con respecto a esta temática sensible se ha puesto en tela de juicio. Si a esto se suma la resistencia que muestra la inflación para ceder al ritmo proyectado, las teorías especulativas en torno al asunto se proliferan.

EL BCRA tiene una gran responsabilidad sobre sus hombros en lo referente a las metas inflacionarias y vos no tenés tiempo de preocuparte por adivinar que va a suceder. Lo que tenés que hacer es ocuparte de que el aumento de los precios no consuma tus ahorros.

Existen maneras de evitar que esto suceda y lo que es mejor aún, multipicar tu plata a través de esta.

Si querés conocer 7 alternativas para cubrirte de la inflación en la Argentina hoy, podés acceder a este Informe Especial, totalmente gratuito que Inversor Global preparó para vos.

Deja tu respuesta